Seguro que alguna vez has sentido un dolor terrible de barriga, pesadez, ardor de estómago, gases, etc. Todas estas ocurrencias pueden pasarte en el restaurante, aunque es más común que te pase en casa, ya que la cocina no se enseña en la escuela, una pena la verdad. Por eso hoy te vamos a dar un par de consejos para que mejores tus hábitos de cocina y minimices al máximo los riesgos y errores de la cocina.

1. Lavarse las manos

Parece obvio, pero a veces no le prestamos suficiente importancia a las manos y es uno de los errores de la cocina. Con las manos lo tocamos absolutamente todo, y cuando se está cocinando las manos son nuestra herramienta, por lo que tienen estar perfectas para la tarea de cocinar. Las manos de una persona están a unos 37ºC, lo que es una temperatura perfecta para que diferentes patógenos se acomoden en ella y se multipliquen con rapidez.

Hay que prestar atención cuando manipulamos diferentes tipos de alimentos en diferentes estados, cocinados y crudos, y por error cogemos el móvil, llaves, dinero o fumar.

2. Evitar la multitarea

Cuando estamos cocinando, estamos cocinando. Hay que evitar caer en la tentación de ver en la televisión ese capítulo que tanto nos gusta y dejar algo en el fuego, aprovechar para tirar la basura o dar de comida a nuestra mascota. Cada vez que tocamos algo nos podemos contaminar de diferentes microorganismos que después los introduciremos en la comida sin querer. Además a la hora de cocinar se recomiendan buenos materiales, aquí te mencionamos los 9 mejores materiales para cocinar.

3. Dejar enfriar en exceso la comida antes de ponerla en la nevera

Cuando hacemos raciones de comida demasiado grandes es normal guardas en la nevera para comérselo más tarde, pero hay que tener cuidado con la temperatura.

Si está muy caliente, no debemos introducirlo de seguida en la nevera, ya que comprometeremos el buen funcionamiento de la propia nevera y de los alimentos del interior. En el otro extremo, tampoco podemos dejarlo demasiado tiempo a la intemperie hasta que baje la temperatura, ya que los microorganismos se empezaran a multiplicar. En resumen: Como máximo debemos dejar la comida 2 horas fuera de la nevera, no más.

4. Almacenar o mezclar alimentos cocidos y crudos

Normalmente la nevera la solemos tener a tope de productos, a veces tan llena que incluso cuesta encontrar las cosas. Si nuestros alimentos se tocan entre sí, también se van intercambiando las bacterias. Sobre todo, entre alimentos cocinados y crudos, lo que se llama contaminación cruzada. Por eso debemos optar por juntar todos los alimentos cocinados en un lugar de la nevera y los crudos en otro lugar para que no se toquen entre sí.

errores de la cocina
Imagen de Christine Sponchia en Pixabay

5. Probar alimentos para comprobar si están buenos

En este aspecto debemos ser especialmente cautos y cumplir con todas las normas de higiene que comentamos y tener algo de sentido común respecto a la conservación de los alimentos. Si tenemos algún producto en la nevera y no sabemos si esta bueno o no, mejor oler o mirar su aspecto antes que probarlo, ya que si nos lo comemos sí que introduciremos esas bacterias en nuestro cuerpo. Otra recomendación es fijarse en las fechas de caducidad, no es plan de tirar cosas a la basura, pero si debemos ser cautos en estos temas.

6. Preparar determinadas recetas con antelación

Depende que tipo de alimento preparemos tenemos que tener en cuenta el tiempo que se va a exponer al exterior. En el caso de huevo, la peligrosa Salmonella, se puede multiplicar cada 15 o 20 minutos. Por lo tanto, si utilizamos huevo hay que ser muy cautos, en el caso de realizar una mayonesa de debería hacer en el momento. En caso de que sobre se podría guardar para más tarde (para la cena) pero en un envase hermético dentro la nevera. Tampoco debemos guardar la mayonesa eternamente, cada alimento tiene su límite.

7. Descongelar a temperatura ambiente en la cocina

Descongelar en la encimera es una de los errores en la cocina que cometemos con más asiduidad, ya que a esa temperatura los microorganismos empiezan a multiplicarse. Lo recomendado es realizar esa descongelación dentro de la nevera en un recipiente que esté limpio y donde las gotas de agua no toquen otros alimentos. En caso de que el objeto a descongelar sea pequeño podemos optar por el microondas, muchos de ellos tienen un modo de descongelar. Anteriormente hicimos en un articulo como es la mejor forma de cocinar las verduras congeladas.

8. Lavar el pollo

Puede parecer que lavar el pollo sea una buena idea, pero es uno de los errores de la cocina más peligrosos. Es todo lo contrario, al hacerlo podemos transmitir un género de bacterias llamadas Campylobacter a las manos, ropa u otras superficies a través de las gotas de agua. Incluso la Agencia de Alimentos del Reino Unido (FSA) hizo un llamamiento para que los consumidores dejaran de realizar esa práctica. Un estudio del mismo país indicaba que 4 de cada cinco intoxicaciones proceden de aves contaminadas. Y lavarlas solo aumenta las posibilidades de contraer esa intoxicación. Os dejamos otro articulo sobre si se debe lavar o no, la pasta y el arroz antes de cocinar por si teneis esa duda.