Los problemas con el WiFi son recurrentes en todo el mundo y aunque parezca que en España vamos a la cola en velocidad de la misma, la realidad es bien distinta.

España, es líder europeo en despliegue de fibra óptica por delante de Alemania, Francia o Reino Unido. Así es, líderes. Este liderazgo nos permite estar a la vanguardia de cara a una transformación digital de nuestra economía. Tener una red potente el cual podrá aguantar el futuro del 5G y el tan aclamado “Internet de las Cosas”.

Aun así, el WiFi de casa sigue funcionando casi igual que hace unos años, y lo más seguro es que quieras que se aproveche al máximo las bondades de la fibra.

Por ello, tanto si tienes Fibra o sigues con el ADSL, seguro que tienes un router de tu proveedor en casa, por eso hoy te vamos a dar unos consejos súper útiles para solucionar tus problemas con el WiFi de casa.

1. Realizar test de velocidad al momento

Conforme vamos realizando ajustes en el router podemos comprobar en tiempo real la señal WiFi con un simple click. Tanto en Android como en iPhone, tenemos aplicaciones que nos permiten realizar “Test de Velocidad” que nos muestran en tiempo real que velocidad obtendremos en un lugar concreto de nuestra casa.

Esto nos irá genial para nuestro ensayo y error mientras vamos probando diferentes consejos que te vamos a ir enseñando en este artículo.

2. El router, cuanto más al centro, mejor

Para que la señal WiFi llegue a toda la casa, es importante no colocar el router en los extremos de la casa. Ya que de esta forma no lo estaríamos aprovechando bien.

Si por ejemplo queremos WiFi en el extremo opuesto del router, este no llegara. Debemos colocar siempre que se pueda el router en algún punto central de nuestro piso. De esta manera su señal estará bien repartida por toda nuestra superficie.

3. La altura ayuda

Para mejorar nuestra señal WiFi, deberemos observar los alrededores de nuestro router, en concreto a qué altura se encuentra.

Las ondas se emiten en forma esférica desde las antenas, si el router se encuentra en un nivel inferior, se encontrará numerosos objetos y la señal rebota para abajo, dejando muy poco margen para que el resto de la señal encuentre camino.

Por eso la mejor decisión es situar el router cuanto más arriba mejor, de esta manera tendremos una señal más potente y fiable.

4. Vigila el WiFi que consumen los dispositivos conectados

Si nos encontramos con problemas con el WiFi, puede que no sea tema del lugar donde está el router, si no de los dispositivos que hay conectados.

Y es que todo tiene un límite, si tenemos el portátil, tres teléfonos, la Smart TV reproduciendo una película y la consola de videojuegos conectados al WiFi, es bastante probable que no tengamos WiFi para todos.

Debemos ser conscientes de nuestra velocidad de internet que nos llega a casa (si es fibra mejor) y de la capacidad de nuestro router para repartir esa velocidad (los router de los proveedores tienen limitaciones).

problemas con el WiFi
Imagen de Andrés Rodríguez en Pixabay

5. Repetidores de señal

Si tu casa es muy grande o tiene una arquitectura complicada con paredes muy gruesas, dos plantas, etc. la mejor opción es repetir la señal WiFi a través de repetidores de señal.

Estos pequeños aparatos se enchufan a las tomas de corriente y multiplican la señal de nuestro router por toda la casa, cuantos más repetidores, más repartida tendremos la señal y de mejor calidad será.

Se pueden encontrar fácilmente en tiendas de electrónica, tanto en grandes superficies como pequeñas. No suelen ser difíciles de configurar si seguimos sus instrucciones.

6. Configurar protocolos y canales

Las redes WiFi pueden utilizar diferentes protocolos y en varias frecuencias. Por norma general el WiFi de nuestra casa será 2.4 GHz, pero actualmente se está utilizando también los 5 GHz.

La frecuencia 2.4 GHz es mejor para atravesar distancias donde tenemos obstáculos por el medio, pero en caso de que los dispositivos se vean perfectamente, el 5 GHz puede marcar una gran diferencia. Muchos routers incluso permiten emitir las dos frecuencias a la vez. Todo es probar cual se adapta mejor a nuestra casa con tal de solucionar los problemas con el wifi.

7. Comprar un router más potente

Los router que nos dan las operadoras suelen hacer su función, pero nada más, no son lo mejor que hay en el mercado. Si queremos hacer una inversión en un nuevo router para casa tenemos multitud de ofertas en internet donde podemos comprar un router profesional para nuestra casa.

Su puesta en marcha es sencilla. Solo debemos desconectar los cables de nuestro antiguo router y enchufarlos en el nuevo. Si todo funciona, se configurará automáticamente para que tengamos internet y ya podamos navegar.

Las mejoras de este nuevo router son varias, primero soportara más velocidad en nuestro WiFi, mejor señal en casa por un número más elevado de antenas, soportara más ancho de banda para que podamos tener más dispositivos conectados, podemos clasificar los dispositivos que se conectan a nuestro WiFi, muchas opciones para configurar la seguridad de nuestro WiFi, etc.

Si quieres darte un capricho tecnológico o quieres mejorar el router de tu casa, un router profesional es una muy buena opción para solucionar los problemas con el wifi.