El aguacate está invadiendo nuestras cocinas y platos, pero hay una cosa que se resiste, queremos saber algún truco para que el aguacate no se ponga negro. El consumo de aguacates en España como en el resto del mundo va en aumento (aunque sea de las frutas que más engordan), y es que su sabor, las propiedades y beneficios del “oro verde” hacen que así sea.

En el caso de que queramos guardar la mitad de un aguacate dentro de la nevera es recomendable saber cómo podemos evitar su oxidación. Esta oxidación, hace que el aguacate en su interior se ponga de color marrón oscuro. ¿Su causa? El oxígeno que justo empieza hacer contacto con la pulpa desde el momento que lo cortamos.

Por ello vamos daros algunos consejos para evitar que nuestro delicioso aguacate se ponga de este desagradable color marrón.

Guardarlo en un recipiente

Los alimentos tienden a deteriorarse cuando están en contacto con el oxígeno, es por ello que evitamos a toda costa su contacto ya sea metiéndolos en tuppers o envasándolos al vació.

En nuestro caso si hemos cortado un aguacate por la mitad y queremos retrasar su oxidación uno de los métodos es introducirlo en un recipiente hermético como puede ser un tupper y guardarlo en la nevera. Esto no evitará del todo que se oxide, pero reducirá el proceso de oxidación.

Aceite de oliva

Nuestro querido aceite de oliva, el ‘oro líquido’, puede en este caso ayudar a su compañero el ‘oro verde’. Y es que el aceite de olive funciona como una película protectora para que el oxígeno no traspase. Por ello debemos untar la parte del aguacate que esté en contacto con el oxígeno con aceite de oliva para retrasar su oxidación.

En el caso que tengamos guacamole, también podemos utilizar esta técnica, aunque posiblemente sea más complicado de aplicar el aceite en toda la superficie uniformemente para que no se produzca la oxidación.

Zumo de limón

El limón es un cítrico que contiene grandes cantidades de Vitamina C, un poderoso antioxidante natural. Gracias a este poder de antioxidación lo que debemos hacer es aplicar un chorrito de zumo de limón encima de la pulpa del aguacate para que quede bien impregnada de zumo y inmediatamente guardar el aguacate en un tupper para evitar el contacto con el oxígeno, a continuación lo introducimos en la nevera para ralentizar aún más aún su oxidación. Despues el limon utilizado lo podemos utilizar para hacer una deliciosa agua de sabores.

Cebolla

Y aquí viene el mejor truco de todos para que el aguacate no se ponga negro, el ingrediente secreto es la cebolla. Así es, la cebolla es el mejor método para que nuestro aguacate quede perfecto pasados unos días. Lo que debemos hacer es cortar unos trozos de cebolla y ponerlos en la base del recipiente que vamos a utilizar para guardar el aguacate. Una vez puesto pondremos la parte con la piel del aguacate en contacto con la cebolla, no al revés, ya que sino la cebolla le quitaría el sabor al aguacate.

Si queremos que nuestra antioxidación sea mejor deberemos usar cebolla morada, ya que contiene una mayor cantidad de flavonoides, que tienen propiedades antioxidantes y potenciarán el efecto. También es un gran aliado para curar la gripe y el resfriado.

Aquí te dejamos un vídeo donde se demuestra que el método de la cebolla es el más efectivo de todos.