Después de cocinar, muchas veces nos quedan restos de aceite de cocina usado, ya sea aceite de girasol o de oliva. Estos restos, muchas veces se desperdician y pueden generar un caos medioambiental por su efecto perjudicial.

Capaces de lo mejor y lo peor, los seres humanos podemos usar nuestra inteligencia para no contaminar aún más el afectado medio ambiente. Aunque mucha gente lo hace, verter el aceite que nos sobra por las cañerías es uno de los peores finales que le puedes dar.

Tenemos un montón de opciones a disposición y, muchas veces, por dejadez o por ignorancia, desperdiciamos este líquido que podría servir para mejores fines y prolongar su vida útil, sintiéndonos mejor por no están dañando la naturaleza.

Aceite usado guardado en recipientes

Algunos consejos para reutilizar el aceite de cocina:

Guardar para usar después: Con ayuda de un recipiente (evita el plástico), guardaremos aquel aceite de cocina usado que ya se haya enfriado después de utilizarlo. Este aceite que hemos conservado se puede volver a usar cuando volvamos a cocinar.

Se recomienda que, si con ese aceite hemos cocinado carne, pues que lo volvamos a utilizar con carne, y no mezclarlo con pescado, pero bueno eso va más bien a gustos. Otra recomendación es la de reutilizar una o máximo dos veces el aceite siempre y cuando no haya pasado el punto de humo.

¡Recicla!: En muchas ciudades siempre existe un punto donde puedes acudir para llevar tu aceite de cocina usado acumulado. Estos pueden ser directamente una planta de reciclaje a las afueras de la ciudad, un punto de recogida selectiva móvil que va rotando de barrio o directamente en algún establecimiento especializado.

Úsalo de materia prima para jabones: Si nos apetece hacer algo más manual y pasar una tarde divertida creando algo con nuestras manos, podemos utilizar este aceite para hacer jabones. La creación de estos jabones conlleva usar y mezclar sosa cáustica y una fragancia esencial (u otro tipo de producto aromático) con nuestro aceite.

En internet hay multitud de videos explicando los procesos para hacer fabulosos jabones, aquí os dejamos uno:

Haz velas: Con una mezcla sencilla podemos hacer velas para nuestro hogar. Debemos mezclar el aceite vegetal con un poco de aceite esencial de tu preferencia y obtendremos una duradera vela casera para iluminar nuestro salón en una velada romántica por ejemplo ¡Fantástico!

Como en el caso de los jabones, en internet hay fabulosos videos explicando el proceso, aquí os dejamos uno:

Sea como sea, después de leer este artículo seguro que desechar este preciado líquido por las cañerías ya no será tu única opción. Además, hay que recordar que aparte del daño medioambiental que hacemos, este acto no queda impune en nuestras cañerías. Si somos seguidores de realizar esta práctica tarde o temprano tendremos que llamar al fontanero para que nos solucione algún problema con las cañerías.