La pizza ha sido durante mucho tiempo uno de los mejores amigos del ser humano. Crujiente, sabrosa, tierna, son muchos los adjetivos que podemos utilizar para definir a la pizza. Una de las mejores cosas de la pizza es que te puede sacar de un apuro o de unos cuantos ¿Cuántas veces hemos pedido una pizza para cenar y ha sobrado? Pues no pasa nada, 0 dramas, se guarda y ya se comerá otro dia.

El verdadero problema (si realmente puedes llamarlo un problema) es encontrar la mejor manera de comerla después de guardarla. Por supuesto, hay quienes creen que recalentar pizza de cualquier forma constituye un verdadero sacrilegio: que siempre se deben comer las sobras en frío. De acuerdo, la pizza fría puede ser una opción deliciosa y fácil.

Pero a veces quieres algo calentito en tu estómago y recuperar esos sabores originales tan deliciosos. Y aquí es donde viene la pregunta ¿Cómo deberías hacerlo? ¿Lo metes en el microondas? ¿En el horno?

Por suerte, aquí te vamos a enseñar cuatro métodos para recalentar tu pizza, puedes elegir el que más te guste, eso sí, nosotros ya tenemos favorito, ¡Incluso ha hecho que el trozo de pizza sepa mejor que la original!

via GIPHY

Cómo guardar la pizza

El método que utilicemos para calentar la pizza no será el único factor en juego para que nuestra pizza salga deliciosa; cómo guardamos la pizza en la nevera también importa. La mayoría de la gente (nosotros también lo hemos hecho) simplemente tiramos la caja de cartón en la nevera y ya está. Aunque no está mal, se puede mejorar, la mejor manera de guardar pizza es colocar un plato con papel de cocina, luego poner un trozo de pizza, luego cubrir con papel de cocina otra vez y luego envolver todo en papel film. Con esto nos aseguramos la máxima frescura.

guardar pizza
Autor: www.artofmanliness.com

Primer método: Microondas

El método por excelencia. Todo el mundo lo ha utilizado alguna vez. Es con diferencia, el método más rápido y práctico, suficiente para que nuestra pizza acabe en nuestro estomago en un pocos minutos.

A la hora de calentarla, os recomendamos que entre el plato y la pizza, dejéis un papel de cocina; De esta manera el papel absorberá algo de humedad de la pizza. Después, es mejor poner el microondas a la mitad de la potencia en vez de al máximo, y en vez de 30 segundos lo pasamos a 1 minuto de cocción, de esta manera nos aseguramos que la cocción sea más lenta.

Aun siguiendo estos pasos, es probable que acabéis con un trozo de pizza con los bordes que parecen goma, algo que le quita toda la gracia. Se puede comer, sí, pero elegid este método si tenéis poco tiempo o solo disponemos del microondas a mano, los próximos métodos dan mejor resultado.

pizza microwave

Segundo método: Horno

El siguiente de la lista es el horno. Sin duda un gran salto de calidad en comparación con el microondas. La mejor manera de recalentar la pizza en el horno es de la siguiente forma. Primero dejamos precalentar el horno a unos 180 grados. Una vez que el horno ya está a la temperatura adecuada, metemos los trozos de pizza y lo dejamos 5 minutos (Cuantos más trozos, depende el gusto de la persona, se tendrá que dejar más tiempo).

El resultado es espléndido, como si estuviera recién hecha, sin duda un método a tener en cuenta.

pizza oven
Autor: forknplate.com

Tercer método: Parrilla

Aunque pueda ser muy engorroso tener que salir al jardín, poner el carbón, encenderlo, etc. el resultado la verdad es que no está nada mal. Una vez tenemos la parrilla preparada a una temperatura media-alta, ponemos los trozos de pizzas que nos vayamos a comer. Después de cocinarse unos 6 minutos aproximadamente y vemos que el queso empieza a burbujear, los podemos sacar y pegarle un mordisco.

Tendremos una corteza crujiente, los ingredientes fundidos entre sí y ese toque de carbón en la parte inferior que lo hace tan delicioso. Para quien tenga tiempo, tenga una parrilla y afuera haga buen dia es una muy buena opción, recomendada.

grill pizza
Autor: thepioneerwoman.com

Cuarto (y mejor) método: Sartén

Puede que ya lo hayas escuchado alguna vez pero el mejor método para recalentar la pizza es la sartén, punto. Para que te salga una pizza incluso mejor que la original, calienta la sartén a fuego medio durante unos minutos. Cuando ya esté lista pon los trozos de pizza y cubre la sartén con una tapa, este paso es importantísimo. Si no ponemos una tapa corremos el riesgo de que el queso no se funda o que los ingredientes queden fríos. Si no tienes tapa puedes poner un poco de papel de aluminio encima de la sartén. Después de cocinarse durante 6-8 minutos y veamos que el queso burbujea, sacamos la pizza.

El resultado es un pizza incluso mejor que la original. Con una corteza más crujiente, el queso perfectamente fundido y el resto de ingredientes en su punto, darle un mordisco a esta pizza te lleva directamente al paraíso.

skillet pizza
Autora: Christine Gallary

Lo más parecido a la sartén seguramente sea el horno, ya que de alguna forma lo imitamos con la sartén y la tapa, aunque la sartén permite aplicarle más calor a la base, con lo que mejoramos el resultado.

Como podéis ver hay multitud de maneras de recalentar la pizza, cada uno tiene sus pros y contras, aunque nosotros sí nos tenemos que decantar con uno, es sin duda la sartén.

¡Larga vida a la pizza!

via GIPHY


Fuentes