Ecologistas, la industria de los detergentes y las lavadoras se han puesto de acuerdo, hay que lavar la ropa de forma sostenible. Con esta premisa iniciaron una campaña en 2013 hasta día de hoy donde se recomienda a los hogares europeos lavar la ropa a 30 grados.

Así es, en la mayoría de casos, nuestra colada no está excesivamente sucia ni huele excesivamente mal. En este tipo de colada podemos encontrar ropa como pantalones, camisetas, faldas, camisas, ropa interior o ropa de casa.

Por eso esta iniciativa nos recomienda utilizar siempre que podamos elegir un programa eco, a poder ser, que siempre sea una carga completa y a 30 grados con tal de ser más sostenibles con el medio ambiente. Y es que, según la campaña, estos pequeños gestos a gran escala tienen un efecto enorme.

Según la iniciativa, comentan “Si todos los europeos bajamos la temperatura al hacer la colada 3 grados estaríamos ahorrando al planeta unas emisiones similares a las que producen 127.000 vehículos durante un año entero”.

Además de la gran reducción en emisiones de co2, en la campaña también comentan que “Lavar la ropa a bajas temperaturas permite cuidar mejor las prendas” y añade “tu ropa se verá estupendamente durante más tiempo. Retendrán el color original con más fuerza y no se desgastarán tan rápido.

Y añadido a todas las ventajas anteriores, también ahorraremos dinero, para que te hagas una idea, un programa largo de 60ºC suele gastar unos 1.077Wh, lo que en tu factura se traduce en un coste aproximado de 0,16€. En cambio, un programa rápido a 30ºC tiene un gasto aproximado de 450 Wh, lo que serían unos 0,08€.

Todo hay que decir que estos precios son aproximados, ya que dependemos del modelo de lavadora (aquí te mostramos una comparación con los diferentes tipos de electrodomésticos que más duran) y de la tarifa de luz que tengamos contratada, pero nos estaríamos ahorrando la mitad de dinero simplemente por lavar a menos temperatura. Lavar la ropa de forma sostenible funciona.

Los microplásticos también cuentan

Lo que vestimos no es siempre de algodón, muchas veces suelen ser tejidos sintéticos que se van deteriorando con los lavados y se van desprendiendo de sus prendas.

Un estudio de la Institution of Mechanical Engineers de Londres, destaca que un 35 por ciento de los microplásticos liberados en los océanos de todo el mundo proceden de textiles sintéticos.

En el estudio se recalca que lavar a 30 grados o con agua fría, usar bolsas de malla para colar estos microplásticos e instalar filtros en las tuberías de residuos de la lavadora puede ayudar al medioambiente significativamente.

La ropa si sale limpia

Entre tantos consejos, surge la duda de si de verdad la ropa va a salir limpia. Ya que está bien ser sostenible, pero tampoco queremos salir a la calle con medallas en el jersey, así que, sin más dilación, si, la ropa sale limpia.

Pero hay unas condiciones, siempre y cuando la ropa que pongamos a lavar sea de uso cuotidiano y con una suciedad normal, en ese caso sí que lavar a 30 grados será más que suficiente.