Aunque las palabras “veganismo” o “vegetarianismo” las asociemos inmediatamente a una alimentación enfocada a la reducción del sufrimiento animal, su sentido va más allá de la dieta.

Cada vez hay más firmas de moda y complementos que se suben al carro del “veganismo” para producir sus productos con menor o sin ningún tipo de material de origen animal.

Ser vegano va más allá de la dieta, significa respetar a los demás seres vivos en todas sus vertientes y eso incluye el modo en que nos vestimos y calzamos.

El veganismo abraza dejar de lado las pieles, lanas y pegamentos elaborados con huesos animales.

Según las directrices de PETA, la mayor organización para el tratamiento ético de los animales en el mundo, los materiales que se deben utilizar son: lonas, caucho, cueros y telas sintéticos, algodón orgánico, lino, cáñamo. Aun así, conforme se realizan más investigaciones es este campo, se van añadiendo nuevos materiales. La conclusión es que para vestir vegano debemos dejar atrás las pieles, lanas, sedas y plumas.

bambas veganas
El cuero de estas bambas procede de la uva. Imagen de Le Coq Sportif

Igualmente, este “veganismo textil” puede parecer que es beneficioso para todos, pero a veces no suele estar a la par con el respeto al Medio Ambiente. Y es que algunos materiales sintéticos se elaboran con derivados del petróleo y elementos con aditivos químicos. Por ello, para llegar al respeto máximo debemos cuidar tanto a los animales como al medio ambiente. Muchas de esas firmas textiles, ante el crecimiento de este sector ya se han lanzado a cumplir los dos estándares, ser vegano y ecológico.

Ser ecológico genera empleo sostenible, ahorra materia prima y reduce los residuos contaminantes.

Una de estas firmas, Adidas, muy famosa dentro del mundo de deporte y streetwear, ha dado el salto a producir su propio calzado vegano con plantas, concretamente con un hongo llamado micelio. Este nuevo material tiene como objetivo sustituir al cuero de origen animal.

calzado vegano
El cuero de estas bambas procede de un hongo. Imagen de Adidas

Conjuntamente con esta iniciativa de futuro, Adidas también recordó que durante el año 2020 produjo 15 millones de pares de zapato hechos de residuos plásticos reciclados. Este plástico utilizado se recolecto en playas y regiones costeras.

Ya hemos hablado de la marca alemana Adidas ahora es momento de hablar de una empresa Francesa, Le Coq Sportif. La marca con sede en Alsacia, Francia ha creado un cuero vegetal a partir de los desechos de la uva. Además, es un producto de proximidad, ya que se produce en el propio país. Como podemos ver en Europa las grandes marcas están apostando fuerte por el calzado vegano.

Otro ejemplo más de la adopción de este tipo de material sin sufrimiento animal son Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI). Estas fuerzas armadas han anunciado que dejaran de suministrar a sus soldados suéteres de lana y cambiaran la indumentaria a materiales sintéticos.

Los nuevos materiales del calzado vegano

  1. Caucho, resistente e ideal para las suelas
  2. Posos de café, compactándolos para nuevas posibilidades
  3. Tejidos vegetales como pueden ser algodón orgánico, lino o rafia
  4. Fibra de bambú, planta que crece extremadamente rápido
  5. Plexiglás, procedente del metacrilato
  6. Plástico PET, fabricado con botellas de plástico reciclado
  7. Nuevas fibras vegetales a partir de piña o fibra de maíz
  8. Corcho, para proporcionar acolchado o para plantillas a medida