Tierra solo hay una y debemos cuidarla, por eso es importante conocer nuestra huella ecológica. La quema de combustibles fósiles, principalmente carbón, petróleo y gas natural, además de la deforestación, la erosión del suelo y la crianza animal, está llevando al planeta Tierra a un estado de que, si no actuamos ya, no habrá vuelta atrás.

Por eso es importante que todos aportemos nuestro granito de arena, y hagamos todo lo que esté en nuestro mano para salvar nuestro planeta. Ese granito de arena lo podemos lograr con numerosos gestos que podemos realizar en la vida cotidiana, siendo apenas molestos y muy beneficios para nuestra amada Tierra.

Por todo ello a continuación os vamos a mostrar algunos de los gestos que podemos hacer organizados por categorías para salvar nuestro planeta de una catástrofe. ¡Comenzamos!

Comida

Come alimentos de temporada, con etiqueta bio y de km 0

Puede que nos encante un alimento en concreto y no pararíamos de comerlo durante todo el año, pero eso no quita que probemos otros alimentos igual de válidos para variar nuestra dieta.

Hay que tener en cuenta que la producción y el transporte de alimentos es un gran productor de gases como el dióxido de carbono. La mayoría del transporte de mercancías utiliza combustibles fósiles basados en el petróleo al igual que los fertilizantes utilizados en la agricultura.

Recorta en carne

Criar y mantener ganado requiere muchos recursos, las vacas, los cerdos y las gallinas necesitan muchas cantidades de comida, agua, tratamientos, sacrificios, etc. Para solo producir unos cuantos kilos de carne.

Si todos redujéramos en nuestras dietas el consumo de carne el planeta sería mucho más sostenible, mejoraríamos nuestra salud y nos sentiríamos mejor por evitar el sacrificio de más animales.

Hay que recordar que numerosas organizaciones de renombre han publicado resultados donde se muestra que en los países más desarrollados el consumo de carne es excesivo y se recomienda reducir su consumo.

En el caso que no queramos renunciar a la carne, siempre podemos consumir carne de animales más pequeños y que por tanto no contribuyen tanto al calentamiento global del planeta.

cow
Debemos reducir nuestro consumo de carne, lo dicen los expertos | Fuente: Pixabay

Recortar en productos lácteos

En lo que hace referencia a los productos lácteos, como por ejemplo el queso, la mantequilla o la leche, estos últimos años han ido saliendo versiones vegetales de estos productos. Uno de los ejemplos más claros es la leche, actualmente podemos ver a parte de la leche entera, semi, desnatada y sin lactosa; leche de almendras, de arroz, de coco y mezclas entre ellas.

Hay que recalcar que, aunque estas leches son más caras que las de origen animal, tienen más propiedades beneficiosas para nuestro organismo, por lo que salimos ganando. Hay que recordar que seguimos siendo el único mamífero en la tierra que sigue bebiendo leche de origen animal después de la lactancia, algo que está muy arraigado pero que cada vez va perdiendo más cuota de mercado debido a las leches vegetales.

También hay que mencionar que la gente que tiene dificultades para digestión de la leche de origen animal o que son alérgicos a la lactosa, las leches vegetales son una estupenda alternativa.

Evita el agua embotellada

Otros de los peligros del medioambiente es el plástico. El plástico está tan arraigado en nuestra forma de vida que si nos lo quitaran no podríamos vivir, aunque antes lo hacíamos.

Si no evitamos este abuso del plástico acabaremos con un océano lleno de plástico el cual habrá más plástico que peces viven en él y uno de los mayores culpables es el agua embotellada.

Esta agua embotellada que debemos ir a buscar cada semana al supermercado, pagar, cargar con ellas hasta el coche, llevarla a casa, subir las escaleras y después de consumirla, tirarla a la basura. ¿No os parece demasiado esfuerzo?

Teniendo en cuenta que en la mayoría de los hogares tenemos agua potable y que la calidad de esta está regulada tanto por la Unión Europea como por un Real Decreto, lo más lógico sería beber agua del grifo ya que podemos evitar tirar a la basura cantidades enormes de botellas de plástico vacías que posteriormente se llevarán a plantas de reciclaje que difícilmente podrán reciclar estas botellas.

En el caso que todavía sigamos con la mosca detrás de la oreja a la hora de beber agua del grifo, siempre nos podemos comprar e instalar un equipo de ósmosis en la cocina. Este sistema filtrara el agua potable de la casa y la dejará aún más «limpia» para su consumo humano, de esta manera estaréis más tranquilos sobre la calidad del agua que bebéis.

botellas de plástico
Fuente: publicdomainpictures.net

Transporte aéreo

Por norma general, deberíamos evitar volar en avión hasta que estos dejen de utilizar combustibles basados en el petróleo. En el caso de seguir volando los objetivos serían volar con menos frecuencia, distancias más cortas y siempre en clase turista.

Escoge clase turista

A la hora de volar si lo que queremos es contaminar lo mínimo, lo mejor es escoger la clase turista. Al igual que el transporte público, cuantas más personas viajen en el mismo medio de transporte el impacto medioambiental es menor ya que las emisiones se reparten entre todos los pasajeros.

Viajes de trabajo

¿Eres de los que haces viajes de trabajo para hacer reuniones o llegar a acuerdos? ¿Por qué no utilizar aplicaciones como Skype o Facetime para estas ocasiones?

Hay que viajar lo mínimo imprescindible, aunque no podamos evitar todos los vuelos cualquier ahorro ya será un gran logro.

Vacaciones al extranjero

En el caso que escojamos el avión para irnos de vacaciones al extranjero, lo ideal sería utilizarlo pocas veces y hacer vacaciones más largas, por otro lado, lo ideal sería hacer a menudo vacaciones de pocos días pero cerca de casa.

holidays
No hay nada como unas vacaciones | Fuente: pxhere

No vueles en jets privados

No suele ser habitual volar en jets privado, pero si es tu caso, por favor, opta por volar en alguna compañía aérea en clase turista. De esta manera contaminarás, pero no en gran medida como si utilizaras un jet privado.

No seas un turista “espacial”

Diversas compañías como por ejemplo Virgin Galactic o Blue Origin quieren hacer disponible en un futuro que por un “módico precio”, la gente pueda visitar el espacio, su gravedad y observar el maravilloso planeta tierra des de las estrellas.

Aunque pueda parecer muy bonito, que lo és, lo que no se cuenta es que, para llevar esa persona al espacio, se tiene que utilizar una gran cantidad de combustible muy contaminante para el planeta tierra, así que por favor, si quieres seguir viendo imágenes bonitas de la tierra tomadas desde el espacio, no seas un turista espacial, el mundo te lo agradecerá.

Hogar

Maximiza el aislamiento de tu vivienda

Si quieres que tu vivienda esté perfectamente aislada tanto en invierno como en verano hay que prestar atención a todas las puertas, ventanas y tuberías de la casa. Cada una de ellas tiene que estar debidamente aislada para evitar corrientes de aire, desperdicio de calor en invierno o filtraciones de agua en las paredes.

ventana
El aislamiento del hogar es importante | Fuente: pxhere

Elegir electrodomésticos más sostenibles

A la hora de elegir un nuevo electrodoméstico para el hogar como por ejemplo un horno, microondas, televisor, nevera o lavavajillas es preferible optar por la versión enérgicamente más eficiente.

A nivel europeo, el etiquetado energético indica el nivel de consumo de un aparato en una escala de A a G. La clase A (color verde) es la más eficiente desde el punto de vista energético y la clase G (color rojo), la menos eficiente. En la actualidad, cuando la mayoría de los aparatos de un determinado tipo llega a la clase A, pueden añadirse a la escala hasta tres clases adicionales: A+, A++ y A+++.

Aprovecha la luz solar, apaga luces que no necesites y pásate al LED

Cuando vamos de habitación en habitación no es necesario dejar un rastro de “luces” encendidas, hay que procurar ir apagándolas ya que es un gasto innecesario que perjudica nuestro bolsillo y el medioambiente.

En el caso que todavía tengamos bombillas incandescentes lo mejor sería que conforme estas se vayan fundiendo, sustituirlas con bombillas LED de menor consumo y mayor durabilidad.

Calefacción

Tanto en verano como invierno no hace falta estar todo el día con la calefacción o el aire acondicionado encendido. A no ser que estemos todo el día en casa, hay que recordar que la mejor forma de economizar es programar nuestro termostato para que se enciendo cuando estamos realmente en casa.

En el caso de la temperatura en el hogar, se recomienda estar alrededor de los 20-22 grados, ya que es una temperatura agradable que evitará que nuestras facturas se disparen y al mismo tiempo ayudamos al medio ambiente. En el caso que tengamos frío siempre podemos ponernos una suave mantita encima.

calefaccion
No abusar de la calefacción nos ahorrar mucho dinero a final de mes | Fuente: pxhere

Energía solar

Teniendo en cuenta que las energías renovables son el futuro y que las facturas de luz no paran de subir, la idea de poner placas solares en nuestro tejado cada vez coge más fuerza. Anteriormente la puesta en marcha de placas solares y baterías costaba mucho dinero para ser realmente rentable pero año tras año esta diferencia se va reduciendo, por lo que más y más familias de clase media están optando por estas tecnologías para desconectarse completamente de la red.

Hay que tener en cuenta que aun así, la inversión sigue siendo grande pero debido a su alta durabilidad (rondando los 30 años), la instalación se rentabiliza después de unos años, ahorrándonos así dinero y ayudando al medio ambiente.

Utilización del coche

Alternativas al coche

En la medida de lo posible tendríamos que evitar utilizar nuestro coche para nuestros trayectos con tal de ir a pie o en bicicleta. Aparte de hacer un favor al medio ambiente estaremos haciendo ejercicio y mejorando nuestra forma física.

En el caso que no sea posible siempre podemos utilizar el transporte público o compartir coche para nuestros desplazamientos. Ahorraremos dinero, emisiones de gases a la atmósfera y el tráfico irá más fluido, todo el mundo sale ganando.

Opta por un coche híbrido o eléctrico

Si estás pensando en cambiar de coche sabrás que el mercado está lleno de opciones a elegir, sobre todo ahora. Teniendo en cuenta las medidas anticontaminación que se están imponiendo en las ciudades y la tendencia de ir “descarbonizando” el transporte, la verdad es que los motores de combustión no tienen un futuro prometedor.

Cada persona es un mundo y necesita un coche que cumpla sus necesidades específicas pero que también se pueda permitir comprar. Depende del caso puede que nos interese esperar a que bajen los precios de los coches eléctricos, comprar un híbrido o simplemente ir directamente a por un eléctrico el cual podremos recargar en casa con energía 100% renovable si lo hacemos a través de nuestras placas solares.

tesla
Los vehículos Tesla son completamente eléctricos | Fuente: pxhere

No compres un “coche grande” si no lo vas a utilizar

En los últimos años se ha puesto de moda el coche en formato SUV, un coche que intenta combinar elementos de automóviles todoterreno con el típico coche en formato compacto. Aunque todo el mundo tiene derecho a comprarse el coche que quiera, hay que decir también que los SUV no son los coches más eficientes. Su tamaño y peso perjudican su coeficiente aerodinámico, necesitando así más potencia para llegar al mismo nivel que un turismo compacto, necesitando así repostar más a menudo y emitiendo más gases de efecto invernadero.

En el caso que tengamos un SUV híbrido-enchufable o directamente un eléctrico, la cosa cambia bastante, ya que si controlamos las fuentes donde proviene nuestra energía podremos conducir de forma 100% limpia.

Es importante tener el coche al día

Tener un coche es una responsabilidad y para que funcione debidamente tenemos que hacerle un mantenimiento periódicamente. No tener las ruedas del coche debidamente infladas reduce significativamente la cantidad de kilómetros que podemos realizar con ellas si las tenemos infladas con el mismo combustible.

Otros aspectos como el aceite del motor o los filtros del aire también deben ser revisados periódicamente para que el coche siga yendo como una seda.

Conduce de forma correcta

Hay muchos estilos de conducción y en nuestro caso nos interesa las más previsora y pacífica de todas, cumpliendo siempre con las normas de tráfico. Este estilo de conducción sería parecido al que nos enseñaron a la autoescuela, pero añadiendo nuestra experiencia como un conductor veterano.

Alguna de ellas son: Respetar las normas de tráfico, no pegar “acelerones” o “frenazos”, mantener la distancia de seguridad con el coche de delante e indicar a los demás usuarios de la vía hacia dónde vamos con los intermitentes.

Aunque muchos de estos consejos parecen lógicos y que en teoría, todo el mundo los cumple, la realidad es que al salir a la carretera te das cuenta que eso no se cumple en todos los casos, por eso viene bien recordarlo.

Siguiendo estos consejos conseguiremos reducir nuestro consumo de combustible y rentabilizar al máximo el rendimiento de las piezas del coche sin tener que pasar por el mecánico.

coche
Conducir de forma correcta nos permitirá exprimir al máximo la vida util del vehiculo, ahorrar combustible y evitar accidentes | Fuente: pxhere

Evita los atascos

Si hay una cosa que no le gusta a nadie son los atascos, y curiosamente al medioambiente tampoco. Estar parado con el coche arrancado comporta un gasto innecesario de combustible y de emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera perjudiciales.

La mejor manera de evitar estos temidos atascos es utilizar APPs como Google Maps, que nos pueden aconsejar en tiempo real que ruta escoger para evitar esos atascos. Otra opción sería no utilizar el coche en horas punta y utilizar otro método de transporte para trayectos cortos como una motocicleta o mejor aún, una bicicleta.

En el caso que ninguno de los casos sea posible, hay que recordar que pasados 7 segundos con el coche parado se recomienda apagar el coche, ya que gastaremos mas combustible que si lo volvemos a arrancar.

Coge el coche los indispensable

Sabemos que el coche es cómodo y te lleva a todos lados, pero ¿Es realmente necesario cogerlo para ir a todos lados?

Por ejemplo, para llevar los niños a la escuela muchas veces se forman ingentes colas para encontrar parking cerca de la escuela o para solo dejar a los niños delante de la escuela. Si el colegio lo tenemos a 10 minutos a pie la mejor forma es ir caminando, así evitaremos contaminar y además haremos algo de ejercicio, que siempre bien.

Peso excesivo en el coche

Si somos de los que vamos dejando cosas en el maletero que van ocupando sitio y a la vez aumentando el peso del vehículo, es hora de hacer limpieza. Ese peso excesivo que llevamos “a cuestas” todo el rato está lastrando el consumo de nuestro vehículo, el cual necesita utilizar más combustible para rendir lo mismo.

En el transporte cada kilo cuenta y el coche no es una excepción.

hummer
Este coche no es de los más aerodinámicos del mercado… | Fuente: pixabay

Otras formas de reducir tu huella ecológica

Comprar productos de segunda mano

A la hora de comparar un producto y más en los tiempos que corren, es casi visita obligada mirar algún foro o utilizar una APP de venta de productos de segunda mano.

Al adquirir un producto de segunda mano, le estaremos dando una segunda vida a un producto que su propietario ya no lo quería, además, nos ahorraremos un dinero que nos vendrá muy bien para futuras compras.

Reciclar

Reciclar todo aquello que ya no tiene ninguna utilidad, es enormemente beneficiosos para el planeta. Hay que tener él cuenta que crear algo de nuevo significa extraer materiales, transformarlos, producir el producto y transportarlo. Cada una de esas etapas se generan más y más emisiones de gases de efecto invernadero, por lo que reciclar es muy importante.

Reciclar aluminio, plástico, materia orgánica, equipos informáticos, etc. es vital para reducir el consumo de recursos que genera el planeta tierra y de paso no contaminar en exceso.

Apoyar las energías renovables

Siempre que puedas, en cualquier ámbito de tu vida, deberías apoyar las energías renovables en contra de las energías fósiles como el gas natural, petróleo o el carbón. Las energías renovables como la solar, eólica, hidroeléctrica, geotérmica y biomasa son el futuro de la energía y debemos incentivarlas y ponerlas en práctica.

solar
La energía solar cada vez está más de moda, sobretodo en el mercado Chino | Fuente: pixabay

Gestión del agua

El agua es muy valiosa y debemos gestionarla con cabeza. Algunos ejemplos son los siguientes:

  • No es necesario limpiar el coche cada semana.
  • Si tenemos jardín se recomienda plantar plantas que se adapten a nuestro clima y que no tengan excesivos cuidados
  • Instalar un sistema de regadío por goteo para evitar un gasto innecesario de agua.
  • Instalar aireadores para grifos reduciendo así la cantidad de agua que sale de ellos al utilizarlos.
  • Instalar un sistema de doble descarga en tu inodoro para poder regular la descarga y no malgastar tanta agua

Renovación del móvil

Según los últimos estudios, en España el 85% de la población está conectada a Internet, y de este 85%, el 80% tiene un teléfono móvil, siendo así unos de los países donde el teléfono móvil está más presente en la vida cotidiana.

Es tal su importancia que cada año se venden millones de móviles solo en nuestro país, pero ¿De verdad es necesario renovarlo cada año? La realidad es que no, estos dispositivos pueden durar más de 3 años dependiendo de su desgaste físico, por ello se recomienda utilizarlos hasta finalizar su vida útil.

Cómo medir tu huella ecológica

Para medir tu huella ecológica se necesitan muchos parámetros para determinar cómo afecta nuestro estilo de vida al planeta, por lo que para este caso os aconsejamos acceder a la web creada por la Diputación Foral de Vizcaya, Global Action Plan y Fundación Vida Sostenible en el cual tendréis que completar cuatro formularios de la temática “Energía”, “Agua”, «Transporte” y “Residuos”.

Una vez finalizados podreis observar cual es vuestra huella ecológica y que podeis hacer para mejorarla. ¡Ánimos!