Introducción

Estoy seguro de que en vuestra infancia las chuches estuvieron bastante presentes, ya sea en mayor o menor medida, y es que a nadie le amarga un dulce. Buenas son las tardes aquellas en las que después del colegio, te reunías con los amigos para comprar golosinas en la tienda de toda la vida.

De pequeño, entrar ahí era como el paraíso, con los ojos como platos y una sonrisa de oreja a oreja, contemplabas todo los tipos de dulces habidos y por haber. Chupa Chups, gusanitos, nubes, palotes, piruletas, etc…nos podríamos estar hasta mañana diciendo todas las chuches, todas metidas en sus botes de cristal/plástico esperando que alguien viniera y se sirviera.

Pues ahora imaginaros una tienda de golosinas donde el tiempo no haya pasado, concretamente vendiendo dulces a la vieja usanza, para ser más exactos desde 1827.

Regalando sonrisas

La tienda a la que nos referimos está situada en un pequeño pueblo llamado Pateley Bridge, en el norte de Yorkshire, Inglaterra. Esta pequeña tienda está ubicada en un barrio de Pateley donde la mayoría de edificios fueron construidos en el siglo XVII. Como bien indica en el portal de la tienda, este edificio fue construido en 1661.

Antes de empezar a vender dulces, esta tienda servía para suministrar todo tipo de utensilios y comida a localidades cercanas ya que en esa época, Pateley Bridge era como bien dice el nombre un ‘puente’ a otras localidades.

Dueños

Sus dueños son una pareja amante de los dulces. Keith Tordoff, 58 años – Antiguo empleado de banca – y su mujer Gloria, compraron el negocio hace 20 años. Para Keith fue toda una alegría cuando Guiness World Record les concedió el premio a la tienda de dulces más antigua del mundo.

Para Keith, la tienda no es solo un negocio, es algo que lo vive con pasión cada día. Según Keith ‘Para mí los dulces es lo que nos traslada a nuestra infancia. Recuerdas tus golosinas de cuando eres pequeño, de las chuches que te daban tus abuelos o del paquete con golosinas de caramelo que le regalabas a la chica que te gustaba’


Fuentes