Hace algunos años, nadie prestaba mucha atención a la acumulación de desechos en las casas y los vertederos pero el problema fue creciendo de tal manera que las autoridades empezaron a preocuparse de verdad teniendo en cuenta lo que se avecinaba. Se tenía que encontrar una solución que beneficiara a ambas partes, a humanos y al medioambiente. De esta manera nació lo que a hoy en día conocemos como “reciclaje”

Reciclar es el proceso de conversión de residuos en productos nuevos y útiles, básicamente es darle “una segunda vida” a ese desecho.

Los materiales de desecho que se pueden reciclar incluyen botellas de plástico, papel, cartón, latas de alimentos y bebidas, bandejas, tetrabriks de alimentos y bebidas y envases de cristal. A pesar de que el reciclaje está muy presente en muchos países y se ha intensificado el esfuerzo en los últimos años, este no es suficiente, debe aumentarse teniendo en cuenta la cantidad de residuos que generamos todos los días.

Existen varias razones de por qué debemos promover el reciclaje. El reciclaje nos ayuda a convertir nuestros productos antiguos en algo util, y como no, ayudando a reducir la contaminación del aire y el agua y eso es beneficioso para el medioambiente. A continuación, enumeramos algunas de las razones por las cuales todos deberíamos reciclar, nuestro futuro depende de ello:

1. Es un problema global

La acumulación de residuos no es solo el problema de un país; es un problema global. Si se deja que los desechos se acumulen sin parar, nos quedaremos sin espacio para enterrar los desechos sintéticos, o lo que es peor, estos desechos al estar en contacto con medioambiente, se descomponen generando residuos tóxicos para los seres vivos y acelerando el cambio climático.

via GIPHY

2. Conservar los recursos naturales

Los recursos de la naturaleza son limitados. Si se ejerce mucha presión sobre estos recursos naturales, es posible que se agoten rápidamente. La única manera de detener dramáticamente la presión aplicada a estos recursos es el reciclaje y reduciendo el consumo. Las estadísticas de acuerdo con la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos muestran que reciclar una tonelada de papel salva aproximadamente 17 árboles de ser talados y 64.352 litros de agua.

3. Reduce las emisiones de carbono

El reciclaje minimiza en gran medida las emisiones de carbono, comúnmente conocidas como gases de efecto invernadero. Si estos desechos no se reciclaran, terminarían descomponiéndose, emitiendo peligrosos gases de efecto invernadero a la atmósfera.

La mejor manera de reducir drásticamente las emisiones es aportar cada uno su granito de arena para solucionar el problema y actuar en consecuencia. Los estudios de investigación sugieren que un solo árbol puede eliminar 113 kilos de dióxido de carbono de la atmósfera cada año. El reciclaje es necesario para salvar nuestro planeta y garantizar un nivel equilibrado de dióxido de carbono.

4. Ahorro energético

Se ha comprobado que el reciclaje ahorra mucha energía. Las empresas que utilizan aluminio reciclado ahorran hasta un 95% de energía durante la producción de productos derivados del aluminio en comparación con las empresas que los obtienen a través de materias primas.

5. Minimiza la acumulación de residuos en los vertederos

El ritmo con el cual generamos residuos y los desechamos en la actualidad aumenta a un ritmo alarmante. Este rápido aumento se traduce en una acumulación y posterior desbordamiento de los vertederos. El espacio para la eliminación de residuos puede agotarse si no se encuentra una solución. Las ciudades situadas cerca de los océanos han estado contaminando el agua durante muchos años debido al desbordamiento de los vertederos.

Los océanos no pueden seguir sufriendo este comportamiento por lo que la única forma de solucionar el problema es reciclando. Hasta el 60-75% de los residuos que están en los vertederos se pueden reciclar. Esto significa que técnicamente, si todos aportáramos nuestro granito de arena a la hora de reciclar, tendríamos entre un 65-75% menos de espacio ocupado con desechos de la población.

via GIPHY

6. Aumenta el valor de la propiedad y mejora el aire que respiramos

Una de las formas más efectivas para aumentar el valor de su propiedad es abrazar el reciclaje. Las personas que se dedican a la práctica del reciclaje reducen la cantidad de desechos que envían a los vertederos.

Es obvio que los vertederos reducen significativamente el valor de la propiedad ya que a nadie le gusta vivir cerca de un vertedero con los problemas de olor y suciedad que ello conlleva. El esfuerzo de todos para reciclar más significará que las ciudades necesiten menos vertederos, por lo tanto, limpiará el aire circundante y hará que nuestro hogar sea un sitio libre de malos olores

7. Una persona marca la diferencia

La mayoría de las personas piensan que una persona no puede marcar la diferencia con respecto a los desechos de reciclaje. Ese pensamiento podría aplicarse en otros campos y en la mayoría es incorrecto. En el reciclaje, un individuo puede marcar una gran diferencia. De media, cada español produce alrededor de 459 kilos de basura al año la cual alrededor de 300 kilos se puede reciclar. Esto significa que una familia de cuatro miembros puede minimizar el desperdicio en más de una tonelada cada año simplemente por la sencilla tarea de reciclar.

8. Conduce a la creación de trabajos

El reciclaje tiene lugar en plantas de reciclaje enormes. Si la acción de reciclar se intensifica, se crearán muchas plantas de reciclaje para satisfacer la demanda. Más plantas de reciclaje significan más trabajos y estadísticamente, el reciclaje crea 10 veces más oportunidades de empleo que el envío de desechos a los vertederos.

9. Se ahorra dinero

Tener el hábito de comprar solo lo que necesita y reutilizar los productos en lugar de comprar productos nuevos se nota mucho en nuestro presupuesto. Así que ya sabes, si se estropea cualquier aparato electrónico, no pasa nada, en vez de tirarlo y comprar uno nuevo, reparamos solo la pieza que falla. El medioambiente y nuestro bolsillo lo agradecerá.

contenedores reciclaje
Contenedores de reciclaje | Autor: Albert Bridge

10. Acelera los avances tecnológicos

En la actualidad está bien visto adoptar prácticas más respetuosas con el medio ambiente. Esto ha obligado a las empresas realizar investigaciones y buscar nuevas alternativas para incorporar materiales reciclados en su línea de productos. Las nuevas tecnologías cada vez son más respetuosas con el medioambiente y eso es una buena noticia.

11. Conserva la vida silvestre

Un mayor uso de productos reciclados pone freno a la explotación de recursos naturales como bosques, ríos, lagos y humedales, que son hábitats naturales para la vida silvestre.

12. Crea una nueva demanda

El desarrollo de productos reciclados y la compra de estos aumenta la demanda de más y más productos reciclados, por lo tanto, minimiza el desperdicio y mejora la economía. La mayoría de las empresas dependen de programas de reciclaje para poder desarrollar sus propios productos con materiales reciclados.

13. Asegurar un futuro verdaderamente sostenible

El planeta Tierra alberga una cantidad limitada de recursos naturales y una capacidad restringida para reciclar los desechos. Al reciclar, estamos haciendo dos cosas muy importantes: minimizar nuestro efecto inmediato en el planeta tierra y desarrollar prácticas sostenibles para las generaciones futuras.

via GIPHY

14. La acumulación de desechos causa enfermedades mortales

La eliminación deficiente y la acumulación de residuos en los vertederos llevan a la emisión de gases tóxicos e infecciosos. Si estos gases se inhalan por un largo periodo de tiempo, pueden conducir a una amplia gama de enfermedades respiratorias como por ejemplo el asma. Además, si los líquidos tóxicos que salen de los vertederos encuentran su camino hacia las fuentes de agua, las enfermedades infecciosas como la diarrea, la fiebre tifoidea y la disentería pueden propagarse.

15. Mantiene la calidad del agua subterránea

Si se permite que los vertederos se acumulen, pueden afectar la calidad del agua subterránea. La mayoría de las empresas de gestión de vertederos no hacen ningún esfuerzo para tratar sus vertederos. Solo tiran la basura en un lugar alejado y lo dejan ahí. Un gran porcentaje de los desechos arrojados a vertederos no es ecológico ni biodegradable y los contaminantes que se producen en estos desechos puede afectar los pozos de agua subterráneos.

Esto generalmente ocurre cuando el agua de lluvia serpentea a través los residuos, toca tierra y va hacia cuerpos de agua tales como arroyos, ríos y lagos. Este fenómeno destruye los ecosistemas ya frágiles y hace que las aguas que eran aptas para consumo humano ahora sean peligrosas para beber. El reciclaje de residuos evitará la continuidad de este ciclo peligroso.

via GIPHY

16. Limpiar los suelos de las ciudades

En España se tiran alrededor de 3.500 millones de botellas de plástico, y evidentemente, no todo el mundo las tira en el contenedor amarillo. Al final los plásticos terminan esparcidos por las calles y los barrios de la ciudad, reflejando una imagen sucia de la ciudad. El reciclaje asegurará que estos plásticos nunca estén esparcidos por las calles, ya que las personas los recogerán para venderlos a las empresas de reciclaje y ganarse unos céntimos (En España hay pocos lugares que realicen este sistema, pero en Alemania y Francia es habitual).

17. Reduce los costes de recolección de residuos

El coste de recolectar basura calle por calle es relativamente caro. Los camiones de basura tienen que recoger la basura de diferentes puntos y llevarla donde pertoque, si son cosas que se pueden reciclar, a la planta de reciclaje, si no se puede, al vertedero. Si aumenta la proporción de material reciclado que reciclamos y reducimos la cantidad, no hará falta que tantos camiones trabajen y a la vez reducir los costes.

Fuentes