Amancio Ortega puede que sea una de las personas más ricas del mundo y pero puede que aún así nunca hayas oído hablar de ella, en cambio la marca de ropa que fundó hace 40 años – Zara – es conocida en todo el mundo.

El multibillonario español no es solo la persona más rica de España – ha sido hasta hace poco, el hombre más rico de Europa (Actualmente es Bernard Arnault).

Según Forbes, su patrimonio está valorado en 70.000 millones de euros, haciéndole uno de los hombres más ricos del mundo, compitiendo contra el mismísimo cofundador de Microsoft, Bill Gates o el legendario inversor Warren Buffet.

Y al contrario que muchos ricos de Europa, Ortega no nació en una familia adinerada. Ahora explicaremos como el tímido billonario (hasta hace un par de años no había ninguna foto suya en dominio público) empezó desde lo más bajo hasta construir el imperio textil actual.

De la pobreza a la riqueza          

Muchos de los europeos más ricos han heredado su fortuna a través de sus familias. En los tres países más grandes la Unión Europea, el más rico de Alemania es Georg Schaeffler, de Francia es Bernard Arnault y de Inglaterra es Jim Ratcliffe (Aunque en este caso su historia es muy similar a la de ortega).

En el caso de Ortega, su familia no era muy adinerada con lo que vivían de forma muy humilde. Su padre trabajaba como maquinista ganando unas 300 pesetas al mes – un sueldo muy bajo incluso para la España de la postguerra, donde la economía tardó mucho tiempo en recuperarse después de la guerra civil de los años 30. Para poner un ejemplo, una docena de huevos en España le hubiese costado al padre de Ortega una décima parte de su sueldo.

Amancio dejó la escuela a una temprana edad y con 13-14 años ya trabajaba como repartidor en una tienda.

Covadonga O’Shea, la biógrafa de Amancio comenta que “Las duras condiciones de su infancia afectó de tal manera a Amancio que trabajó mucho para que en un futuro su familia no lo tuviera que sufrir

Y continúa: “La consecuencia de esa dura etapa durante su infancia ha sido la creación de una de las empresas más importantes de España y con una presencia alrededor del mundo”.

protestas inditex
Manifestantes denunciando que Inditex utiliza niños para producir sus prendas / Autor: Luis Miguel Bugallo Sánchez (Lmbuga)

Fundando Zara

Zara fue fundado en 1975, cuando Ortega tenía casi 40 años, en La Coruña.

Según el experto en moda, Mark Tungate, Zara no fue el primer nombre para la empresa.

Originalmente la tienda se iba a llamar Zorba, ya que uno de los actores preferidos de Ortega, Anthony Quinn, interpretaba el papel de Zorba en la película Zorba el griego. No obtuvo el permiso para usar el nombre, así que probó con intercambiando letras hasta que llegó a Zara, el cual sonaba femenino y exótico.

Diez años después se creó Inditex como una empresa aparte para soportar la rápida expansión de Zara en España, más tarde en 1989, Zara desembarco en Portugal. Llegó a parís y Londres una década después.

Tungate nos comenta cómo funciona la marca de Zara, la cual vende ropa de alta gama a precios razonables.

El secreto de Zara es que aunque comprar en sus tiendas sea relativamente barato, no lo parece. Las tiendas son grandes, destacan y están ubicadas en sitios estratégicos. A Zara se le conoce por llevar la última moda de las pasarelas a las tiendas de a pie en un par de semanas. Un modelo que se a presentado en una fashion week puede que tarde meses en llegar a las estanterías para que lo compre alguien, pero un vestido muy similar creado por Zara llegará en nada y menos. Esto cabrea a los diseñadores, pero les encanta a sus clientes que, no quieren esperarse hasta que salga el modelo original o simplemente prefieren una versión más económica.

A Zara siempre se le ha reconozco por su interconectadas cadenas de suministro. The Economist llamó a Zara “posiblemente el ejemplo más famoso de eficiencia en una cadena de suministros.” Diseñadores, encargados de las tiendas y fábricas de Inditex (las cuales la mayoría trabajan en España) operan como una máquina bien engrasada.

zara store brussels
Tienda de Zara en Bruselas / Autor: Gpccurro

La compañía no gasta apenas dinero en publicidad. Según el profesor de economía Stephanie Crofton de la Universidad de High Point, Inditex solo gasta un 0,3% de los beneficios en publicidad, en contra del 3,5% hasta el 5% de otras compañías dedicadas al mundo del textil, dejando que la publicidad la hagan sus mismas prendas.

Con su modelo Zara ha llegado a donde está, ganando a todos sus competidores. Actualmente el grupo Inditex tiene 7.448 tiendas repartidas en 88 países.

Ascenso meteórico

Zara lleva entre nosotros casi cuatro décadas, pero la gran parte de la fortuna de Amancio se ha creado en los últimos 10 años, donde las acciones de Inditex se han disparado.

Zara y sus filiales han crecido de forma espectacular incluso durante la crisis del 2008 y cuando España estaba en una situación desastrosa.

El precio de las acciones ha subido un 570% en los últimos 10 años, y como Ortega tiene en su haber el 59% de las acciones, su patrimonio no ha parado de crecer.

Aun con su fortuna, Ortega siempre a sido un hombre al que nunca le han gustado los focos. Casi nunca a concedido entrevista y si buscamos fotos suyas hasta hace relativamente poco no había ninguna.

Su biógrafa O’Shea, cree que la modestia de Amancio se debe a que no quiere colgarse todas las medallas, el cree que el éxito de Zara e Inditex es de todos.

marcas inditex
Todas las marcas del grupo Inditex | Autor: directivosygerentes.es

Amancio se retiró del puesto de director ejecutivo de Zara en Junio de 2001, a la edad de 75 años.

Su hija, Sandra Ortega Mera, es la mujer más rica de España, heredando un 7% de la compañía cuando su madre falleció.

A parte de Sandra, Amancio tiene dos hijos más, Marcos Ortega Mera y Marta Ortega Pérez.

El éxito de Amancio se podría resumir en que, sin ninguna condición favorable, en un sector difícil de triunfar, decidió luchar contra los mejores con innovación. Encontrado un balance entre calidad y precio, poniendo a disposición del cliente diseños nuevos y frescos cada dos semanas en las estanterías, escogiendo lugares estratégicos para sus tiendas y incrementando las horas de apertura de la tienda, todo esto se hizo con el objetivo de atraer al comprador medio.

Ortega no necesita seguir siendo humilde, pero él es así, y por muchos millones que gane, su carácter no cambia, además, su sueño ya lo ha cumplido, ser el líder en el sector textil.


Fuentes