Hoy vamos hablar sobre un estudio en el que dicen saber la clave para tener un matrimonio duradero.

Introducción

¿Crees que has encontrado a tu media naranja? ¿Ya estás empezando a hacer planes de futuro con la que crees que será tu compañero de viaje para toda la vida? Puede que llevéis 1 mes o 6 años juntos, pero ¿Cuándo es el mejor momento para darse el ‘sí quiero’?

Hay el amor… ¿Se puede aplicar un razonamiento matemático en un tema tan especial? En algunos aspectos sí que se puede aplicar, pero en otros donde manda es lo que nos dice el corazón, pero cuando una pareja decide dar el último paso para contraer matrimonio ¿Cuántos años deben de llevar como pareja antes de casarse?¿Dos años?¿Diez años?¿O simplemente da igual?

Estudio

Los investigadores de la universidad de Emory, Atlanta, hicieron una encuesta a 3.000 personas casadas de las cuales recopilaron información sobre su relación antes de casarse, su pedida de mano y su boda.

Si antes de casarnos, hemos mantenido una relación entre un año o dos nuestras posibilidades de divorcio en un futuro disminuye un 20% en comparación con una relación de menos de un año. Mantener una relación de tres años o más antes de casarse disminuye aún más las posibilidades de divorcio, concretamente hasta el 50%.

Con este estudio lo que se quiere mostrar es que es bastante recomendable que pases unos cuantos años de relación viviendo con tu pareja antes de daros el ‘sí quiero’ ya que no es algo que debemos tomar a la ligera.

Teniendo en cuenta los consejos de los investigadores Francis-Tan & Mialon, podríamos decir que no importa la situación, siempre debemos conocernos muy bien antes de contraer matrimonio pero no todas las relaciones son iguales. No es lo mismo tener una relación a los 20 años donde tenemos muchos años por delante, 30 donde ya no estamos para perder el tiempo y 40 donde posiblemente no queremos ataduras (tener hijos, cambiar de trabajo, etc.).

Además, la persona que escogemos para mantener una relación, la podemos haber conocido de distintas formas, puede que haya sido un completo desconocido anteriormente, amigos de toda la vida o compañeros de trabajo.

Preguntas

Ahora os vamos a proponer una serie de preguntas y respuestas que sin duda os resolverán algunas dudas que podáis tener acerca de vuestro futuro como pareja:

  1. ¿Piensas que tu boda es una manera de empezar de 0?

Una cosa hay que tener clara, a nadie le amarga un dulce, e ir a una boda es igual, el día de la boda es algo mágico, viene toda la familia, comemos, bailamos y lo que el cuerpo aguante, pero si previamente vuestra relación era un rifirrafe constante deberías reconsiderar primero vuestra relación, una boda no va hacer que del día a la mañana veas a tu pareja de otra manera.

  1. ¿Conoces muchos aspectos de tu pareja?

Un inconveniente que puede ocurrir después de una feliz relación y posteriormente un matrimonio, es el de enterarse del algún aspecto que no nos gusta y que nunca hubiéramos hablado de él. Un tema por ejemplo muy importante es el de tener hijos, puede que nunca lo hayáis hablado pero es muy importante dejar claro si se quieren tener o no para no llevarnos disgustos a posteriori.

  1. ¿Cómo de feliz crees que serás?

Creer que en un futuro vais a ser feliz es engañarse uno mismo si la situación actual es insostenible. Primero hay que tener una relación feliz en el presente para seguir construyendo un próspero futuro juntos.

  1. ¿Tiene algo tu pareja que te vuelve loc@?

Muchas personas quedan totalmente enamorad@s de su pareja por un rasgo que destaca sobre los demás, ese rasgo puede que nos nuble la vista a la hora de tomar las decisiones adecuadas. Además, esa característica puede que nos tenga enamorados en el presente pero puede que al cabo de unos años no le demos la misma importancia, alterando la imagen idílica que teníamos de esa persona.

  1. ¿Crees que la cosas serán diferentes una vez estéis casad@s?

Antes de casarse, hay que valorar el estado actual de la relación ¿Discutís mucho o no? Hay que tener en cuenta que un matrimonio introduce nuevos retos que tienen que ser afrontados juntos, si la situación actual es inestable será difícil de superar esos retos.

  1. ¿Quieres saber primero cómo es el día a día viviendo juntos?

Es frecuente que las parejas se vayan a vivir juntos años antes de casarse para conocerse mejor  mutuamente pero según diversos estudios, muchas parejas al empezar a vivir juntos tienen tendencia a dedicar menos tiempo en la relación, lo que puede provocar un desgaste debido a la monotonia del dia a dia. Si en la pareja hay confianza, llevan años de relación y están decididos a dar el último paso, puede que sea mejor casarse directamente.

 

Resumiendo, tener la seguridad de conocer muy bien a tu pareja antes de pasar por el altar reducirá, y mucho, las probabilidades que en un futuro haya un divorcio. Eso sí, eso no quiere decir que no tengáis dificultades juntos, habrán altibajos como en cualquier relación, el objetivo es sobreponerse a esas dificultades y reforzar aún más vuestro amor.


Fuentes