Según la Fundación Nacional del Sueño de Estados Unidos, más de un 25% de la población ronca habitualmente. Roncar es síntoma de que algo no va bien en nuestro organismo y que necesita ser analizado por un médico para que nos aconseje, además, el ruido de los ronquidos puede ser insufrible cuando es la hora de dormir, ya sea para tu pareja o para toda familia.

Las esposas suelen ser las primeras en quejarse de los ronquidos de su maridos, sobretodo porque tienen que escucharlos cada noche. Si tu pareja se queja de tus ronquidos, es hora de darle una solución al problema.

¿Por qué roncamos?

Hay muchas razones por las que podemos roncar, ahora vamos a exponer los casos:

  • Las alergias pueden irritar e hinchar las fosas nasales, causando una congestión nasal, lo que puede causar que ronquemos al dormir.
  • Aire o climas secos, o zonas con mucho polvo o polución, pueden hacernos sentir congestionados; Esto es porque las membranas mucosas de nuestras fosas nasales filtran todas las partículas.
  • Un incremento de peso puede crear tejido o depósitos de grasa alrededor del cuello, entorpeciendo una respiración normal.
  • Fumar irrita los tejidos de la garganta, inflamando el cuello, entorpeciendo una respiración normal.
  • El alcohol relaja los músculos de las vías respiratorias, lo que puede hacer que vibren, y como consecuencia, hacer ruido durante la respiración.
  • Hacerse mayor también afecta: cuanto más viejo es nuestro cuerpo, tenemos menos tono muscular y más se reseca la piel.
  • La fisiología de nuestras vías respiratorias puede crear un entorno perfecto para roncar. Órganos más grandes de lo normal, por ejemplo la lengua o las amígdalas pueden entorpecer la respiración.
  • La posición al dormir también puede causar ronquidos. La mayoría de esposas que tienen maridos que roncan, generalmente duermen boca arriba pero diciéndole que duerma de lado puede hacer que ronque menos o incluso que ya no ronque más.
  • Una falta de sueño también puede hacer que ronquemos. Todo tiene que ver con la forma que dormimos después de habernos privado de descansar cuando tocaba. Recuperar el sueño perdido puede hacer que ronquemos en exceso debido a la propia fatiga del cuerpo.
  • Un trastorno del sueño como insomnio o apnea obstructiva del sueño puede ser el culpable de nuestros ronquidos. El insomnio ocurre cuando nos levantamos muchas veces durante la noche y una posible causa sea la apnea obstructiva del sueño, tratarlo a tiempo nos puede ahorrar muchos años de sufrimiento.
say no to smoke
Fumar nos hace propensos a roncar | Autor: Marco Verch

¿Por qué deberíamos tratar nuestros ronquidos?

El ronquido es un sonido que ocurre en la parte de atrás de nuestra nariz y garganta cuando vibran los tejidos que hay entre medio de nuestras vías respiratorias a la hora de inhalar o expirar aire.

Aunque roncar sea algo muy habitual, no quiere decir que sea normal. Al roncar nuestro cuerpo nos avisa que algo no va bien a la hora de respirar mientras dormimos.

Beneficios de dejar de roncar

  • Si la causa de nuestros ronquidos es el incremento de peso, si lo reducimos también reduciremos la presión arterial.
  • Al retomar hábitos saludables también dejamos de lado efectos secundarios como la fatiga a causa de la falta de sueño, migrañas o una garganta irritada.
  • Tratar tu problema a la hora de dormir puede ser el mejor regalo que le puedes hacer a tu pareja. Puede que no te des cuenta lo molesto que llega a ser tus ronquidos pero puede ser un problema muy serio.
  • Al dejar de roncar te sentirás mejor y con más energía. Cuando roncamos tendemos a fragmentar el sueño lo que conlleva que no descansamos lo suficiente, después durante el día estaremos cansados, sin motivación y desconcentrados.

¿Cómo se tratan los ronquidos?

Una vez admites que es un problema y estás decidido ponerle fin a ello, toca ponerle remedio, aunque para ello hay varias soluciones, aquí te dejamos con varias opciones para tratar los ronquidos

Estilo de vida

Tu respiración a la hora de dormir puede mejorar si haces estos pequeños cambios:

  • Si tenemos un aparato que controle la humedad de nuestra habitación, nos ayudará a mantener nuestras vías respiratorias húmedas y reducir la congestión.
  • La pérdida de peso nos puede ayudar a eliminar los depósitos de grasa del cuello, lo que permite respirar sin obstruir las vías.
  • La posición de cuerpo juega un papel importante a la hora de roncar, si dormimos de lado hace que ronquemos menos que si dormimos boca arriba o boca abajo.
  • Deberías evitar tomar tranquilizantes, pastillas para dormir y antihistamínicos a la hora de irse a la cama, ya que pueden agravar más los ronquidos.
  • Consumir alcohol antes de ir a dormir relaja los tejidos y músculos, acentuando los ronquidos. A poder ser deja de beber alcohol 4 horas antes de irte a dormir.
  • Evita las comidas copiosas o los aperitivos al menos 3 horas antes de ir a dormir. Estos te pueden provocar acidez de estómago el cual puede derivar en un reflujo gastroesofágico que puede irritar la garganta y acentuar nuestros ronquidos.
  • Acostúmbrate a irte a dormir a la misma hora cada día, de esta manera tu cuerpo tendrá una regularidad y dormirás mucho mejor.
alarm ring clock
El despertador será tu nuevo mejor amigo | Autor: Pxhere

Cirugía

Hay varios procedimientos donde médicos especializados eliminan el exceso de tejido alrededor de la boca, garganta y cavidades nasales con tal de que el aire pase mejor al respirar.

Otros procedimientos lo que hacen es implantar unos soportes en la parte de atrás del paladar para que el músculo no pueda relajarse y así no entorpecer la respiración con lo que podemos respirar correctamente.

Accesorios

Hay multitud de accesorios para la boca para tratar los ronquidos. La mayoría de ellos funcionan de la misma manera. Algunos retienen la lengua para que no pueda irse para atrás y causar vibraciones, o lo que hacen es abrir las vías respiratorias para tener más espacio haciendo avanzar la mandíbula inferior.

Consultar un médico

Es importante consultar un médico y descartar que la causa de nuestros ronquidos sea una enfermedad que desconocemos o un trastorno del sueño. Sobre todo porque aunque roncar no significa que suframos de apnea obstructiva del sueño, casi todo el mundo que sufre apnea obstructiva del sueño ronca.

En el caso de sufrir apnea obstructiva del sueño, una polisomnografía (prueba de múltiples parámetros usada en el estudio del sueño), puede confirmarnos el punto en concreto donde se obstruyen nuestras vías respiratorias, es algo serio ya que durante la apnea reducimos el oxígeno necesario para que nuestra sangre pueda hacer su trabajo correctamente. A largo plazo, si no solucionamos nuestra apnea puede acarrear problemas más serios como un infarto, obesidad, presión alta, enfermedades del corazón, cáncer, etc.

Normalmente, los casos de apnea se suelen tratar con el método CPAP (Presión positiva continua en la vía aérea), el cual utilizamos una máscara por donde se nos aplicará presión en la vía aérea durante la inspiración y la espiración para no permitir el colapso o cierre completo de las unidades alveolares.


Fuentes