Ya se acerca la navidad y con ello sus personajes principales, los cuales se empiezan a preparar para el día importante. Uno de los personajes más queridos y que más tarde se ha unido a la familia navideña es Rudolph, el reno de la nariz roja.

Este famoso reno con una nariz roja y luminosa es indispensable para que Santa Claus pueda entregar todos los regalos la noche de navidad. Por eso hoy hablaremos de la leyenda de Rudolph y como sus compañeros renos se han convertido en una pieza fundamental en la festividad navideña. ¡Comenzamos!

Un Rudolph muy feliz | via GIPHY

Origen de los renos navideños

Los renos navideños o también conocidos como “Los renos de Papá Noel o Santa Claus» son los renos domésticos que tiran de su trineo mágico la noche de Navidad.

Los originales ocho renos proceden del poema de 1807 “A Visit From St Nicholas”. Posteriormente Rudolph el reno sería añadido a raíz de la publicación de Robert L. MayChristmas story”, en 1939.

La idea de los ocho primeros renos, se dice que habría surgido de una antigua leyenda de la mitología escandinava, sobre el dios Odín, quien montaba un caballo de ocho patas llamado Sleipnir. Igualmente, en sus orígenes, un caballo blanco (llamado Amerigo) era el encargado de llevar a San Nicolás y a un ayudante, llamado Zwarte Piet en holandés, (Pedro Carbonilla o, literalmente, Pedro el Negro). Tanto el caballo como Black Peter, posteriormente desaparecerían de la tradición anglosajona o se fusionarían.

Santa Claus y sus renos comienzan su aventura | via GIPHY

Leyenda de Rudolph

La historia cuenta que un joven reno que siempre fue mal visto y discriminado por su manada por culpa de su extraña y divertida nariz roja, que emitía luz propia porque era una luz que puso un hada. Esto fue así, hasta un día de Navidad en el que se había desatado una gran tormenta de nieve, que imposibilitaba que el trineo de Santa Claus, con sus tradicionales ocho renos, pudiera comenzar el viaje para repartir los regalos.

Así fue como Santa Claus conoció a Rudolph, y lo puso al frente de los demás renos, para que, con la potente luz de su nariz, los pudiera guiar en el difícil viaje entre la tormenta. Desde entonces, todas las Navidades, Rudolph trabaja junto a Santa Claus, y es respetado y admirado por el resto de su manada. Gracias a él Santa Claus siempre puede entregar los regalos, sin importar las condiciones meteorológicas que haya afuera.

Desde sus comienzos, el personaje de Rudolph fue muy popular y se convirtió en uno de los preferidos de los niños. Además, con los años, aparecieron diferentes producciones gráficas y televisivas sobre esta simpática criatura. También existe un villancico navideño muy popular que cuenta su vida, llamado Rudolph el reno de la nariz roja, cantado en diversos idiomas y por distintos intérpretes.

Santa Claus felicitando a uno de sus renos | via GIPHY

La leyenda de los renos navideños

Los renos navideños permitirían repartir los regalos de Santa Claus en la nochebuena y navidad que va del 24 de diciembre al 25 de diciembre. Los encargados de su cuidado serían los duendes navideños, que en Laponia se encargan de que estén listo para el día especial.

El trineo mágico volador, sería tirado por nueve renos llamados Alegre, Bailarín, Juguetón, Saltarín, Cupido, Cometa, Relámpago, Trueno; y liderados por un reno con la nariz roja llamado Rudolph (Rodolfo en español), siendo este el último reno en agregarse a la historia.

El orden de los ocho renos tirando el trineo, que van detrás de Rudolph, sería el siguiente; en el supuesto de que los renos que se nombran en el poema van de adelante hacia atrás (los renos de la izquierda serían machos y los de la derecha hembras).

Esquema y descripción de los renos

Los nombres de Rudolph, Trueno y Relámpago serían de origen alemán, mientras que los nombres de los otros renos sería de origen inglés.

renos mágicos
Fuente: Numtric.com

Rudolph: Sería el actual líder de los renos navideños.

Alegre: Sería la líder izquierda antes de la llegada de Rudolph.

Bailarín: Sería el líder derecho antes de la llegada de Rudolph.

Juguetona: Igualmente considerada la más hermosa, y de gran resistencia.

Saltarín: Sería el más hermoso de los renos y poseedor de gran resistencia.

Cupido: Sería la reno encargada de esparcir el amor y alegría que trae Papá Noel.

Cometa: Sería el reno encargado de esparcir la felicidad y maravilla que trae Santa Claus.

Relámpago: Sería la reno que representa el espíritu del relámpago.

Trueno: Sería el reno que representa el espíritu del trueno.

Fuentes