Él ha ganado todo lo que se puede ganar en su especialidad, y ha ganado más que cualquier persona en toda la historia de la natación a nivel profesional.  Cuando acabó su etapa olímpica, tenía en su haber 28 medallas olímpicas – siendo 23 de oro – convirtiéndose así, en el deportista olímpico más laureado de la historia – y con diferencia, Michael Phelps es el auténtico “Rey de la Piscina”.

Historia de superación

En el verano de 2008, niños de todo el mundo eligieron un nuevo héroe al que seguir, un nadador de 1,93m de Baltimore, Maryland. Su nombre era Michael Phelps. Michael era el más pequeño de los 3 hermanos en su familia.

Desde pequeño tuvo una infancia difícil debido a su altura. Sufría las burlas de sus compañeros de clase mientras crecía y crecía. A la edad de nueve años fue diagnosticado con TDAH (Trastorno por déficit de atención e hiperactividad). No podía quedarse quieto ni concentrarse, lo que dificultó mucho estar concentrado en clase y aprobar sus asignaturas.

michael phelps celebrates
Michael Phelps celebrando su octava medalla de oro | Autor: Bryan Allison

Sus dos hermanas mayores, Whitney e Hilary eran buenas nadadoras. Whitney incluso terminó en sexta posición en 200m mariposa en las pruebas olímpicas de 1996. Michael viendo el éxito de sus hermanas, también se interesó por la natación. La natación fue una vía de escape para su inagotable energía.

Mientras practicaba la natación también jugaba otros deportes, pero con menos frecuencia, como béisbol y fútbol, ​pero cuando empezó la natación sabía que esa era su especialidad.

Cuando tenía 11 años comenzó a trabajar con Bob Bowman, un entrenador de natación, Bob desde un buen principio vio en él un diamante en bruto y comenzó a guiarlo hacia el objetivo principal de cualquier deportista, los Juegos Olímpicos.

Llegó al equipo nacional con tal solo 15 años. Debutó en Sidney, Australia, en la carrera de 200m mariposa en el año 2000 quedando quinto en la final.

En los Juegos Olímpicos de Atenas en 2004 ganó 6 medallas de oro y 2 de bronce. En los campeonatos del mundo de 2007 en Melbourne ganó 7 medallas de oro.

Fue en 2008 donde Phelps explotó. En los Juegos Olímpicos de 2008 en Beijing, China ¡Ganó 8 medallas de oro! Esto superó el récord inquebrantable de 36 años del nadador Mark Spitz con siete medallas de oro que ganó en los Juegos Olímpicos de Munich en 1972.

En 2012, en los juegos olímpicos de Londres, Phelps dijo que nunca más participaría en los 8 eventos de natación, alegando que prefería concentrarse en unos en concreto. Aun así ganó cuatro medallas de oro y dos de plata.

Michael Phelps Foundation
Phelps en 2010 | Autor: Michael Phelps Foundation

Sorpresa

Después de las olimpiadas de 2012, Phelps sorprendió al mundo con sus declaraciones. Phelps dijo ante los medios “Se acabó, me retiro, ahora sí que sí, me retiro”. A lo que continuó “Quería acabar con esta etapa de mi vida relacionada con la natación a partir de ahora no quiero saber nada del deporte”

El retorno

Después de 2 años sin saberse nada de Michael Phelps, vuelve a las andadas en 2014, confirmando que vuelve a competir. Despues de participar y ganar algunos torneos en EEUU. Phelps viaja a Río de Janeiro en 2016 para dar un broche de oro a su carrera deportiva. Nada más y nada menos que cinco oros y una plata fue la que se llevó a casa Michael Phelps durante su etapa en Brasil, dando así por finalizada su carrera deportiva.

besar medalla
Phelps besando una medalla | Autor: Fernando Frazão/Agência Brasil

El entrenamiento de Poseidón

Su entrenamiento consiste en nadar los 7 días de la semana, entre dos y cinco horas por día. Siempre con mente ganadora, sea lo que sea. Si veía que sus resultados no eran buenos o perdía, seguía trabajando más duro.

Su vida giraba en torno a nadar, dormir y comer. La natación es uno de los deportes más completos – y también más exhaustivos – se queman muchas calorías, por ello comía cantidades enormes de comida, entre 8.000 – 12.000 calorías cada día.

Esto es cinco veces más de lo que come un hombre de media, aunque bueno, también hay que decir que Phelps se tiraba gran parte del día nadando, así que hacía falta comer mucho para aguantar ese ritmo.

Sueña todo lo grande que quieras, todo es posible» – Michael Phelps

Su retiro

Los Juegos Olímpicos de Río marcaron el final de una carrera deportiva de la que se hablará durante décadas. Durante los juegos, todos fuimos testigos de todos los récords que iba rompiendo uno a uno, alcanzando marcas personales que nunca antes se habían visto. A la edad de 31 años, incluso estaba destruyendo los tiempos que había tenido la suerte de tener a los 15 años.

Demostró en los Juegos Olímpicos de Río que podía hacerlo todo y ser el mejor, aun siendo uno de los más antiguos de la competición. Su determinación a inspirado a mucha gente, desde niños pequeños hasta adultos, a descubrir su máximo potencial en los deportes y en la vida. Ese es Michael Phelps, el atleta olímpico más condecorado de todos los tiempos.


Fuentes