Un cigarrillo electrónico es un dispositivo que funciona gracias una batería que permite emitir vapor con nicotina (o sin nicotina), para que el usuario lo inhale. Su objetivo es proporcionar una sensación similar a la inhalación de humo de tabaco, sin el humo.

También conocidos como vaporizadores, los cigarrillos electrónicos, se comercializan como una forma de parar o reducir el consumo de tabaco.

Millones de cigarrillos electrónicos se han vendido desde su primera aparición en el mercado chino en 2004. En 2016, el 3.2 por ciento de los adultos en los Estados Unidos los estaba usando.

«Vapear» es ahora la forma más popular de consumir tabaco entre los adolescentes en los EE.UU. El uso de cigarrillos electrónicos aumentó en un 900 por ciento entre los estudiantes de secundaria entre 2011 y 2015.

En 2016, más de 2 millones de estudiantes de secundaria y universitarios probaron los cigarrillos electrónicos. En el rango entre 18 a 24 años de edad, el 40 por ciento de los vapeadores no habían fumado antes de usar el dispositivo.

Diversas investigaciones alertan de que vapear no es seguro para nuestra salud.

Si bien puede ayudar a los fumadores existentes a fumar menos o al menos, que no sea tan dañino para su salud, existe la preocupación de que los jóvenes están empezando a vapear por ser un producto atractivo, sus distintos sabores y por no conocer de verdad los efectos sobre la salud que puede producir la utilización de este aparato.

cigarrillos electrónicos
Diferentes tipos de cigarrillo electrónico | Autor: electrictobacconist.com

Características principales de los cigarrillos electrónicos:

  • Los cigarrillos electrónicos quieren parecerse a los cigarrillos de toda la vida, pero sin quemar tabaco.
  • Se venden como ayudas para reducir o dejar de fumar, y algunas personas ven en estos aparatos la solución.
  • Sin embargo, diferentes investigaciones han alertado de que puede tener un impacto negativo en la salud.
  • Las autoridades quieren reforzar las regulaciones para catalogar los vaporizadores como el tabaco tradicional y así desalentar a los jóvenes a usar cigarrillos electrónicos.

¿Qué es un cigarrillo electrónico?

Un cigarrillo electrónico es un tubo largo que generalmente se parece a un cigarrillo o un bolígrafo. La mayoría son reutilizables, contienen cartuchos reemplazables y recargables, pero algunos son desechables.

Herbert A. Gilbert solicitó la primera patente para un «cigarrillo sin tabaco» en 1963, pero el dispositivo actual no apareció hasta 2003.

El cigarrillo electrónico, tal como lo conocemos, fue inventado por Hon Lik, un farmacéutico chino, que trabaja para Golden Dragon Holdings, ahora conocido como Ruyan. La compañía comenzó a exportar a los principales mercados en 2005 a 2006. Ahora hay más de 460 marcas diferentes en el mercado.

boquilla
Boquilla de cigarrillo electrónico | Autor: pixabay.com

Cómo funcionan

La mayoría de los cigarrillos electrónicos constan de las siguientes partes:

  • Una boquilla
  • Una pieza que hace evaporar el líquido
  • Una batería recargable
  • Circuitos electrónicos

Cuando el usuario chupa la boquilla (o aprieta un botón), un sensor activa la pieza que vaporiza una solución líquida con sabor que se encuentra en la boquilla. La persona entonces «vapea», o inhala, el vapor en cuestión.

El contenido de nicotina dentro del líquido puede variar, el usuario puede elegir la cantidad.

La boquilla

Es una pieza que se encuentra en un extremo del tubo. Un pequeño recipiente o vaso de plástico dentro de la boquilla contiene un material absorbente empapado en la solución líquida que hayamos escogido. El cartucho puede rellenarse o reemplazarse con otro cartucho precargado cuando nosotros queramos.

El atomizador

Es una pieza construida generalmente con partes metálicas donde podemos colocar la resistencia.

La batería

Esta pieza alimenta la pieza que calienta el líquido. Normalmente es una batería recargable de iones de litio, como la que tienen los smartphones.

El líquido

Se elabora extrayendo nicotina del tabaco y mezclandola con una base, generalmente propilenglicol, y un sabor. El propilenglicol se usa en inhaladores, por ejemplo, para el asma. Hay una amplia gama de sabores para elegir, por ejemplo, caramelo, sandía, mentol y cheesecake.

Algunos sabores tratan de imitar el sabor de los cigarrillos tradicionales. Incluso algunos de ellos pretenden imitar marcas específicas.

vapear
Joven vapeando | Autor: vaping360.com

Cosas a tener en cuenta

Incluso si vapear puede ayudar a las personas a dejar de fumar, los organismos reguladores no lo han certificado como seguro y efectivo, y no hay evidencia de que funcione a largo plazo.

Según el Instituto Nacional sobre el Abuso de la Drogas (NIDA, con sus siglas en inglés) comenta que «la investigación hasta ahora sugiere que los cigarrillos electrónicos pueden ser menos dañinos que los cigarrillos cuando las personas que fuman regularmente cambian a ellos como un reemplazo completo«.

Sin embargo, agregan, «la nicotina en cualquier forma es una droga altamente adictiva».

Vapear no es algo completamente sano, eso estamos seguros, lo que se tiene que determinar es cuánto de sano es, mientras tanto lo mejor es no caer en la tentación de vapear, o si ya somos fumadores tradicionales, aprovechar esta oportunidad para cambiarnos a un estilo de “vapeo” más sano.

Fuentes