A la hora de cocinar debemos elegir los mejores alimentos, pero también hay que elegir correctamente los utensilios y cuáles son los materiales más seguros para cocinar.

Dentro del mundo de los utensilios de cocina, nos encontramos que pueden estar hechos de diferentes materiales. Los materiales de los utensilios de cocina pueden transferirse a los alimentos e intoxicarnos cada día un poco. Por eso conviene elegir bien con qué cocinamos.

Por ello a continuación mencionaremos los materiales más adecuados para cocinar de forma segura sin sustancias perjudiciales para la salud. No obstante, hay que recordar que cada uno de ellos tiene sus ventajas y desventajas. Si tienes pensado comprar nuevos utensilios de cocina, este es el momento de tomar nota.

1. Madera y Bambú

Presente siempre en la cocina, este material lo encontramos en diferentes formas, ya sean cucharones, espátulas, cubiertos, tablas de madera, etc. todos ellos sustituyendo en muchos casos los utensilios de plástico.

Si somos de los que tenemos una tabla de madera, hay que recordar que esta se tiene que limpiar muy bien con agua tibia y jabón, no dejarlas en remojo y secarlas bien después de cada uso.

Ventajas

  • Las espátulas y cucharas de madera son las mejores a la hora de cuidar el antiadherente de las sartenes y demás recipientes con este tratamiento.
  • La madera no altera el sabor natural de los alimentos.
  • Es un tipo de material que al no conducir el calor evita las quemaduras en la cocina.
  • Según diversos estudios la madera tiene propiedades germicidas que le permiten ser más higiénica que una de plástico.

Desventajas

  • Si solemos utilizar el lavavajillas para lavar estos utensilios, estos se pueden estropear con facilidad.
  • Si la madera se agrieta en una zona delicada, es mejor desechar el utensilio.
  • La madera se mancha con facilidad.
utensilios de madera
Utensilios de madera | Fuente: torange.biz

2. Hierro mineral y hierro fundido o colado

El hierro es uno de los materiales más ancestrales para hacer utensilios para la cocina. De este material podemos distinguir dos categorías: hierro fundido o hierro mineral. El segundo se produce a través de moldes de arena, sus piezas son más gruesas y a veces incluyen esmaltados que evitan la oxidación.

Al cocinar con este tipo de utensilio los alimentos pueden absorber pequeñas cantidades de hierro que nos pueden beneficiar si tenemos niveles bajos de este mineral o nos puede perjudicar si tenemos una dieta con un alto contenido en hierro.

En el mundo de la alta cocina se suele utilizar piezas de hierro colado, ya que son más robustas y duraderas, además el propio material es funciona como antiadherente natural.

Ventajas

  • Aguantan mucha temperatura y conservan el calor, por lo que podemos acabar la cocción con el fuego apagado.
  • Las piezas de hierro mineral pesan menos y son ideales para saltear verduras congeladas.
  • Con el uso, se crea un tipo de capa negra que funciona como un antiadherente natural.
  • Es un material que reparte bien el calor y no sobrecalienta ninguna parte de la pieza.

Desventajas

  • Las piezas de hierro colado suelen ser más caras que las de otro material.
  • Después de utilizarlas hay limpiarlas y secarlas bien.
  • Su elevado peso dificulta su utilización a personas que no tengan suficiente fuerza.
  • Las primeras veces que la usemos es posible que se peguen algunos alimentos.
sartén de hierro
Haciendo el desayuno | Fuente: Pixabay.com

3. Aluminio anodizado

Los utensilios de cocina anodizados son aquellos que están fabricados con aluminio endurecido mediante un proceso electroquímico llamado anodizado. El proceso de anodizado del aluminio es un proceso electroquímico relativamente simple.

La pieza de aluminio se sumerge en el baño de ácido sulfúrico y después se somete a descargas eléctricas. Durante el proceso, la capa exterior de aluminio se oxida al exponerse al oxígeno. Una vez realizado este paso, se reduce la temperatura del baño ácido y se le hace pasar una corriente eléctrica, provocando que la superficie del aluminio anodice muy rápidamente. Gracias a este proceso la dureza de este material es el doble que la del acero inoxidable.

Ventajas

  • Su alta durabilidad y resistencia son las principales ventajas de este tipo de material. Si se utiliza correctamente puede durar toda la vida.
  • Este tipo de material ofrece una distribución uniforme del calor, algo muy importante para los amantes de la cocina.
  • Soporta la gran mayoría de fuentes de calor gracias a un punto de fusión muy elevado (660,56 ºC).

Desventajas

  • No se recomienda para su uso en fuego abierto o en hogueras.
  • No destaca por su antiadherencia.
sartén de aluminio
Cocinando en el césped | Fuente: Philip Ackermann de Pexels

4. Vidrio y cerámica

Los utensilios de cocina fabricados en vidrio son seguros, inertes y no reaccionan al incluir alimentos, por tanto, resulta ser una excelente opción sobre todo para personas alérgicas o con intoxicación por metales pesados. No transmiten olor, sabor y son fáciles de limpiar.

Ventajas

  • Se pueden limpiar en el lavavajillas
  • No alteran el sabor de la comida
  • La transparencia del vidrio nos puede ayudar a elaborar algunos tipos de platos.
  • Se puede utilizar para conservar alimentos.

Desventajas

  • En caso de que el vidrio tenga alguna grieta, es mejor prevenir y descartarlo.
  • En caso de la cerámica si se desconcha hay que tener cuidado, si vemos que podría afectar a nuestra salud o seguridad mejor desechar la pieza.
  • Son frágiles a los golpes y a temperaturas elevadas.
botes de cristal
Botes de cristal con golosinas | Imagen de congerdesign en Pixabay

6. Silicona platino

La utilización de la silicona se ha extendido rápidamente, haciéndolos imprescindibles para cocinar en el horno principalmente como moldes de silicona, espátulas y otros utensilios. Es muy práctica y ofrece excelentes resultados.

Hay muchos tipos de silicona, por eso se recomienda comprar la de máxima calidad y que esté debidamente certificada. La silicona de mayor calidad se hace llamar silicona platino, esta silicona está compuesta a partir de silicio (siloxano). Si no se compra silicona de calidad estos pueden reaccionar ante algunos alimentos o pueden llegar a deformarse/fundirse, pasando así algún componente tóxico a los alimentos.

Ventajas

  • No necesita un antiadherente (aceite, mantequilla, etc.)
  • Se puede encontrar en multitud de formatos y formas para hornear.
  • La silicona platino es estable, duradera, flexible y totalmente segura.

Desventajas

  • En el horno no debe utilizarse con temperaturas superiores a 260ºC.
molde de silicona
Moldes de silicona | Imagen de Stefan Schweihofer en Pixabay

7. Acero inoxidable

El acero inoxidable es una aleación de hierro y carbono (acero) a la que se le ha añadido aproximadamente un 10% de cromo para otorgarle resistencia a la corrosión.

Existen principalmente dos tipos de acero inoxidable, el austenítico y el ferrítico, aunque hay muchos más tipos. Es más recomendable este último ya que no contiene níquel como elemento de aleación.

Las cantidades de cromo no son preocupantes pero las de níquel podrían estar detrás de reacciones cutáneas en personas sensibles al mismo (estudio, estudio).

Ventajas

  • Es un material muy ligero, por lo que resulta muy cómodo trabajar con utensilios de acero.
  • Otra de las ventajas del acero inoxidable en la cocina es que es fácil de limpiar y no requiere de un gran cuidado.
  • Es un material muy resistente. Resiste la corrosión, el calor, las ralladuras y los pequeños golpes ocasionales que suelen deformar ligeramente otros materiales. Gracias a ello, los utensilios de acero inoxidable son muy duraderos.
  • Al no tener una superficie porosa los gérmenes no pueden reproducirse en este material.

Desventajas

  • Varios estudios han demostrado que existe migración de pequeñas cantidades de níquel y cromo a los alimentos cocinados en utensilios de acero inoxidable.
  • No es un buen conductor del calor. Es un material que tiene una conductividad térmica baja, por lo que tarda en calentarse y se enfría rápidamente.
cocina
Cocina de acero inoxidable | Imagen de Free-Photos en Pixabay

8. Revestimientos cerámicos

La cerámica es un gran material transmisor de temperatura. Entra en calor muy fácilmente y lo transmite de forma potente a la superficie de cocción. Usar sartenes cerámicas requiere de especial cuidado en cuanto a la temperatura de cocción puesto que corremos el riesgo de pasarnos de temperatura y que la sartén se rompa.

El problema es que en el mercado encontramos coberturas cerámicas de muy mala calidad. Además, el color engaña: creemos que toda sartén blanca es «ecológica y sana», pero podría llevar una simple cobertura de pintura con una mínima base cerámica, que se descascarilla pronto y deja al descubierto el aluminio.

Ventajas

  • Son resistentes, no liberan sustancias tóxicas por debajo de 450 °C y son económicas.

Desventajas

  • No reparten de forma uniforme el calor.
  • Pierden sus propiedades antiadherentes relativamente pronto.
  • Se deben usar a una temperatura media. Si nos pasamos con la temperatura la sartén no aguantará.
sartén de ceramica
Cocinando un tipo de tortilla con una sartén revestida de cerámica | Fuente: Imagen de Jason Goh en Pixabay

9. Titanio

El titanio es el noveno metal más abundante de la tierra conocido por su inocuidad, su biocompatibilidad y su uso en la elaboración de prótesis, implantes dentales o piezas de aeronáutica por su resistencia a situaciones extremas.

Debido a sus ventajas es probable, que el titanio acabe convirtiéndose en la opción práctica al resto de productos inocuos del mercado, ya que, a diferencia de parte de ellos (sobre todo del vidrio y la cerámica) requiere un mantenimiento mínimo y resiste más.

Ventajas

  • Es un material saludable, es inerte, atóxico y compatible con el organismo.
  • Es bastante ligero, pesa menos que el acero inoxidable.
  • Es muy resistente, resiste los pequeños golpes o caídas que pueda sufrir la pieza, si es de calidad nos puede durar toda la vida.
  • Transmite el calor uniformemente para una cocción perfecta.
  • Resiste a la corrosión y los gérmenes no pueden reproducirse. En caso de corrosión esta se puede eliminar fácilmente.
  • Resistente tanto a temperaturas altas (hasta 600ºC) como temperaturas bajas (hasta -254ºC).

Desventajas

  • Las piezas de titanio suelen ser bastante costosas.
utensilios de titanio
Utensilios de cocina de titanio para senderismo | Fuente: superligero.es