Cada 24 de diciembre por la noche millones de personas reciben la visita de un hombre de baja estatura y con unos kilos de más vestido con un atuendo rojo bastante llamativo el cual se le suele llamar “Santa Claus”.

También conocido como Papá Noel o San Nicolás, este personaje se encarga de repartir regalos a todos los niños del mundo, pero, ¿De dónde viene? ¿Porque lo hace? Y más importante aún ¿Cómo lo hace posible? hoy vamos a resolver todas esas dudas y mucho más ¡Comenzamos!

via GIPHY

¿Cuál es origen del personaje de Santa Claus?

La leyenda de Santa Claus y todo lo que envuelve a su personaje, es gracias al obispo San Nicolás, también conocido como San Nicolás de Myra (en Oriente, por su lugar de fallecimiento) o San Nicolás de Bari (en Occidente, por el lugar donde fueron trasladados sus restos). Nicolás nació alrededor del año 280 en la ciudad de Patara, en la actual Turquía. Él era hijo de una familia adinerada y creció bajo influencia de sus padres, cada una bien diferente.

Su padre quería que siguiera su profesión, navegando los mares como comercial, mientras que su madre quería que fuera sacerdote como su tío, el obispo de Mira.

Nicolás no llegó a decidir su profesión, la enfermedad de la peste decidió por él. Sus padres, intentando ayudar a los enfermos de la ciudad, contrajeron la enfermedad y murieron. Nicolás, en estado de shock por la situación de su pueblo y la muerte de sus padres, decidió repartir todos sus bienes entre los más necesitados y trasladarse a vivir con su tío para convertirse en sacerdote.

nicholas
Retrato de San Nicolás de 1294 | Fuente: Wikipedia.org

Ya con 19 años y convertido en sacerdote, Nicolás siguió mostrando su generosidad con los más necesitados y años más tarde, cuando su tío falleció, fue elegido para reemplazarlo como obispo. Aunque la decisión no fue unánime.

Cuenta la leyenda que varios sacerdotes y obispos se encontraban discutiendo sobre quién sería el futuro obispo, pues el anterior había fallecido. Al no ponerse de acuerdo, se decidió que fuera el próximo sacerdote que entrase en el templo, que casualmente fue Nicolás de Bari.

Durante su época como obispo, ordenó erradicar cualquier culto pagano, como por ejemplo el templo de Artemisa en Myra, así como otros edificios paganos.

Más tarde fue encarcelado por decreto en nombre del emperador Licinio por ser cristiano y como castigo se le quemo la barba. Posteriormente fue liberado por el emperador Constantino.

Fuente: Wikipedia.org

San Nicolás se caracterizaba por tener unas conversaciones con una dulzura exquisita, logrando que fueran grandes y sinceras, a pesar de su discreto talento especulativo y orador que tanto gusta a los orientales. Sin embargo, cuando se trataba de proteger a los más débiles de los poderosos, San Nicolás, a pesar de su avanzada edad, actuaba con gran arrojo y vigor.

Murió el 6 de diciembre del año 343 en Myra, aunque sus restos descansan en la ciudad de Bari, en Italia. Esto fue debido a que durante la conquista musulmana de Turquía un grupo de cristianos sacó de su tumba en secreto las reliquias del santo y se las llevó a la ciudad de Bari, donde se construyó una basílica en su nombre.

En esa ciudad se le adjudicaron tan admirables milagros al rezarle a este gran santo, que su culto llegó a ser sumamente popular en toda Europa. Es Patrono de Rusia, de Grecia y de Turquía. En Roma ya en el año 550 le habían construido un templo en su honor.

Los milagros de San Nicolás

A San Nicolás se le han asignado muchas leyendas e historietas en su nombre, gracias a ello se ha labrado una fama que con los años ha devenido en la figura actual de Santa Claus. Algunas de ellas son las siguientes:

  • Cuenta la leyenda que un padre de tres hijas no podía pagar el dote de ninguna de sus hijas, condenándolas a ser vistas como unas “Solteronas” algo muy mal visto para la época. Nicolás al enterarse de la situación, cuando las hijas ya tenían la edad de casarse, le regaló a cada una una bolsa llena de monedas de oroPero no lo hizo en mano, si no que cuenta la leyenda que entraba por la ventana y introducía la bolsa dentro de los calcetines de las niñas, que colgaban sobre la chimenea para secarlos.

 

  • También se le considera el Patrono de los marineros, porque según cuenta otra historia, estando algunos de ellos en medio de una terrible tormenta en alta mar y viéndose perdidos, los marineros empezaron a rezar y a pedir a dios que el Obispo Nicolás les salvará. En ese preciso momento la figura de San Nicolás apareció y apaciguó las aguas.

 

  • Su gran admiración y bondad con los niños viene también por otra leyenda, donde se indica que alguien (algunas versiones sugieren un carnicero) acuchilló a varios niños. Entonces Nicolás al enterarse de la situación, rezo por ellos, lo que hizo que los niños se curarán inmediatamente.
San Nicolás salva a tres inocentes de su muerte | Fuente: Wikipedia.org

Del «Obispo San Nicolás» a Santa Claus y Papá Noel

Los holandeses con la ayuda de los americanos y la empresa Coca-Cola han transformado a San Nicolás en un personaje totalmente diferente que nace sobre todo con el objetivo de mantener la festividad de la navidad, pero sobretodo de que la gente compre regalos y gaste dinero para estas fechas.

Todo empezó alrededor del año 1624. Cuando los inmigrantes holandeses fundaron la ciudad de Nueva Ámsterdam, más tarde llamada Nueva York, se llevaron consigo, como no, sus tradiciones y mitos, entre ellos el de Sinterklaas (San Nicolás en español), su patrono (cuya festividad se celebra en Holanda entre el 5 y el 6 de diciembre).

El original Sinterklass | via GIPHY

Fue cuando en 1809, el escritor Washington Irving escribió una sátira llamada “Historia de Nueva York”, en la que deformó completamente el comportamiento del querido santo holandés, Sinterklaas, y como no, traduciendo su nombre para darle un toque más anglosajón con el nombre de Santa Claus.

Años más tarde el poeta Clement Clarke Moore publicó en 1823 un poema donde dio cuerpo al actual mito de Santa Claus, basándose en el personaje de Irving. En ese poema se menciona a un Santa Claus, que aun siendo gordo, es ágil como un duende; que regala juguetes a los niños en la víspera de Navidad y que se transporta alrededor del mundo en un trineo tirado por ocho renos (aunque no incluye a Rudolph, ya que se inventó posteriormente).

Posteriormente, en el año 1863, se le asignó a Santa Claus una frondosa barba blanca y un carácter bonachón con todo el mundo, aunque en especial con los niños. Esto fue gracias al dibujante Thomas Nast, quien diseñó este personaje para sus tiras navideñas en Harper’s Weekly. Allí adquirió su peculiar vestimenta roja, la cual Thomas tomo de referencia las vestimentas que utilizaban antiguamente los obispos. Para este entonces Santa Claus ya no se parecía en nada al original “San Nicolás”.

A mediados del siglo XIX, la figura del Santa Claus estadounidense se exportaría a Inglaterra y de allí a Francia, donde se fusiono con el Bonhomme Noël, el origen de nuestro Papá Noel, quien tenía un parecido físico con Santa Claus, pero vestía de blanco y tonos dorados.

Posteriormente, a finales del siglo XIX, se crearía a partir de un anuncio estadounidense de la Lomen Company, la tradición de que Papá Noel procedería del Polo Norte, y se popularizarían completamente los renos navideños como medio de trasporte de Santa Claus.

A comienzos del siglo XX en 1902, en el libro infantil The Life and Adventures of Santa Claus de L. Frank Baum, se explica la historia de cómo Santa Claus obtuvo la inmortalidad y su reconocimiento como santo.

En el mismo siglo XX, la empresa Coca-Cola encargó al pintor Haddon Sundblom que remodelara la figura de Santa Claus para hacerlo más humano y creíble. El objetivo era crear un personaje a medio camino entre lo simbólico y lo real, la personificación del espíritu navideño y la felicidad de Coca-Cola.

Basándose en San Nicolás, creó un personaje entrañable, cálido y amigable que rápidamente caló entre el público y contribuyó a fijar la imagen definitiva de Papá Noel. Sundblom estuvo dibujando anualmente a Papá Noel para Coca-Cola hasta 1964, aunque posteriormente se han creado más piezas basadas en su trabajo.

Hay muchas ilustraciones y descripciones casi fidedignas anteriores al anuncio, como la de Thomas Nast (1869) o St. Nicholas Magazine (1926), entre otras.

Eso sin considerar además las antiguas representaciones religiosas del obispo San Nicolás de Mira o San Nicolás de Bari, en las que es común el color rojo y blanco de la vestimenta religiosa, si bien es cierto que desde mediados de 1800 hasta principios de 1900 no hubo una asignación concreta al color de Santa Claus, siendo el verde uno de los más usados.

Por lo tanto, se considera que la campaña masiva de Coca-Cola fue una de las principales razones por las cuales Santa Claus terminó vestido de color rojo y blanco.

via GIPHY

En cuanto al lugar donde vive Papá Noel y todos sus compañeros, como la leyenda se originó en el Hemisferio Norte, a principios del siglo XX se esparció la idea de que viviría en el Polo Norte. Sin embargo, hay que recordar que existen otros lugares cercanos postulados como su hogar, los cuales son: Laponia sueca, Laponia finlandesa y Groenlandia, puesto que el Polo Norte está en medio del Océano Ártico.

El Santa Claus o Papá Noel moderno

Actualmente, el Santa Claus de ahora viviría en las proximidades del Polo Norte junto a la Señora Claus y una gran cantidad de Duendes navideños, que le ayudan en la fabricación de los juguetes y otros regalos que le piden los niños a través de sus cartas.

Para poder transportar los regalos, Papá Noel los guardaría en un saco mágico y los repartiría a las 00:00h del día 25 de diciembre, en un trineo mágico volador, tirado por «renos navideños», dirigidos por Rodolfo (Rudolph), un reno que ilumina el camino con su nariz roja, brillante y potente, siendo este el último en agregarse a la historia.

Santa Claus para poder entregar los regalos, por norma general, entraría a través de la chimenea u otros orificios en el caso que no tuviera. Debido a su cuerpo corpulento se transforma previamente en humo mágico.

Para saber si los niños se merecen un regalo, Santa Claus dispone de sus duendes que vigilan sin descanso a todos los niños del mundo con tal de informar a Santa Claus de cómo se han comportado durante el año.

Así, si un niño se ha comportado mal, en vez de darle un regalo, se le daría carbón como castigo. Actualmente, se puede comprar carbón hecho de azúcar que venden en multitud de establecimientos por navidad ya se para gastar una broma o como si fuera una golosina.

Santa claus también se adapta a las nuevas tecnologías para saber qué niños han sido buenos | via GIPHY

Otras figuras navideñas en España

  • En el País Vasco y Navarra, existe la figura del Olentzero, un carbonero bonachón, el cual el día de Navidad baja del monte hasta los pueblos con un saco lleno de regalos para repartirlos entre los niños.
  • En Cataluña el Tió de Nadal, es una de las más curiosas figuras navideñas. En esencia es un gran tronco que se coloca en la casa, dándole de comer a partir del 8 de diciembre. Llegada la Navidad, antaño se le prendía fuego y ahora sólo se le dan golpes, para obligarle a defecar regalos y todo tipo de chuches.
  • En Galicia es famosa la figura del Apalpador, el cual, como su vecino del País Vasco, es un carbonero afable que baja de los montes tanto la noche del 24 de diciembre como la del 31 de diciembre para regalar castañas y algún regalo a los niños.

Fuentes