¿Quieres calmar el dolor muscular, de cabeza, el cansancio, estrés o simplemente quieres tener algo para calentar las manos y pies durante los fríos días de invierno? Entonces necesitas hacer una compresa caliente.

¿Para qué sirve una compresa caliente?

El calor es beneficioso para nuestro cuerpo. Nos habremos dado cuenta que nuestros abuelos, padres y desde hace muchos años, cuando alguien estaba enfermo llevarse una bolsa de agua caliente era lo habitual para paliar el dolor.

Y es que la compresa tiene un efecto calmante sobre nuestro cuerpo que desactiva la respuesta del dolor a nivel molecular. Una compresa caliente puede ser muy útil para aliviar cólicos, dolores menstruales, de cabeza o de estómago.

https://www.instagram.com/p/BoPgXOnBCBy/?utm_source=ig_web_button_share_sheet

1. Como hacer tu compresa caliente paso a paso

1.1 Rellenando el calcetín con arroz

Escoge el calcetín adecuado. Para una compresa pequeña, utiliza un calcetín de verano o que no sea muy largo. Para una compresa más grande opta por un calcetín de invierno o que cubra el tobillo. Utiliza siempre calcetines 100% Algodón. Escoge un calcetín grueso el cual te proteja del contacto directo con el arroz caliente del interior y lo suficientemente grueso para que no pueda salir el arroz.

  • Es importante que el calcetín sea de algodón, de la otra manera podría arder o fundirse en el microondas
  • Asegúrate el calcetín no contiene ninguna traza de plata o cobre entre el tejido, ya que podría arder en el microondas.
  • No utilices calcetines con agujeros, ya que el arroz se saldrá.
  • Si quieres una compresa aún más grande puedes utilizar la funda de un cojín pequeño.

1.2 Coloca el calcetín en un recipiente alto

Con tal de rellenar el calcetín más fácilmente, podemos introducir el calcetín en un recipiente alto y cubrir los bordes del recipiente con el extremo del calcetín hacia afuera, muy similar a cuando ponemos una bolsa nueva en el cubo de la basura.

  • Si el calcetín no acaba de quedarse agarrado en los bordes del recipiente puedes poner una goma elástica alrededor para que quede sujeto.

Un perro muy aplicado realizando las tareas domésticas | via GIPHY

1.3 Rellena el calcetín has 3/4 con arroz seco

No utilices arroz instantáneo o de cocción rápida, ya que ya está precocinado y se podría poner tierno al calentarse. Deja libre el último cuarto del calcetín para hacer un nudo. En vez de arroz también puedes poner otros granos secos, como por ejemplo:

  • Cebada
  • Judías
  • Linaza
  • Maíz entero (no las palomitas)

1.4 Añade aroma a tu compresa

Si quieres que tu compresa huela con un aroma agradable cuando la calientes, puedes añadir aceites esenciales antes de cerrar el calcetín. Algunos ejemplos que pueden añadir son:

  • De 5 a 10 gotas de aceites esenciales
  • Hojas de té secas
  • Hojas de lavanda secas

1.5  Haz un nudo en el extremo del calcetín

Agarra el extremo del calcetín y con cuidado, sácalo del recipiente, a continuación, haz un buen nudo para que el arroz no se pueda escapar.

  • Hacer un nudo en vez de coser el extremo te permite reemplazar el arroz cuando ya comienza a oler mal debido a su uso.

https://www.instagram.com/p/BebSlUjHhh-/?utm_source=ig_web_button_share_sheet

1.6 Sustituye el arroz todas las veces que sea necesario

Con el uso, el arroz que hay dentro del calcetín puede empezar a oler mal o a quemado. Si ocurre, deshaz el nudo, saca todo el arroz y rellénalo con arroz nuevo. Esto prevendrá que causes un incendio al calentarlo o de que huela mal toda la casa.

2. Calentando la compresa

2.1 Calienta la compresa en el microondas

La forma más rápida y fácil de calentar la compresa es con el microondas. Coloca la compresa dentro del microondas con un vaso de agua a máxima potencia durante un minuto. Cuando acabe, saca el calcetín del microondas sin quemarte y comprueba que el calor está bien repartido. Si lo quieres aún más caliente puedes dejarlo 30 segundos más.

  • Ten mucho cuidado cuando sacas el calcetín del microondas, el arroz está ardiendo y te puedes hacer una buena quemadura.
  • El agua del vaso le dará algo de humedad al aire en el interior del microondas, esto evitará que el tejido del calcetín y el arroz se quemen.
  • Apaga el microondas inmediatamente si hueles a quemado mientras calientas el calcetín, utiliza unos guantes resistentes al calor para retirar el calcetín.

2.2 Caliéntalo en el horno

Precalienta el horno a 150ºC. Pon el calcetín dentro de una cazuela o recipiente resistente a altas temperaturas. Cubre el recipiente con papel de aluminio. Pon un recipiente con agua en el fondo del horno para añadir un poco de humedad al aire del horno. Después de 20 minutos mira si el calcetín está a la temperatura adecuada, si ves que no, puedes dejarlo otros 10 minutos más.

  • Como en el microondas, el agua que se evapora evitará que el tejido del calcetín y el arroz se quemen.

2.3 Caliéntalo en el radiador

Si en invierno tienes los radiadores encendidos, puedes utilizarlos para calentar tu compresa caliente. Pon el calcetín encima del radiador y déjalo que se caliente durante 30 minutos o una hora. Gira el calcetín cada 10 minutos para que se caliente uniformemente.

2.4 Congela tu calcetín

Estamos hablando todo el rato de calor, pero también se puede hacer una compresa fría. Coloca el calcetín dentro del congelador y déjalo enfriar durante 45 minutos. Antes de usarlo, sacude el calcetín para que el hielo que se ha creado en el interior se reparta uniformemente.

3. Cómo utilizar la compresa

3.1 Aliviar dolor muscular o estrés

Una compresa caliente es ideal para aliviar el dolor muscular después de hacer ejercicio, de una dura jornada de trabajo o por el estrés. Caliente la compresa a la temperatura deseada y ponla en la zona afectada durante 15 o 20 minutos.

  • Comprueba antes de colocar la compresa que esta no esté a una temperatura excesiva y nos provoque una quemadura.

3.2 Mantenerte caliente

Una compresa caliente es muy útil para calentarnos en casa cuando tenemos frío. Para calentarnos los pies, podemos poner la compresa en el suelo y poner los pies encima mientras estamos sentados en el sofá. Si tenemos frío en general, podemos colocar en nuestro regazo la compresa mientras nos cubrimos con una manta.

  • También podemos poner la compresa caliente sobre la cama para estar calientes cuando nos vamos a dormir.

3.3 Aliviar dolores o calambres

Si estás cansado, enfermo o con las defensas bajas, es frecuente tener un dolor generalizado en todo el cuerpo. Para aliviar el dolor, coloca una compresa caliente en la zona afectada alrededor de 20 – 25 minutos. Para dolores menstruales, túmbate boca arriba y coloca una compresa caliente en tu abdomen durante 30 minutos.

3.4 Aliviar el dolor de cabeza

Dolor de cabeza, migraña, pinchazos en la cabeza y un largo etcétera de dolencias de la cara y la cabeza se pueden aliviar con una compresa caliente. Túmbate boca arriba y coloca una compresa caliente en la frente o en la cara. También puedes colocar la compresa caliente detrás de tu cabeza como si fuera un cojín.

3.5 Aliviar el dolor de artritis

El dolor causado por la artritis se puede aliviar con calor, y una compresa caliente es un buen método este caso. Coloca una compresa caliente en las articulaciones afectadas durante 20 minutos.

Preguntas frecuentes

  • ¿Cuánto tiempo dura la compresa caliente?
    • Alrededor de 20-30 minutos. Todo depende de la tela del calcetín y de la temperatura del calcetín al retirarlo.
  • ¿Por qué tiene que ser 100% Algodón? ¿No puedo usar uno de Polyester?
    • El Poliéster se funde cuando se calienta, así que no es una buena idea utilizarlo como compresa caliente.
  • ¿Cuánto tiempo puedo utilizar el calcetín sin cambiar el arroz?
    • Si se utiliza correctamente, puede durar al menos un año hasta reemplazar el arroz.
  • ¿Se puede colocar la compresa en los ojos?
    • Si pero se recomiendo poner encima un trapo u otro calcetín para evitar daños y ser más higiénico.

Fuentes