Al contrario que otras tecnologías como la bombilla o el teléfono, el internet no tiene un solo creador. En su lugar, ha ido evolucionado hasta lo que conocemos hoy en día. Comenzando con la historia de Internet, el Internet empezó en Estados Unidos hace más de 50 años como un arma contra la Unión Soviética durante la Guerra Fría. Durante años, científicos y investigadores lo utilizaban para compartir información entre ellos. Hoy lo utilizamos para casi todo, y para mucha gente sería imposible vivir sin él.

El susto de Spudnik

El 4 de Octubre de 1957, la unión soviética logró poner en órbita el primer satélite artificial de la historia alrededor de la tierra. El satélite conocido como Sputnik, no hacía mucho: vagaba en el espacio sin un rumbo fijo, emitiendo diferentes tipos de sonidos desde sus transmisores de radio conforme iba dando vueltas alrededor de la tierra. Aun así, para muchos Americanos, la bola de hojalata Sputnik era un aviso: Mientras los mejores científicos y ingenieros de Estados Unidos estaban concentrados en inventar coches más grandes y mejores televisiones, parecía que los soviéticos estaban concentrados en algo menos superficial – y ellos iban a ganar la guerra fría gracias a eso.

via GIPHY

Después del lanzamiento de Sputnik, muchos Americanos empezaron a tomarse en serio el tema de la ciencia y la tecnología. Las escuelas añadieron asignaturas como química, física y cálculo infinitesimal. Las empresas invirtieron las ayudas del gobierno en investigación, desarrollo e innovación. Además, el gobierno creó dos nuevas agencias, la primera fue la National Aeronautics and Space Administration (NASA) y la segunda el Department of Defense’s Advanced Research Projects Agency (ARPA), para desarrollar tecnologías espaciales como por ejemplo cohetes, armas y ordenadores.

El nacimiento de ARPAnet

La historia de internet comienza aquí, Científicos y militares experimentados estaban muy preocupados si algún día la Unión Soviética atacaba el sistema de telefonía del país. Ellos temían que con un solo misil se podría destruir todo el sistema de líneas y cables que hacían posible la comunicación entre largas distancias. En 1962, un científico del M.I.T. y ARPA llamado J.C.R. Licklider propuso una solución al problema: una «red galáctica de ordenadores» que pudieran hablar entre ellos. Esta red permitiría a los altos cargos del gobierno comunicarse entre ellos incluso si los soviéticos destruían el teléfono.

En 1965, otro científico del M.I.T. desarrolló un método para enviar información desde un ordenador a otro que él llamaba “conmutación de paquetes”. La conmutación de paquetes divide la información en bloques, o paquetes, antes de enviarlos a su destino. De esta manera, cada paquete puede escoger cualquier ruta mientras llegue al final. Sin la conmutación de paquetes, la red de ordenadores del gobierno – conocida como ARPAnet – hubiera sido igual de vulnerable que el sistema de telefonía contra los ataques enemigos.

via GIPHY

“LOGIN”

En 1969, ARPAnet envío su primer mensaje: una comunicación punto a punto entre un ordenador y otro. (El primer ordenador se encontraba en un laboratorio de la Universidad de California y el segundo se encontraba en la universidad de Stanford; hay que recordar que cada ordenador tenía el tamaño de una casa pequeña.) El mensaje – “LOGIN” – (Iniciar sesión en inglés) era corto y simple, pero saturó la joven red de ARPA: El ordenador de Stanford solo recibió las dos primeras letras.

La red crece

A finales de 1969, solo cuatro ordenadores estaban conectados a la red ARPAnet, pero la red fue creciendo a buen ritmo durante 1970. En 1971, se añadió la Universidad de Hawaii ALOHAnet, y dos años más tarde añadió la Universidad de Londres y un gran radar en Noruega. Mientras la red de conmutación de paquetes iba creciendo, también se hacía más difícil integrar esa red a un red “global”.

A finales de los años 70, un ingeniero informático llamado Vinton Cerf empezó a solucionar este problema desarrollando una manera de que todos los ordenadores de todas la redes locales del mundo se pudieran conectar entre ellos. El llamó a su invención “Protocolo de control de transmisión” también apodado como TCP. (Más tarde añadió un protocolo adicional, llamado “Protocolo de internet” o IP. El acrónimo para referirse a ellos a día de hoy es TCP/IP.) Este protocolo permite que dos ordenadores que están dentro de la vasta red de internet se pueden conectar entre sí.

via GIPHY

The World Wide Web

El protocolo de Cerf convirtió el internet en una red global. Durante los años 80, investigadores y científicos lo utilizaban para enviar archivos y información de un ordenador a otro. Sin embargo, en 1991 internet cambió de nuevo. Ese año, un ingeniero informático Suizo llamado Tim Berners-Lee inventó la “red informática mundial” (apodada WWW en inglés): un internet que no solo era útil para enviar archivos de una lado a otro si no que también era una “web” de información a la cual cualquiera podría acceder y obtener información. Berners-Lee creó el internet que conocemos hoy en dia.

Desde entonces, el internet ha cambiado de diversas formas. En 1992, un grupo de estudiantes y investigadores de la universidad de Illinois desarollaron un sofisticado navegador apodado Mosaic (Que más tarde se convertiría en Netscape). Mosaic ofrecía una interfaz intuitiva con la cual podíamos buscar en internet: Permitía a los usuarios visualizar palabras y imágenes en la misma pagina por primera vez y navegar utilizando barras de desplazamiento (scrollbars en inglés) y enlaces. Ese mismo año, el Congreso de los Estados Unidos, decidió que la web se podía utilizar para propósitos comerciales. Como resultado, compañías de todo tipo se apresuraron en construir su página web y los comercios empezaron a comenzar a vender de forma online a sus clientes.

Recientemente el nuevo boom a sido las redes sociales como por ejemplo Facebook, Instagram o Twitter, donde gente de todo el mundo y de todas las edades está conectada y comparte sus experiencias con solo un click.

También hay que recordar que aproximadamente solo el 1% de internet está visible al público, todo lo demás está oculto.


Fuentes