Hoy hablaremos como el fútbol femenino alzó la voz en favor de la igualdad en el deporte.

Introducción

¿Te imaginas jugar un partido de fútbol en la montaña más alta de África? Esto es lo que hicieron jugadoras profesionales para reivindicar la igualdad entre hombres y mujeres en el deporte.

El 24 de Junio de 2017, un grupo de 30 mujeres representando a 20 nacionalidades, completaron los 90 minutos de partido a una altitud de infarto, 5714 metros, siendo así el partido de fútbol a más altura jamás jugado.

Preparando el campo

En el ascenso, las jugadoras cargaban a sus espaldas todos los elementos necesarios para considerar el partido oficial. Los postes, las redes, los banderines de córner y – en este caso – harina para marcar las líneas del campo. Todo se preparó en una llanura donde lo único que había era ceniza volcánica de los tres volcanes inactivos que forman el Kilimanjaro.

El imponente Kilimanjaro

Partido

El partido se disputó entre el Volcano FC y el Glacier FC acabó sin goles, pero ese no era objetivo. El objetivo era dar a conocer a esa desigualdad entre hombres y mujeres que existe en el mundo de los deportes. Linieres y árbitros reconocidos por la FIFA también pusieron su granito de arena para que el partido se pudiera realizar.

La central americana Erin Blankenship, cofundadora de la organización ‘Equal Playing Field’, dijo ‘No podemos negar la hazaña que han conseguido estas atletas al jugar a 5791 metros de altura. Las condiciones han sido muy duras’.

Falta de oxígeno

Jugar a casi 6000 metros de altitud no es tarea fácil. El oxígeno a esas alturas se reduce considerablemente.
En mayo de 2007, la FIFA introdujo una normativa que un año más tarde revocó. Donde no se podían disputar partidos a más de 2500 metros. Esto se hacía para evitar riesgos para la salud de los jugadores y para evitar darles una ventaja a los equipos locales, acostumbrados a esas condiciones.

Luchando por la igualdad

La igualdad de género en el deporte siempre ha sido un tema peliagudo. Aunque año tras año, las cifras en cuanto a espectadores, marcas patrocinadoras y salarios, suban, todavía queda mucho camino por recorrer para llegar a la paridad.

Aquí dejamos algunos datos que reflejan algunas de las realidades de esta desigualdad:

  • Cuando se trata de deporte, el tenis es sin duda el deporte donde las jugadoras pueden ganar más dinero.
  • Solo el 0.4% de la publicidad existente relacionada con el deporte está relacionada con las mujeres.
  • El 70% de los deportes suelen ofrecer la misma cantidad de dinero para el ganador, ya sea hombre o mujer. Pero en el 30% restante la diferencia de dinero entre premios si es de millones.
Foto de Equal Playing Fields
Las jugadoras celebran en el monte Kilimanjaro el haber completado el partido a más altura jamás jugado. Foto de Equal Playing Fields

Fuentes