Puede que no lo sepas, pero España es uno de los países que más gasta durante la época Navideña, este año concretamente 601 euros, así que los regalos están casi asegurados, pero ha pasado Papá Noel y los Reyes por casa, has abierto los regalos y sufres un bajón. Te han regalado un par de calcetines feísimos, una figura diabólica que no te gusta nada o un diccionario que nunca utilizaras ¿Qué podemos hacer con ellos?

La verdad es que hay muchísimas posibilidades disponibles para salir del apuro, así que hoy vamos a comentar cada una de ellas para que tú puedas elegir la mejor, seguro que encontrarás de esta manera alguna forma de darle una segunda vida a los regalos que no te gustan ¡Comenzamos!

Según una noticia de la británica revista Mirror, la población del Reino Unido recibirá esta Navidad casi 60 millones de regalos no deseados, con un coste 421 € millones, según sugiere una encuesta.

Más de la mitad de las 2.000 personas encuestadas en una reciente encuesta del portal web YouGov dijeron que reciben al menos un regalo no deseado por año en Navidad, ocupando en primer lugar los productos de baño.

Otra organización internacional llamada “Send a Cow” lanzó una encuesta como parte del Giving Tuesday, 27 de noviembre, para resaltar la «escala de nuestra locura de compras navideñas» y los resultados fueron curiosos.

Según la encuesta, uno de cada tres (37%) estaría contento con una donación caritativa como regalo, en lugar de televisores, velas, chocolate y calcetines, que también encabezaron la lista de regalos no deseados.

Si tenemos en cuenta toda esta información referente a los regalos, parece que es hasta normal que recibas regalos que no te gustan así que vamos a empezar nombrando algunas soluciones.

1. Devolverlo o cambiarlo

via GIPHY

Si no nos gusta lo que nos han regalado, lo más cómodo sería devolverlo o cambiarlo. Si el regalador o regaladora, ha tenido la consideración de introducir el ticket dentro del regalo perfecto, ya que nos facilita el trabajo a la hora de ir a la tienda y pedir el reembolso del artículo o cambiarlo por otro que nos guste más.

¿Qué pasa si el regulador o regaladora no te ha facilitado el ticket? En ese caso siempre podemos recurrir a decirlo sutilmente acompañado de alguna mentira piadosa.

Por poner un ejemplo, en el caso que el regalo sea ropa, siempre podemos argumentar que la talla no es la nuestra. ¿Un videojuego? Justo te lo acabas de comprar o te lo ha dejado un amigo. ¿Un libro? Justo lo acabas de devolver a la biblioteca. ¿Un ordenador portátil? No cumple con los requisitos mínimos para hacer funcionar algún programa que utilizas para el trabajo o la universidad.

Ya veis que cada regalo es un mundo, así que sed ingeniosos y no seais rudos pidiendo el ticket, al fin y al cabo, seguro que os han hecho el regalo con todo el amor del mundo. Aunque eso sí, que pidáis el ticket no os asegura que tengáis suerte con las devoluciones, ya que cada tienda tienes sus condiciones a la hora de devolver o cambiar un producto, puede que tengas que estar en perfecto estado, con su embalaje original o con un máximo de 15 días después de su venta.

Si el regalador tiene a comprar los regalos con mucha antelación, como por ejemplo en Black Friday, puede que haya pasado la fecha, aunque buena, cada tienda es diferente.

2. Regálalo a otra persona

via GIPHY

De acuerdo, si, estaréis pensando que es una locura, que es un gesto muy feo, etc. Pero seamos sinceros, en el caso que no podamos devolverlo o cambiarlo, quedarnos algo que a nosotros no nos es de utilidad tiene poco sentido, mejor darle otra vida y regalárselo a alguien que le pueda ser de utilidad.

A todo esto, hay que decir que esta práctica conlleva sus riesgos, hay que tener en cuenta que tanto regalador como el que recibe el regalo no se conozcan de nada ya que como alguno de los dos se entere, seguramente pases un poco de vergüenza o alguna bronca al respecto. Otro tema a tratar es que el regalo no sea “muy personal”, por ejemplo, que este hecho a mano o contenga tus iniciales. Se tiene que notar que es nuevo a estrenar ya que en estos casos todas precauciones son pocas.

¿No os acaba de convencer la idea? Veamos, cada caso es un mundo, pero todos sabemos que vivimos en mundo de consumismo sin fin ¿Si tenemos algo que no vamos a usar y está en perfecto estado, porque no darle otra vida? Actualmente la sombra de la crisis todavía sobrevuela muchas familias y puede ser una muy buena alternativa para disfrutar de “la jornada de regalos” sin tirar la casa por la ventana y haciendo un favor al medio ambiente no entrando en la espiral del consumismo.

3. Revenderlo

via GIPHY

En el caso de que no podamos ni cambiar nuestro regalo en la tienda, recibir un reembolso o encontrar un nuevo propietario que le sea útil, siempre podemos optar a revenderlo, aunque ojo, hay que tener cuidado como lo hacemos.

Como ya hemos comentado en el caso anterior, al regalar una cosa que nos han regalado nos estamos arriesgando, y revenderlo no es menos. Teniendo en cuenta el auge de las aplicaciones de reventa de artículos como Wallapop, Vibbo o Ebay, cada vez somos más asiduos a publicar cosas que no utilizamos con tal de sacar algo de dinero, pero debido a esta popularidad puede que la persona que nos hizo el regalo se entere de tal jugada y nos caiga una buena bronca.

Si ves que no se vende, también puedes optar por el trueque, seguro que puedes llegar a un acuerdo con alguien y conseguir algo que realmente si necesitas.

Hay que tener en cuenta que todas estas medidas son mejores que guardar algo que nos han regalado y no nos gusta “por qué sí”. Ese libro, figura, pieza de ropa, etc. si no nos gusta se va a quedar en algún rincón de la casa para que no moleste mucho, lo veamos poco para no pensar en él y cogiendo polvo día tras día.

Al fin y al cabo, todos nos hemos equivocado al regalar alguna cosa, y por mucho cariño, amor y empeño que le pongamos en el regalo, si a esa persona no le gusta lo que hemos regalado, tampoco hay que obligarle a que se lo quede o echarle la bronca porque quiera venderlo, hay que entenderlo.  

4. Donarlo

giving
Persona donando un objeto | Fuente: pxhere.com

En el caso que queramos ser un poco altruistas y realizar una buena acción para los demás, siempre podemos donar nuestro regalo. Depende el tipo de regalo podemos optar por diferentes opciones. En el caso de ser juguetes o ropa podemos donarlo a una ONG que pueden ser de ámbito nacional o internacional. En el caso de que sean libros los podemos donar a la biblioteca de nuestro municipio para que todo el mundo pueda disfrutar del placer de la lectura.

En el caso de que os pillen donando un regalo podemos decir a nuestro favor que no lo utilizabas y que ahora está siendo útil.

Con estos consejos esperamos que encontréis una salida a aquellos regalos que no os gustan y tened en cuenta que los regalos no es lo mas importante, si no la persona que te lo da :).