¿Por qué bostezamos? Incluso pensar en bostezar puede hacer que lo hagas. Es algo que todo el mundo hace, incluidos los animales, y no debes tratar de evitarlo porque cuando bostezas es porque tu cuerpo lo necesita. Es una de las acciones más contagiosas e incontrolables que hay.

Las teorías del bostezo

Hay muchas teorías sobre por qué la gente bosteza. Una teoría popular es que bostezar ayuda al cuerpo a aportar más oxígeno. Pero esta teoría ha sido desacreditada en su mayor parte. Sigue leyendo para ver lo que el bostezo dice sobre ti, la temperatura de tu cerebro y tu potencial para la empatía.

dog yawn
Perro bostezando | Autor: pxhere.com

Las causas de los bostezos, incluso si no estás cansado

La teoría más respaldada científicamente acerca de por qué bostezamos es la regulación de la temperatura del cerebro. Un estudio en 2014 publicado en Physiology & Behavior analizó los hábitos de bostezo de 120 personas y descubrió que los bostezos ocurrían con menos frecuencia durante el invierno. Si la temperatura del cerebro sube demasiado, inhalar aire puede ayudar a enfriarlo.

Bostezas cuando:

  • Estás cansado: Tu cerebro va más lento y su temperatura baja
  • Estas aburrido: Tu cerebro está inactivo, por lo que baja su rendimiento y su temperatura
  • Ves a otra persona bostezar: Cuando estás en el mismo lugar que ellos y estas expuesto a la misma temperatura

También puedes bostezar más si tienes migrañas. Durante una migraña, la sangre se coagula en el cerebro y bostezar ayuda a enfriar el cerebro debido a la coagulación.

Otra razón por la que puedes bostezar es porque el cuerpo quiere despertarse a sí mismo. El movimiento ayuda a estirar los pulmones y sus tejidos, y permite que el cuerpo flexione sus músculos y articulaciones. También ayuda a forzar la circulación de la sangre en la cara y el cerebro para aumentar nuestro estado de alerta.

¿Bostezar es contagioso?

Bostezar es sin duda contagioso. Incluso visualizar videos de gente bostezando puede acabar en una larga sesión de bostezos sin parar. Intenta ver el siguiente GIF de a continuación e intenta no bostezar.

via GIPHY

¿Difícil eh? No pasa nada, si bostezaste, según un estudio de la Universidad de Baylor, es algo bueno. Estás mostrando empatía y una vinculación con esa persona.

El estudio, publicado en Personality and Individual Differences, analizó 135 estudiantes universitarios, sus personalidades y cómo reaccionaron a los diferentes movimientos faciales. Los resultados mostraron que cuanta menos empatía tenía una persona, menos probable era que bostezara después de ver bostezar a otra persona.

Es importante tener en cuenta que estos resultados no pueden generalizarse y aplicar a todo el mundo. No «caer en la trampa» de bostezar no es evidencia de tendencias psicópatas o sociopáticas.

Formas de dejar de bostezar

1. Respirar profundamente

Si crees que bostezas excesivamente, prueba a respirar profundamente por la nariz. Puede que tu cuerpo necesite más oxígeno. Un estudio también averiguo en su investigación que la respiración nasal disminuye en gran parte el bostezo contagioso.

2. Nuevos hábitos

Romper con la rutina del día a día puede ayudar a estimular tu cerebro. Los sentimientos de cansancio, aburrimiento y estrés tienden a hacer que la gente bosteza más. Los bostezos en exceso también pueden deberse a una ingesta excesiva de cafeína y a una desintoxicación de opiáceos.

3. Baja la temperatura

Puede que el bostezo se deba a una temperatura elevada. La solución sería ir a un sitio más fresco o donde no de sol de forma directa. En el caso que no pudiera moverse, beba agua fría o coma alimentos refrescantes, las frutas son ideales.

little girl yawn
Niña pequeña bostezando | Autor: pixabay.com

¿Deberías ver a un médico por bostezar «demasiado»?

Deberías visitar un medico si ves que estás bostezando más de lo normal y que empieza a interferir en tus actividades cotidianas. Explique a su médico cuándo comenzó a bostezar y sobre otros síntomas que padezca, como migrañas, dolor en ciertas zonas o incluso falta de sueño. Esta información puede ayudar a su médico a diagnosticar de donde viene el problema y hacer un tratamiento según las necesidades individuales.

Fuentes