Hoy vamos hablar de las 10 mejores estaciones de esquí del mundo.

¿Qué es lo que necesita una estación de esquí para ser una de las mejores? No lo es todo tener muchos km de pistas habilitadas y hoteles de lujo, aunque puede que sea importante para algunos; tampoco es a la velocidad que nos lleva el telesilla hasta nuestro destino o lo lujosas que puedan ser nuestras cenas.

Lo primero son las sensaciones que tenemos en la nieve, pero tiene que haber más que eso. Tienen que haber un amor por los habitantes locales, amor mutuo y con la montaña. Tenemos que sentir que la montaña es nuestra segunda casa, así que dicho todo esto, vamos a empezar a enseñaros las estaciones de esquí que gratamente las clasificaremos como ‘nuestra segunda casa’.

10. Revelstoke, Canada

Esta estación de esquí se ubica en la pequeña población de Revelstoke, Canadá. Con sus colinas, árboles y sus pistas perfectamente preparadas para esquiar, Revelstoke lo adoras o lo odias, quien lo odia se lo achaca a lo difícil que es llegar con coche. Quien lo adora es gracias a que no está tan concurrida como otras estaciones. Si te gusta esquiar por pistas con nieve muy fina y con poca gente, Revelstoke es tu destino.

Recomendación: Si viajas desde Calgary, pasate por las fantástica estación de esquí Kicking Horse y aprovecha para quedarte un par de días, no te arrepentiras.

lift Revelstoke

9. Zinal/Grimentz, Suiza

Zinal y Grimentz son dos pequeños pueblos con mucho encanto que se fusionan en el valle de Anniviers y muchas veces se pasa por alto por las ya conocidas pistas de Zermatt y Verbier. Gracias a ello, estas pistas no están saturadas de gente aunque año tras año va ganando más adeptos gracias a sus buenas críticas.

Recomendación: Si te alojas en el hotel de Zinal llamado Le Trift te recomendamos que pidas la ensalada de queso de cabra, no te arrepentiras!

val de zinal

8. Whistler, Canadá

Whistler es la estación de esquí por la que vienen año tras año por sus fantásticas pistas. Con más de 32 kilómetros cuadrados y más de 200 pistas, de las cuales están cubiertas con una nieve de alrededor de 10 años de antigüedad.

El alojamiento transcurre entre los económicos albergues hasta los lujosos hoteles de cinco estrellas, abarcando todo tipo de bolsillos, eso sí, si estás acostumbrado al ocio nocturno de Austria puede que este os sepa un poco corto.

Recomendación: Después de una dura jornada de esquí, ves directo a Garibaldi Lift Company Bar para beberte unas deliciosas tisanas, después dirígete a Caramba para comerte una de las mejores pizzas hechas al horno del complejo turístico.

whistler peak

7. Cortina d’Ampezzo, Italia

Impresionante y preciosa, Cortina es posiblemente una de las montañas más espectaculares del mundo. Los Dolomitas tienen multitud de estaciones de esquí, muchas de ellas aparecerián en esta lista pero Cortina se lleva el puesto gracias a su precioso pueblo.

Las pistas de esquís son de nivel medio, ideal para familias o gente con algo de práctica, aunque parezca un inconveniente, teniendo en cuenta el lugar tan precioso en el que está, invita a relajarse y dejar de lado nuestra competitividad. Qué mejor que darse un buen festín de comida y vino en una de las montañas más bonitas de Italia, simplemente fantástico.

Recomendación: El Camineto es reconocido como el mejor restaurante del pueblo.

the dolomites

6. La Clusaz, Francia

Hemos escogido La Clusaz sobre otras estaciones de esquí por su maravillosa variedad de pistas disponibles a 50 minutos de Ginebra, con lugares increíbles a los que escalar y por ser una de las áreas naturales de Francia donde se ha visto menos afectada por la mano del hombre.

Sin duda hay otros lugares que cumplen estas condiciones, pero este pequeño lugar es el último secreto que quedaba por descubrir. Mientras otras estaciones de esquís están llenas de británicos y rusos, aquí es raro que escuches otra voz que no sea la de un francés.

Recomendación: No te pierdas las tradicional y barata comida Saboyana del restaurante L’Outa.

la clusaz

5. Castle Mountain, Canada

Escondida en el sur del estado de Alberta, cerca de la frontera de los Estados Unidos y el estado de Montana, Castle es una genial estación de esquí. Gracias a su fantástica comunidad y a su preciosa montaña hace que la estancia se placentera como ninguna. Castle Mountain lo tiene todo lo que necesitas pero en pequeño, además no está muy concurrido, lo que es un alivio.

Recomendación: Castle Mountain es un lugar poco ajetreado cuando se cierran las puertas de la estación, si buscas algo más de ocio nocturno quédate cerca de Pincher Creek.

castle mountain canada

4. Niseko, Japón

Niseko, en el norte de la isla japonesa de Hokkaido, nieva con contundencia, tiene la increíble cifra de 15 metros de nieve de media. En esta zona 4 resorts se han aliado para pasarse a llamar Niseko United. Hay tanta área disponible que sea cual sea nuestro nivel tendremos pistas perfectas por donde esquiar.

Si quieres algo más extremo puedes atreverte a utilizar una de las 9 puertas que te llevan a la parte sin vigilancia, donde tu y la naturaleza seréis uno.

Recomendación: Si puedes, aprovecha para comerte unos noodles en el restaurante ‘Rakuichi’ 

Niseko Annupuri

3. Telluride, Estados Unidos

Cuando encontraron oro en Telluride hace más de 100 años también se encontraron con un paraíso para los esquiadores. En el corazón de las montañas San Juan, estas montañas son unas de las más nuevas del continente, con tan poco tiempo para su erosión, sus picos son afilados y puntiagudos siendo un lugar exigente para quien los quiera esquiar.

Recomendación: No te puedes ir de Telluride sin antes visitar la montaña de Silverton, totalmente recomendado.

telluride

2. St. Anton, Austria

St. Anton es un resort con una infraestructura moderna, con 280km repletos de todo tipo de locales que nos podamos imaginar. El nuevo Flexenbahn permite transportar a los esquiadores a cualquier área sin la necesidad del bus, haciéndolo todo muchos más fácil. Nada de esto hace que St. Anton resalte sobre los demás resorts de Austria, pero donde St. Anton supera con creces a sus competidores es en el ocio nocturno. Los Jagerbombs acompañan cada ronda, con la siempre presente música Austriaca de fondo y como no, la infinita conga de esquiadores borrachos de cada garito, se podría considerar casi un deporte local.

Recomendación: No te puedes perder una noche de fiesta en el mejor pub de St. Anton, el MooserWirt

mejores estaciones de esquí

1. Shames Mountain, Canada

Shames Mountain, en el norte de la Columbia Británica, cerca de la frontera con Alaska, simplemente mola y mucho. No solo es el primer resort de esquí de Canadá que lo lleva una cooperativa, sino que además trabaja el tipo de gente amable que te hace sentir como en casa desde el minuto 1. Lleno de pistas con nieve en polvo, nos encontraremos en un paraje natural que nos parecerá mágico.

Recomendación: La taberna de Sherwood Mountain es el mejor lugar para tomarte una cerveza típica de la zona y charlar con otros esquiadores.

shames mountain


Fuentes