Cuidar la espalda en tiempos de pandemia por el coronavirus es más importante que nunca. Varios fisioterapeutas expertos en tratamientos de lesiones musculares han avisado de un aumento de lesiones si no procuramos sentarnos correctamente a la hora de estar sentados o tumbados en el sofá. Y es que, aunque estemos confinados, debemos hacer ejercicio para preservar el tono muscular para evitar las lesiones de espalda.

Los fisioterapeutas advierten de que las largas horas de teletrabajo sentados en sillas inadecuadas o utilizar un escritorio no pensado para ese fin puede tener diversas consecuencias negativas. Estas consecuencias pueden ser diversas pero la mayor parte son: dolor de espalda, vista cansada, dolor de cuello, etc.

A todo esto, se le añaden las largas sesiones de estar sentados o tumbados en sillones o sofás viendo alguna película, serie u otro contenido donde la falta de ejercicio puede acabar con contracturas, dolores, tendinitis y en el caso que tengamos patologías previas, como hernias discales y protusiones, estas se pueden agravar aún más.

Revisar nuestro nuevo puesto de trabajo

Si hacemos teletrabajo desde casa seguramente no la tengamos debidamente preparada para trabajar una larga jornada, y es que seguramente no contamos con una silla ergonómica y cojamos alguna silla del salón o directamente trabajamos desde el sofá.

Otro caso es el de una mesa de escritorio, donde si no contamos con una mesa en condiciones trabajaremos en el comedor o en alguna mesa donde la altura no estará adaptada.

La forma correcta de sentarse y cuidar la espalda para evitar todos estos problemas es mantener la espalda apoyada y lo más recta posible, nada de posturas raras y con las piernas rectas. Se recomienda por ello un lugar cómodo, ya que cuanto más incómodo sea el lugar de trabajo más motivos estaremos a movernos o cambiar la postura.

Estrés generado por la situación

Otro factor de riesgo para nuestra espalda es el estrés generado por la incertidumbre de la situación actual, donde tanto nuestra salud como nuestro futuro económico están en juego. Este estrés puede hacer que aumente la tensión muscular y por lo tanto el riesgo de que aparezcan contracturas y dolores de espalda en personas con problemas previos en la misma zona. 

Controlar el uso excesivo de teléfonos, tabletas y portátiles

Aunque anteriormente en el día a día ya abusábamos de inclinar el cuello por culpa de los teléfonos, tabletas o portátiles este hecho se acentúa más en nuestra situación debido al estar tantas horas en casa usando estos aparatos electrónicos.

Este gesto nos lleva a forzar los músculos de la nuca debido al peso que hace la cabeza sobre los trapecios y el esternocleidomastoideo. Una forma de evitar esta postura es mantener la cabeza recta, brazos flexionados a unos 90º y codos apoyados en alguna superficie.

tablet
Imagen de Niek Verlaan en Pixabay

Patologías que pueden aparecer

Teniendo en cuenta que vamos a estar mucho tiempo quietos en casa ya sea sentados o tumbados ¿Qué patologías podemos desarrollar? Las más comunes son dolor muscular y contracturas.

Además de una bajada considerable de la actividad física (gimnasio, piscina,etc) es que tampoco podemos caminar, aunque sea un poquito, lo que acentúa más el problema.

Las personas que cuenten con patologías previas (hernias) tienen que ser realmente cuidadosas en este aspecto.

Ejercicios para evitar futuros problemas de espalda

Ahora ya sabemos cómo debemos sentarnos estos días de confinamiento y qué patologías podemos padecer si no seguimos los consejos de los profesionales, pero, aunque no podamos salir afuera, podemos ejercitarnos en casa.

Aunque no tengamos mucho espacio en casa, podemos utilizar una esterilla o una toalla para extenderla en el suelo y realizar al menos ejercicios de estiramiento en todas las partes del cuerpo para cuidar la espalda, mantener el cuerpo activo y tonificado.

Si se tiene un espacio más grande, podemos optar por caminar o correr en nuestra medida y añadir ejercicio físico como realizar abdominales, flexiones, sentadillas o saltar a la comba.

Realizar al menos media hora de ejercicio al día nos va a ayudar a ejercitar nuestro cuerpo como es debido y de esta manera no perder la forma física, evitar dolores musculares al reforzar la musculatura y mejorar nuestro sistema inmunológico.