Las orugas son unas de la criaturas más espectaculares, mostrando variopintos colores, patrones, y texturas que les ayudan a sobrevivir hasta que llega la hora de convertirse en mariposas o polillas.

Mientras la mayoría son inofensivas, hay algunas orugas que pueden representar un peligro no solo para sus depredadores sino también para los humanos. Vamos a analizar a las 5 orugas más tóxicas del mundo. Comenzamos!

1. Oruga ensillada

Ubicación: Costa este de los Estados Unidos.

La oruga ensillada (Acharia stimulea) es originaria de la Costa este de los EEUU, reproduciéndose en las regiones más cálidas. Su nombre proviene de su peculiar sillín de color verde chillón con un asiento en medio de color marrón que lleva dibujado en su espalda.

Pelos urticarios (muy común en muchas especies de orugas, plantas y tarántulas) rodean el sillín por la parte de abajo y también en los dos cuernos en ambos extremos de la oruga. Estos pelos están impregnados de veneno, y el contacto humano puede provocar hinchazón, urticaria y náusea.

oruga ensillada

2. Oruga peluche

Ubicación: De la Costa Este de los Estados Unidos hasta América Central.

La oruga peluche (Megalopyge opercularis), como la oruga ensillada, su nombre se basa en su peculiar aspecto: unos largos pelos recubren todo el insecto, lo que le asemeja a un peluche. Estos característicos pelos son en verdad espinas y tocando solo uno verás que no a sido buena idea hacerlo.

El efecto más inmediato será un sarpullido en la zona afectada, a continuación sentirás un dolor semejante al romperte un hueso o al recibir un golpe contundente. El dolor se puede propagar a otras áreas alrededor del área afectada.

oruga peluche

3. Ojos de venado

Ubicación: Del sur de Canadá hasta el sur de los Estados Unidos.

Esta oruga (Automeris io) pertenece al grupo de polillas llamadas ‘ojos de venado’ y aunque parezca un insecto inofensivo con esos colores llamativos y esas espinas, la verdad es que tocarlas son un verdadero peligro. Al mínimo contacto, estas espinas desprende un veneno que puede causar desde un dolor moderado hasta un severo dolor en humanos.

Cada una de sus espinas acaba en una punta de color negro que al contacto se rompe,normalmente liberando el temido veneno en el cuerpo de la víctima. Estas espinas se pueden clavar el piel, generando aún más irritación que el pinchazo inicial.

ojos de venado

4. Lophocampa caryae

Ubicación: Costa este de los Estados Unidos.

Esta oruga, al contrario que sus compañeras, su apariencia nos sugiere que a poder ser, no la toquemos, a no ser que queramos sufrir sus consecuencias. El cuerpo de esta oruga está repleto de espinas blancas y negras, con dos espinas más largas en cada uno de sus extremos.

Todas sus espinas contienen veneno, el cual puede provocar un sarpullido muy molesto al contactar con nuestra piel. A parte de ser venenosa en sus espinas, también es venenosa en su interior, ya que guarda las toxinas de las plantas de las que se alimenta.

oruga blanca y negra

5. Ochrogaster lunifer

Ubicación: America del sud.

Esta oruga es sin duda la más tóxica de nuestro artículo. Esta peludas preciosidades, como todas las demás, están cubiertas por pelos urticantes que liberan veneno al mínimo contacto. Sin embargo, este veneno tiene algo mucho más peligroso que los demás casos: un potente anticoagulante. El mínimo contacto con esta oruga puede resultar en una hemorragia tanto interna como externa que puede ser letal si no se trata inmediatamente.

oruga tóxica


Fuentes