Hoy vamos hablar de las 10 arañas más venenosas del mundo. Algunas de ellas son más conocidas, otras son más agresivas, otras atacan extremadamente rápido… pero todas comparten una misma característica, son muy venenosas.

Si os encontráis algunas arañas de las que vamos hablar en este artículo, os recomiendo que deis un paso atrás y no la molestéis, las consecuencias pueden ser fatales. ¡Comenzamos!

10. Tarántula

Nombre científico: Lycosa tarantula

Fuente: Wikipedia

Las tarántulas son una especie de arañas que se extienden por todo el globo, teniendo así multitud de tarántulas diferentes, pero todas comparten características similares.

Son grandes arañas que se diferencian por realizar una guarida en la tierra o en hueco donde esté en total oscuridad. Su táctica para cazar, es esperar en la entrada, ya que goza de una gran visión y rapidez para atacar a sus presas.

Aunque estas arañas son venenosas, este veneno afecta a los insectos, pero no tiene mucho efecto en los humanos. Solo ataca a los humanos si realmente se ve amenazada, ya que suele huir de los animales grandes. Su picadura es similar a la de una abeja.

9. Araña vagabunda

Nombre científico: Eratigena agrestis

Fuente: Wikipedia

La araña vagabunda se puede encontrar en una gran superficie terrestre, ya que comprende tanto el continente Europeo y Asiático, como el noroeste de Estados Unidos y el sudoeste de Canadá, prefiriendo así climas moderadamente secos.

No es una araña que suele vivir en casas, como dice su nombre, prefiere hacer el vagabundo por jardines y campos, instalando su red de forma horizontal en plantas altas y esperar a sus presas para alimentarse.

Respecto a su peligrosidad, no es una araña agresiva, solo ataca si de verdad se encuentra amenazada. Es cierto que su picadura es bastante dolorosa, pero tiene una fama infundada de que causa necrosis en el lugar de la picadura, algo totalmente falso.

8. Araña ratón

Nombre científico: Missulena bradleyi

Fuente: Wikipedia

 

Esta relativamente pequeña araña, denominada araña ratón es un tipo de araña que sólo podemos encontrar en la costa este de Australia.

Muchas veces se confunde con la araña de embudo australiana, aunque esta es mucho más peligrosa y más grande que la araña ratón.

Al igual que la araña de embudo, las picaduras con los humanos suelen ocurrir en época de apareamiento cuando las arañas ratón salen a la búsqueda de una pareja para el apareamiento. Muchas de ellas caen en piscinas o se encuentran en los jardines de los domicilios.

Los síntomas de su picadura son un fuerte dolor en la zona afectada, hormigueo, sudoración, dolor de cabeza y náuseas.

7. Araña del saco amarillo

Nombre científico: Cheiracanthium punctorium

Fuente: Wikipedia

La araña del saco amarillo puede habitar desde Europa Central hasta Asia Central. Su picadura es de las pocas dentro de las arañas de Europa, que puede atravesar la piel humana y afectarnos.

En de las arañas menos venenosas, se dice que su picadura causa un dolor un poco más fuerte que el de una avispa acompañado de enrojecimiento de la zona e irritación dependiendo la persona.

Las arañas del saco amarillo más venenosas se encuentran en Alemania, en concreto en la región de Kaiserstuhl, la parte más cálida del país. En esta región es donde se ha visto más frecuentemente, su picadura, aparte de las dolencias anteriormente comentadas, también puede provocar mareos, vómitos, fiebre leve, náuseas o insuficiencia circulatoria en los casos más graves.

6. Espalda roja

Nombre científico: Latrodectus hasselti

Fuente: Flickr – Doug Beckers

La araña de espalda roja, se cree que se originó en el sur de Australia, pero actualmente se ha ido propagando (en algunos casos involuntariamente) y se encuentra en toda Australia, Nueva Zelanda, Japón, Emiratos Árabes Unidos y Sudeste de Asia.

Suelen vivir en lugares cálidos y protegidos, donde el viento no suele hacer acto de presencia, normalmente cerca o dentro de domicilios, siendo así más peligrosas. Teniendo la mala costumbre de colocar sus redes en los retretes de los domicilios, lo que causa unas 500 a 1000 mordeduras al año solo en Australia, muchas de ellas en los genitales masculinos.

Su picadura produce un fuerte dolor en la zona afectada hasta extenderse por toda la extremidad mordida durante más de 24 horas. Sus efectos secundarios se revelan como náuseas, vómitos, dolor de cabeza y paralización general de todo el cuerpo.

5. Viuda negra

Nombre científico: Latrodectus mactans

Fuente: Flickr – BrunoSchalch

La viuda negra, sin duda una de las arañas más conocidas del mundo, le debe este curioso hombre básicamente porque después del apareamiento con el macho, generalmente la hembra se come al macho para asegurar una buena puesta.

La viuda negra habita principalmente el Este de los Estados Unidos, México y Venezuela, en un hábitat del tipo terrestre escogiendo preferentemente lugares oscuros donde esconderse.

Aunque su carácter no es agresivo, ya que la mayoría de su vida es solitaria y evadiendo enfrentamientos, esta puede llegar a picar a un humano si se ve amenazada. Solo la hembra es peligrosa, el macho no.

Su picadura consta de una herida doble sobre la piel, donde los efectos más comunes son dolor abdominal, espasmos musculares abdominales e hipertensión.

Su veneno es tan fuerte que equivale a quince serpientes de cascabel, aunque su veneno es peligroso, rara vez es letal. Suele tener consecuencias fatales en casos donde la persona afectada, ya sea adulta o niño, no están en buenas condiciones físicas. Igualmente hay que acudir a un hospital urgentemente.

4. Araña arenera

Nombre científico: Sicarius

arañas más venenosas
Fuente: Wikipedia

Al igual que las arañas del género Loxosceles, este tipo de arañas la podemos encontrar en los desiertos de África y zonas áridas de América del Sur y América Central.

Es una araña que domina al máximo la calma y no ser vista por sus depredadores, su combinación de colores y su complexión plana la hacen muy difícil de distinguir a simple vista. Suelen cubrirse con tierra o arena del entorno con tal de esperar a cazar alguna presa. Son muy ágiles y pueden huir fácilmente o pueden enrollarse en una bola y lanzarse duna abajo en los desiertos.

Aunque se considera una araña muy venenosa, al ver a humanos no suelen atacar, se suelen quedar paradas y retroceder lentamente, solo atacan si se ven amenazadas. Su veneno eso sí es bastante peligroso ya que puede destruir los vasos sanguíneos y el tejido humano.

3. Araña Violinista

Nombre científico: Loxosceles Laeta

arañas más venenosas
Fuente: Wikipedia

En el podio de las arañas más venenosas encontramos a la araña Violinista nativa de América del Sur, se ha extendido a otros países de América Central y América de Norte, pero sin prosperar demasiado en estos lugares. Su modus operandi es esconderse en grietas o rincones de difícil acceso donde esté predominantemente oscuro.

El veneno de la araña violinista es potencialmente mortal dependiendo del del individuo afectado con un alto poder de penetración en el hígado y vías biliares.

Su veneno disuelve los tejidos causando muerte celular en el lugar de la picadura. Además, contiene poderosas enzimas que destruyen todo lo que tenga proteínas, pudiendo ser 15 veces más tóxico que una cobra y 10 veces más potente que la quemadura con ácido sulfúrico.

2. Araña de embudo australiana

Nombre científico: Atrax robustus

arañas más venenosas
Fuente: Wikipedia

La araña de embudo es una de las arañas más venenosas y peligrosas del mundo. Su hábitat y su peligrosidad la hacen una de las arañas a tener más en cuenta.

La araña de embudo se encuentra en la costa este de Australia, encontrándose especies en Nueva Gales del Sur, Australia meridional, Victoria y Queensland. Se oculta debajo de rocas, debajo de casas o trozos de madera que están en el suelo, siempre y cuando en estos lugares la tierra tenga una humedad estable.

Aunque las personas pueden topar con la guarida de estas arañas, el peor caso es cuando los machos salen de la guarida en los meses de calor para aparearse. Ya que estos pueden aparecer ya sea en garajes, piscinas u otras zonas urbanas donde hay un serio peligro de encontrar vida humana.

En el caso del veneno, aunque macho y hembra pueden inyectarlo, el del macho es 30 veces más venenoso. La mordedura es dolorosa debido al ácido del veneno y la marca que dejan los colmillos al atravesar la piel. El cuadro de efectos de su picadura es extenso: náuseas, vómitos, contracción de los músculos faciales, hipertensión y dificultad respiratoria.

El envenenamiento puede ser muy rápido si no se aplica un vendaje compresivo en la zona de la mordedura, para retrasar al máximo sus efectos. La muerte suele ocurrir en tan solo 15 minutos (en casos de niños) y 3 días después de la mordedura, suele ser causada por una acumulación de líquido en el cerebro o una bajada de tensión muy brusca.

1. Araña bananera

Nombre científico: Phoneutria nigriventer

arañas más venenosas
Fuente: Wikipedia

La araña bananera como bien dice su nombre, vive sobre todo en las plantaciones de plátano, por lo que los trabajadores en estas plantaciones pueden encontrarse con esta desagradable sorpresa mientras están trabajando. Además la más venenosa entre las arañas más venenosas

La podemos encontrar en Colombia, Brasil, norte de Argentina e incluso Uruguay, aunque debido a la exportación, esta se puede encontrar en puertos tropicales y barcos donde embarca a diferentes partes del mundo, por lo que puede viajar por todo el mundo.

Debido a su agresividad, la araña es muy temida ya que causa numerosas picaduras cada año en las plantaciones de plátano. Su picadura se caracteriza por un intenso dolor en la zona afectada acompañado por numerosos efectos secundarios como pueden ser: pérdida del control muscular, dolor general intenso y dificultad para respirar. Si la víctima no es tratada con el antídoto, esta se puede asfixiar debido a la falta de oxígeno. En general para que un humano se asfixia debido al poderoso veneno tiene que transcurrir entre 2 a 12 horas.

Otro de los efectos secundario y muy particular en este caso, ya que solo afecta a los hombres, es que produce una fuerte erección durante cuatro horas. Esta erección es sumamente dolorosa y peligrosa ya que se erectan solo los vasos cavernosos pero el glande no, si la erección no es tratada correctamente puede dejar secuelas en la persona.