Introducción

La mayor parte de la población está comunicada, ya sea en mayor o menor medida. Tenemos carreteras perfectamente asfaltadas o caminos de tierra dejados de la mano de dios, nos pueden gustar más o menos pero cumplen su función, poder trasladarnos de un lado a otro.

Pero no en todos los sitios de la tierra tienen estas facilidades. En las tierras altas de Canadá muchas zonas están aisladas y la única manera de comunicarse es a través de una carretera de hielo disponible solo durante 3 meses al año.

autopista de hielo
Foto de Ian Mackenzie – originalmente publicada en Flickr como The ice highway

Norte Canadiense

El norte de Canadá es una región subártica de escasa población. La mayoría de sus bastas tierras son salvajes o están cubiertas por una tundra poco desarrollada. Debido a la dificultad del terreno, apenas 42.000 personas residen durante todo el año, donde además, solo hay unos 917 kilómetros de carreteras asfaltadas en todo el territorio.

Los Canadienses lo solucionan yendo volando a todas partes pero como comprenderéis no es que sea muy económico. Aunque todo cambia cuando llega el invierno, donde el resto del mundo sufre los improperios del hielo y la nieve en la carretera ellos han transformado eso en su vía de escape.

La carretera de hielo

La carretera en cuestión transcurre entre el pueblo de Gillian, en la provincia de Manitoba y Peawanuk, en la provincia de Ontario. Cuando el invierno golpea las tierras Canadienses en enero, se construye la que está galardonada como la carretera de hielo más larga del mundo con 752 kilometros. La ‘autopista’ en cuestión que separa estos dos pequeños pueblos se basa en 8 carriles donde se puede circular indistintamente.

limpiar carretera
Máquina retira la nieve de la carretera

Construida en hielo y nieve, la carretera está operativa desde enero hasta marzo por seguridad, debido al calentamiento global, año tras año su disponibilidad se va reduciendo y amenaza su existencia. En ese periodo los camineros aprovechan para transportar los recursos necesarios para subsistir al menos un año.

Las velocidades están limitadas a 25 km/h para evitar que el peso de los vehículos cause un daño indebido sobre la superficie de la carretera. Hay que tener en cuenta que transportar la carga a través de esta carretera sale de 4 a 8 veces más barato que hacerlo por aire.


Fuentes