Estos días están saliendo a la luz video o fotos donde los sanitarios le dan la vuelta a los pacientes con Coronavirus para que estén boca abajo ¿A qué se debe esta forma de tratar a los pacientes y porque los está ayudando exactamente?

La importancia de este gesto recae en el lugar donde la mayoría de personas tenemos los pulmones: en la espalda. Por ello, los sanitarios dan la vuelta a sus pacientes. Los expertos confirman que este gesto “Ayuda a mantenerlos estables cuando están en cuidados intensivos”. Además afirman que “Es algo muy sencillo de realizar y la mejora es notable.

La idea detrás de esta acción es que los pacientes obtienen más oxígeno boca abajo que a través de los respiradores. Hay casos donde la mejora se ha notado en poco tiempo, uno de ellos mejoró su saturación de oxígeno del 85 al 98 una vez se puso boca abajo.

Los expertos afirman que “Al poner boca abajo a los pacientes, estamos abriendo partes del pulmón que antes no estaban abiertas”.

positivo coronavirus
Fuente: Shutterstock

Aunque parezca todo un descubrimiento, la verdad es que esta idea no es nueva. Ya un estudio del 2013 publicado en el The New England Journal of Medicine se llegó a la conclusión de que poner a los pacientes boca abajo ayudaba a reducir las tasas de mortalidad para pacientes con serias dificultades para respirar. Este tipo de dificultades son justo las causadas por la inflamación de los pulmones en el caso de los pacientes que contraen el Coronavirus.

Siguiendo en la línea del anterior estudio, el pasado mes de marzo, un estudio realizado en el epicentro de la epidemia, en Wuhan, China. Se descubrió que tumbarse boca abajo era en algunos casos más útil que poner un respirador al paciente infectado por Coronavirus.

Según el profesor Haibo Qiu, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad del Sudeste de Nanjing, y coautor del artículo publicado en el American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine. Esto se debe a que la presión positiva que ejercen los respiradores sobre los pulmones puede ser perjudicial para algunos pacientes, por ello se opta por dejarlos boca abajo.

Aunque la mayoría de expertos dan como buena esta técnica para tratar algunos pacientes, también comentan que hay muchos pacientes que no se pueden estar toda la jornada en esta posición porque físicamente no lo aguantan.