Introducción

La tradición inunda el ambiente. Un horno que nunca se ha apagado, mobiliario de época con miles de anécdotas que contar y una bodega que data del año 1506, es en pocas palabras cómo se resumiría este restaurante. Concretamente el restaurante con más años en funcionamiento de todo el mundo, desde 1725 sin parar de dar comida a sus comensales. Bienvenidos a ‘Sobrino de Botín‘.

Ubicación

Localizado en el corazón de Madrid, al lado de la Plaza Mayor, en la calle de cuchilleros, se encuentra el restaurante que lleva más años en funcionamiento del mundo. No hay que desviar mucho la mirada al pasear por esta calle para encontrarnos con el local, un local que guarda mucha historia en su interior.

decoración tradición
Interior del restaurante

Historia

Los comienzos de este local se remontan al año 1725, cuando el cocinero francés Jean Botin y su mujer abrieron una pequeña taberna en una calle llena de comerciantes. Aunque actualmente la especialidad sean los asados, al principio estaba prohibido vender carne, vino o cualquier tipo de comida dentro del local, lo único que se podía hacer era cocinar en el momento con los ingredientes que traían los visitantes.

Después de que Jean y su mujer fallecieran sin descendencia, un sobrino de Botin cogió las riendas del negocio, desde ese día se le cambió el nombre por «Sobrino de Botín«. Después de algunas reformas durante el siglo XIX, la familia González adquirió el negocio el cual todavía continúa en las manos de la familia a dia de hoy. Antes de la entrada de los nuevos propietarios, solo la planta baja y la primera planta se dedicaban al restaurante. El almacén se utilizaba para guardar todo lo necesario para el funcionamiento del local y la segunda y tercera planta era donde vivía toda familia.

La joya de la corona

Sin duda la piedra angular del restaurante es el horno de leña. El horno de hierro fundido, tradición en este edificio, lleva presidiendo gran parte de la cocina durante casi 300 años, gracias a él y a la madera de encina, la gran mayoría de los platos que se sirven en el restaurante tienen ese toque especial tan característico. Otro dato a destacar del horno es que según el encargado del local, el horno nunca se ha apagado en los últimos 293 años que lleva funcionando el negocio. Sin duda un dato a remarcar.

horno de hierro forjado
Cocinero vigila que los asados se cocinen correctamente

La bodega

La bodega que data del año 1506, esta tal cual estaba antes, no se ha tocado nada, actualmente se utiliza generalmente para guardar una larga colección de vinos a la temperatura ideal para que el vino de lo mejor de sí. Sin duda es muy recomendable pedir un vino mientras nos deleitamos con algunos de sus platos.

Platos típicos

Los platos que se sirven en el local se basan en la cocina castellana y madrileña. Siendo los asados de cochinillo y cordero hechos al horno de leña los más demandados por los clientes. Las sopas también cobran importancia, sobretodo la sopa castellana y la sopa de pescado. En el apartado de postres es una tradición encontrarnos con pestiños, bartolillos y flan de huevo. No es un restaurante de vanguardia como bien dicen sus responsables, pero de bien seguro que comeremos bien y a gusto en un ambiente único.

cantantes españoles
Si tenemos suerte podremos escuchar música en vivo mientras disfrutamos nuestra comida

Fuentes