¿Sois de dormir con calcetines o no? ¿Depende, no? La verdad es que esto va por temporadas. Cuando el invierno aprieta y toca irse a la cama la verdad es que no está nada mal tener los pies calentitos.

Gracias a este sencillo gesto obtendremos algunos beneficios que a lo mejor nunca hayas escuchado. Por eso, en el artículo de hoy arrojaremos algo de luz sobre este tema.

via GIPHY

¿Dificultades al dormir? El problema está en los pies

Los pies fríos pueden ser la razón de que no puedas pegar ojo durante toda la noche. Cuando tus pies están fríos, contraen los vasos sanguíneos y hacen que circule menos sangre. Según la Fundación Nacional del Sueño de los EEUU, calentar los pies antes de irse a la cama envía una señal al cerebro de que es hora de dormir, ayudándonos a cerrar los ojos antes.

¿Y la forma más fácil de calentar tus pies? Calcetines. Usar calcetines en la cama es la forma más segura de mantener los pies calientes durante toda la noche. Otros métodos también eficaces, aunque no tan prácticos, sería una compresa térmica (la cual puede ser casera como calcetines rellenos de arroz), una bolsa de agua caliente o una manta.

Aunque dormir más y mejor ya es un gran beneficio, la cosa no se queda ahí.

Por qué deberías dormir con calcetines

Además de ayudar a tu cuerpo a mantenerse caliente y dormir mejor, usar calcetines durante la noche también tiene beneficios adicionales:

  • Previene los sofocos: A algunas mujeres les ayuda a controlar la temperatura del cuerpo.
  • Mejora los talones agrietados: Si nos ponemos calcetines de algodón después de hidratar nuestros talones puede ayudar a que se sequen.
  • Más orgasmos: Según la BBC, los investigadores han descubierto que usar calcetines mientras los participantes mantenían relaciones sexuales aumentaba las probabilidades de obtener un orgasmo un 30%.
  • Ayuda a aliviar los trastornos de Raynaud: La enfermedad de Raynaud es un trastorno poco frecuente que afecta generalmente a pies y manos. Esta enfermedad provoca un estrechamiento de los vasos sanguíneos cuando la persona tiene frío o está estresada. Usar calcetines durante la noche puede ayudar a prevenir que los pies se enfríen y por lo tanto evitar que la piel se enrojezca o que se creen llagas en la zona afectada.
calcetines de colores
Autor: Zara

No todos los calcetines valen

Los calcetines hechos de fibras naturales suaves como la lana merino o la cachemira son los mejores. Por lo general, cuestan más que los calcetines de algodón o de fibra artificial, pero vale la pena gastar un poco más, se nota. También hay que tener en cuenta no comprarse unos calcetines que aprieten demasiado, ya que podría empeorar la circulación y reducir sus beneficios.

Si notas que tienes mucho calor en los pies mientras tienes los calcetines puestos quitatelos o saca los pies fuera de la sabana para que baje la temperatura.

¿Es recomendable dormir con calcetines de compresión?

A no ser que nuestro médico nos lo recomiende, hay que evitar dormir con calcetines de compresión. Aunque puedan ayudar a mejorar la circulación de la sangre la verdad es que no están hechos para llevarlos puestos mientras dormimos. Al dormir los calcetines dificultarían la circulación de los pies provocando hinchazón o hormigueo.

Alternativas para mantener los pies calientes

Tomar un baño caliente antes de acostarse también aumenta la temperatura corporal y puede ayudarnos a quedar dormido más fácilmente, además puede reducir el insomnio y la fatiga.

calcetines de niños
Autor: S.B.

¿Pueden dormir los niños y los bebés con calcetines puestos?

Para bebés y niños, hay que tener máxima precaución con los métodos que utilizamos para no lastimarlos. Lo mejor es evitar cualquier aparato eléctrico como las mantas eléctricas. La forma más segura de estimular el sueño es un buen baño de agua caliente como parte de su rutina antes de ir a la cama, y una vez bien seco, ponerle unos calcetines suaves y calentitos.

Si prefieres usar una bolsa de agua caliente, asegúrate que la temperatura es la adecuada y coloca una toalla suave alrededor para que no haya contacto directo entre la bolsa y la piel para evitar sustos.

Aun así, hay que revisar periódicamente nuestro niño o bebé para detectar signos de:

  • Demasiado calor
  • Transpiración
  • Cara enrojecida
  • Llorando y moviéndose sin parar

Si vemos alguno de estos signos hay que retirar capas o ropa para que disminuya la temperatura.

Resumen

Tener los pies calientes cuando nos vamos a dormir puede ayudarnos a dormir más placenteramente y aumentar nuestra calidad de sueño, que no es poco. Eso sí, hay que asegurarse que los calcetines que utilicemos no nos vayan estrechos y sean de calidad. Si vemos que aun así no mejora nuestra situación lo mejor es visitar al médico para que no aconseje.

Fuentes