Según la Asociación Mundial del Acero hay más de 3.500 tipos de acero, todos y cada uno ellos destacan en propiedades físicas, químicas o medioambientales.

Esencialmente, el acero se compone de hierro y carbón, aunque es la cantidad de carbón, como el nivel de impurezas y las aleaciones adicionales, las que determinan las propiedades de cada acero.

La cantidad de carbón en el acero puede variar entre 0.1%-1.5%, pero la gran mayoría de aceros contienen alrededor de 0.1%-0.25% de carbón. Elementos como el manganeso, fósforo y azufre se pueden encontrar en todos los tipos de acero, pero, mientras que el manganeso proporciona beneficios a la aleación, el fósforo y azufre reducen la dureza y la durabilidad del acero.

tuberías de metal

Categorías

Cada tipo de acero se produce acorde con sus necesidades y según sus propiedades, pertenece a una categoría o a otra. Según el American Iron and Steel Institute (AISI), el acero se puede separar en cuatro grupos basados en sus propiedades:

  1. Aceros al carbono

  2. Acero aleado

  3. Acero inoxidable

  4. Acero para herramientas

Aceros al carbono

Los aceros al carbono contienen multitud de restos de aleaciones y representan alrededor del 90% de la producción total de acero. Los aceros al carbono se pueden categorizar otra vez en tres grupos diferentes dependiendo la cantidad de carbón:

  • Acero bajo en carbono – contiene un 0.3% de carbón
  • Acero con contenido medio de carbono – contiene entre 0.3% y 0.6% de carbón
  • Acero con un alto contenido en carbono – contiene más de 0.6% de carbón

Acero aleado

Los aceros aleados contienen aleaciones de elementos (ejemplo: manganeso, silicio, níquel, titanio, cobre, cromo, y aluminio) en diferentes cantidades, con tal de manipular las propiedades del acero, como por ejemplo: durabilidad, resistencia a la corrosión, dureza, flexibilidad, soldabilidad y ductilidad. Sus aplicaciones suelen ser tuberías, piezas de coche, transformadores, generadores y motores eléctricos.

Acero inoxidable

El acero inoxidable suele contener entre un 10-20% de cromo debido a que este elemento proporciona una alta resistencia a la corrosión. Con más de 11% de cromo, el acero es 200 veces más resistente a la corrosión que un acero bajo en carbono. Este tipo de acero se puede dividir en tres grupos basándonos en su estructura cristalina:

  • Austenítico:
    Los aceros austeníticos no son magnéticos ni se pueden moldear con calor y normalmente contienen alrededor de 18% de cromo, 8% de níquel y menos del 0.8% de carbón. Los aceros austeníticos forman el mayor grueso de aceros inoxidables disponibles en el mercado y son muy utilizados en equipamiento alimenticio, utensilios de cocina y tuberías.
  • Ferritivo:
    Los aceros ferríticos contienen restos de níquel, 12-17% de cromo, menos de un 0.1% de carbón, además de otros metales, como molibdeno, aluminio o titanio. Estos metales magnéticos no se pueden moldear con calor pero se pueden endurecer trabajando con ellos en frío.
  • Martensítico:
    Los aceros martensíticos contienen entre 11-17% de cromo, menos de un 0.4% de níquel, y hasta 1.2% de carbón. Estos aceros son magnéticos y se pueden moldear con calor, se suelen utilizar en cuchillos, herramientas cortantes y también como herramientas odontológicas y equipamiento quirúrgico.

Acero para herramientas

El acero para herramientas contiene tungsteno, molibdeno, cobalto y vanadio en diferentes cantidades para incrementar la resistencia y durabilidad, haciéndolos ideales para herramientas cortantes o para perforar.

Conductos de ventilación
Conductos de ventilación

Categorías por forma

A parte de las categorías que hemos mencionado más arriba, los productos relacionados con el acero también se pueden dividir en diferentes categorías dependiendo de su forma:

  • Largos/Tubulares:
    Incluye barras, rieles, cables y tuberías. Estos productos se suelen utilizar en el sector automovilístico y de la construcción.
  • Planos:
    Placas, hojas, bobinas y tiras. Estos materiales se suelen utilizar en piezas de automóvil, construcción de barcos y construcción.
  • Otros productos:
    Incluyen válvulas y bridas, utilizados generalmente en trabajos con tuberías.

Fuentes