Cada vez somos más los que nos preocupamos por el medio ambiente, intentamos aplicar un filtro sostenible a todas esas actividades cotidianas que realizamos y aquellos productos que compramos, en los que incluimos comprar una casa ecológica.

A diferencia de la arquitectura de toda vida, la arquitectura sostenible valora el impacto de la construcción sobre el medio ambiente e trata de minimizarlo a la mínima expresión. Se trata de reinventar la construcción tal y como la conocemos, toca priorizar al máximo la eficiencia energética, aprovechando al máximo los recursos del entorno y fomentar el reciclaje de materiales.

Hay muchas razones rentables para comprar una casa ecológica, pero en muchas ocasiones esas razones se olvidan. Aquí mostramos algunas de las razones por las cuales debes pensar en comprar una casa ecológica:

1. Invertir en un activo a largo plazo

Aunque pensar en adquirir una casa ecológica puede sonar a que nos va a costar mucho dinero a corto plazo, hay que tener una visión a largo plazo del proyecto. Hay que pensar que al final invertir en una casa es un activo, es decir, siempre podemos sacar algo de esa compra, ya sea en un alquiler o futura venta, peor sería comprar un coche lujoso, donde solo nos genera gastos y se devalúa rápidamente.

2. Mejora tu salud con aire más limpio

Cada vez más escuchamos que el aire que nos rodea está muy contaminado, sobre todo en las grandes ciudades. Esto se debe a la quema sobretodo de energías fósiles (carbón, petróleo, etc) que alimentan nuestra economía.

Esto está causando que cada vez más gente tenga problemas respiratorios y tenga que comprar maquinas para que filtren el aire en casa. Teniendo en cuenta estos datos ¿no sería mejor tener una casa que fuera un filtro natural?

Comprar una casa ecológica hecha de materiales reciclados soluciona este problema (o será bastante menor), escogiendo los materiales adecuados, estos filtraran el aire de nuestra casa naturalmente. Comprar una vivienda tradicional, además de ser mucho menos sostenible no solucionará nuestro problema. Aqui te dejamos con 17 motivos por los que debemos reciclar más.

3. Larga durabilidad

Puede que el precio de entrada de una casa ecológica te eche para atrás, pero tiene un buen motivo. Los materiales de construcción que se utilizan para la construcción de casas ecológicas son de una excelente calidad, lo que ayuda a su durabilidad, ya que requieren menos reparaciones. Esto reduce el coste de mantenimiento, por lo que el gasto inicial que supone comprar una casa ecológica, se ve recompensado a la larga.

Por ejemplo, un tejado realizado con plástico reciclado suele durar normalmente 5 veces más que una cubierta de madera de mala calidad. Otros materiales de excelente calidad que nos podemos encontrar son la piedra natural, la pizarra natural o la madera natural.

4. Ahorra dinero

Como hemos comentado anteriormente, las casas ecológicas suelen costar más, pero vale la pena. La inversión que hagamos en nuestra casa nos reportará un ahorro en un futuro en diferentes aspectos o una revalorización de valor de la misma.

En el caso de la energía, las casas ecológicas tienen grandes ventajas a la hora de reducir el consumo energético. Según donde pongamos nuestro foco de inversión, podremos ahorrar dinero de diferentes formas. Un ejemplo clásico es con las placas solares, que nos proporcionan energía limpia para nuestra casa. En caso de tener excedente de energía, podemos completar la instalación con un pack de baterías para depender menos de la red eléctrica.

5. Reducir nuestra huella ecológica

Si nuestro objetivo es comprar una casa ecológica, significa que queremos llevar una vida respetuosa con el medio ambiente a partir de nuestra casa, ya sea por los materiales escogidos o por cómo obtenemos la energía. Aqui te dejamos con 27 consejos para reducir tu huella ecológica

La casa estará construida con los recursos procedentes de la reutilización y del reciclaje, ya que, de otra manera se habrían empleado materiales nuevos que no son tan respetuosos con el medio ambiente.

En el caso de la energía, las casas ecológicas aprovechan mejor los recursos naturales, como el sol, el agua o el viento. Con la utilización de estos recursos naturales, se generan energías renovables como la geotermia, la aerotermia o la energía solar. De esta forma ahorramos dinero y ayudamos al medio ambiente ¡Todo son ventajas!

6. No depender de nadie

Al escoger una casa ecológica, puedes optar por comprarla o hacerla a tu gusto. Al final esta casa tendrá un valor más sentimental, ya que representa en algo que tú crees, la sostenibilidad. Si crees que tienes los conocimientos necesarios o te gusta aprender, puedes construir tu casa ecológica con tus propias manos y no depender de agentes externos.

También toca mencionar el tema de la energía del que hemos hablado anteriormente, y es que debido al uso inteligente que le damos a la casa, no necesitamos depender de empresas externas para que la casa funcione.

Por ejemplo, la electricidad la podemos obtener a través de la energía solar y la podemos almacenar en baterías, evitando cortes innecesarios de luz si se diese el caso. También podemos crear nuestro propio suministro de agua y no depender del agua potable, del cual puede o no llegar a donde queremos construir nuestra casa.

El futuro va por la línea del autoconsumo, ya sea por un tema de ahorro (cada uno se genera su propia energía) y por ser más autónomo, para no depender de las grandes corporaciones, que por mucho que se opongan, el tiempo le dará la razón al autoconsumo.

comprar una casa ecológica
La energía solar cada vez está más de moda, sobretodo en el mercado Chino | Fuente: Pixabay

7. Amortización de la inversión inicial

El ahorro que se consigue con una vivienda desconectada de cualquier suministro de energía es tal que el sobrecoste de construcción inicial se amortiza en un período muy corto de tiempo. La compra de una casa ecológica requiere una gran inversión inicial, pero esta se amortiza en un periodo de entre 5 y 10 años

8. Sentirte realizado y orgulloso de tu casa

Puede que te sorprenda esta razón, pero ¿No es verdad? Comprar o hacer una casa ecológica es tomar la decisión de vivir una vida respetuosa con la naturaleza, sintiéndote orgulloso de que tus prácticas y hábitos colaboraban con la conservación de nuestro precioso planeta.

Tú, con tu casa, tu hogar, donde te sientes a gusto, serás una persona la que feliz con su nueva casa, explicará su increíble experiencia a sus amigos y familiares, promoviendo una vida más sostenible a más gente y de esta manera, compartir esta cultura de la sostenibilidad.

Te invitamos a que tu próxima casa sea ecológica, seguro que no te arrepentirás.