Comprar un coche de segunda mano es una opción que nunca se debe descartar a la hora de plantearnos comprar un vehículo. Hay que recordar que es una de las inversiones mas grandes que se hacen en el hogar pero también uno de los productos que mas se devaluan con el tiempo. Por su importancia y para poder aprovechar las oportunidades que nos ofrece este mercado, aquí dejamos 17 consejos que seguro que os vendrán muy bien para que os hagáis con el coche que cumple vuestras necesidades ¡Comenzamos!

1. La elección del coche

No está de más recordar que hay que tener las cosas claras antes de comprar un coche de segunda mano. Es el primer paso antes de adquirir nuestro coche y hay que pensar bien que necesitamos y cuál será el uso que le demos a ese vehículo. Algunos ejemplos a tener en cuenta son: el consumo, si realizamos viajes largos, tamaño de maletero, suficiente espacio para toda la familia, etc.

Después, otras preguntas más técnicas podrían ser: ¿diésel, gasolina o eléctrico? ¿solo para carretera o para escapadas a la montaña? ¿manual o automático? ¿tres o cinco puertas?… Como ves, hay un amplio abanico de posibilidades para adaptarse a las necesidades del conductor. Por eso es importante tomarse su tiempo y hacer la elección correcta para evitar arrepentimientos en el futuro.

persona pensando
¿diésel, gasolina o eléctrico? La elección de un coche es difícil así que hay que pensarlo bien y dejar las cosas claras | Fuente: pixabay.com

2. ¿Particular o concesionario?

Aquí entramos en la pregunta del millón, si comprar el coche a un particular, ahorrándonos por norma general, una suma de dinero nada desdeñable o acudir a un concesionario donde evidentemente, tienen su margen de ganancia, pero que nos ofrece una garantía en el vehículo después de su compra.

Todo depende de lo que encontremos en aplicaciones de venta de artículos de segunda mano, los contactos que tengamos y cuales son las ofertas de los concesionarios. Si conocemos de primera mano el estado de un vehículo de un particular, puede que nos interese más tirar por esta opción que no por la vía del concesionario.

3. Sin prisas

Comprar un coche de segunda mano necesita su tiempo y dedicación, su compra no se decide de la noche a la mañana. Cuando empieces a hacer llamadas y visites coches tanto de particulares como de concesionarios veras que en algún caso te dirán “Que sepas que hay más gente interesada, si no te decides rápido te quedarás sin él”, en el caso que te digan esto, sigue mirando coches. La mayoría de los casos no será cierto y pasado el tiempo oportuno, puede que esa frase se vuelva en su contra porque podrás bajar aún más el precio.

Ten en cuenta que la compra de un coche es una de las compras más importantes dentro de la familia después de la vivienda, por lo tanto ser paciente y elegir el momento oportuno resulta clave para no arrepentirse en el futuro de nuestra compra.

4. Conocer el historial del vehículo

A la hora de comprar un vehículo a un particular facilita mucho el trabajo que sea un conocido o amigo, ya que conoceremos de primera mano cómo ha tratado el vehículo y le costará menos admitir posibles defectos que tenga el coche. Aun así, hay que ser un poco “pesado” y no escatimar en preguntar todo lo que sea relacionado con el vehículo.

Se tiene que saber como se ha utilizado el coche hasta el día de hoy, por cuántas manos ha pasado, que golpes o accidentes ha sufrido, su historial de revisiones por el mecánico, etc. Un persona seria que esté interesada en vender un vehiculo tendrá toda esta información disponible para que la podamos consultar sin ningún problema.

historial vehiculo
Si en vendedor es serio no tendrá ningún problema en aportarnos la información que necesitamos | Fuente: www.pacaf.af.mil

5. Atención con los kilómetros del coche

Seguro que conoces a alguien que le engañaron y compro algún vehículo de segunda mano con el cuentakilómetros modificado. Esta práctica se suele denominar “trucado o afeitado” y afecta a un % importante de las ventas de coches de segunda mano y este porcentaje aumenta más cuando el vehículo en cuestión es de alta gama.

Diferentes tipos de dispositivos sirven como “ladrones” de kilómetros y permiten engañar al comprador y vender un vehículo con más vida por delante de la que en realidad tiene. Por este motivo es importante fijarse en el libro de mantenimiento o en la documentación que hace referencia a la ITV. Ahí encontraremos reflejados los kilómetros de cada revisión que se ha hecho, haciendo mucho más fácil la detección de cifras sospechosas.

Otras pistas que nos pueden alertar de un trucaje en los kilómetros es el estado general de vehículo: sus pedales, tapicería o el volante. Mejor estar cinco minutos más revisando el vehículo para detectar una cosa que no cuadra, que arrepentirse después de comprar el coche.

cuentakilómetros
El panel de instrumentos nos puede proporcionar información muy útil | Fuente: pxhere.com

6. Tubo de escape

Puede que no lo parezca pero observando los humos que salen del tubo de escape podemos saber algunas cosas que nos pueden ayudar a saber el estado del vehículo. Por regla general no deberíamos ver ningún humo salir del tubo de escape pero vamos a enumerar los casos y comentar si es buena señal o no:

  • Vapor de agua:

    Si hace frío afuera y acabamos de arrancar el motor y vemos que sale vapor de agua por el tubo de escape, no hace falta preocuparse. Simplemente esto se debe a la diferencia de temperaturas entre el interior del coche y el exterior.

  • Humo blanco:

    En el caso de que veamos un humo blanquecino que sale del tubo de escape eso nos hace pensar que el líquido refrigerante se está filtrando en la cámara de combustión y provoca ese humo. Las causas pueden ser múltiples pero en todo caso no es una buena señal.

  • Humo azulado:

    Si vemos un humo de color azulado tampoco es buena señal, eso quiere decir que el aceite se está filtrando en la cámara de combustión. Las causas pueden ser múltiples. Otro truco para saber si el motor esta quemando aceite, es limpiando con un guante blanco o un trapo el parachoques trasero, ya que este aceite que sale del tubo de escape se suele pegar al parachoques después de un tiempo sin limpiar, si la textura es aceitosa, ya sabemos qué le ocurre al coche.

  • Humo negro:

    Si vemos un humo negro salir por el tubo de escape eso nos indica que se está realizando una combustión incompleta y que un % de combustible no se está quemando adecuadamente. En el caso que estemos pisando el acelerador a tope y veamos un poco de humo tampoco debemos preocuparnos,  ya que estamos exigiendo al motor ir a tope, però en caso contrario sí que debemos preocuparnos.

tubo de escape
Se pueden saber muchas cosas a través del tubo de escape | Fuente: pixabay.com

7. Estado del motor y pérdidas de líquidos

También podemos saber en qué estado se encuentra el vehículo mirando su «corazón», el bloque motor. Abriendo el capó y ayudándonos con una linterna podemos mirar en que estado esta toda la zona del motor. Hay que fijarse en el estado general del motor y en las fugas de aceite que se pueden dar, ya sea en la parte del fondo o en el mismo bloque motor..

En el caso que esté todo el bloque motor bastante limpio y no localicemos ninguna imperfección, probad a dar un vuelta en condiciones y volved a mirar, en el caso que algo falle, se verá claramente.

8. Estado del aceite

El estado del aceite es muy importante, por lo que a la hora de comprar un coche de segunda mano es imprescindible su revisión. Si al revisarlo, el aceite sale limpio, claro, sin texturas raras ni nada parecido, es que todo está correcto.

En el otro caso, si vemos que tiene un textura como si fuera café con leche, quiere decir que se ha filtrado anticongelante y que hay algún problema. En el caso que este aceite este muy espeso, quiere decir que no se han hecho las revisiones pertinentes y que si no se lleva al mecánico pronto, el motor puede dejar de funcionar en cualquier momento debido a una avería.

aceite coche
Revisar el aceite es una tarea importante si queremos que el coche funcione como debe | Fuente: Dvortygirl – Wikipedia

9. Corrosión

Otro aspecto importante a la hora de comprar un coche de segunda mano es su estado de oxidacion, sobretodo en los bajos del vehículo. En este caso, para visualizar con más detalle su estado lo ideal sería levantar el coche con un elevador para obtener los mejores resultados, en caso contrario siempre podemos agacharnos para hacer un vistazo o con el móvil y el flash encendidos grabar con detalle todos los bajos.

Nos fijaremos sobre todo en la parte de la suspensión, sus componentes, la estructura principal y el tubo de escape. Si encontramos un poco de oxidación tampoco debemos preocuparnos pero debemos evitar a toda costa agujeros en alguno de sus Componentes, ya que estos pueden ser debido a una larga exposición en el exterior y pueden acarrear problemas.

coche vintage
Este coche no está en las mejores condiciones | Fuente: pxhere.com

10. Los frenos

Un pieza clave para nuestra seguridad son los frenos, por eso es importante comprobar cómo de efectiva es la frenada, como es su tacto en el pedal y el estado tanto de pastillas como de discos. Este tipo de avería no suele ser baratas así que es importante hacer un vistazo y asegurarse de su estado.

11. La suspensión

La suspensión también es otro punto a tener en cuenta a la hora de comprar nuestro coche de segunda mano. En el caso que hayamos realizado una vuelta de prueba y hayamos comprobado que al coche le cuesta estabilizarse al pasar por un bache, lo más seguro es que la suspensión esté muy gastada. Si quieres conducir con seguridad lo mejor será cambiarla, por ello lo mejor sería renegociar el precio o que el vendedor se haga cargo de la reparación.

12. Los cristales

¿Los cristales no presentan ninguna fisura? ¿Están rallados? ¿En qué estado están los retrovisores? ¿Funcionan bien los mecanismos para bajar y subir los cristales? Todo se puede comprobar en poco tiempo, así que no os saltéis este paso.

cristal roto
Hay que revisar bien cada uno de los cristales para evitar sorpresas | Fuente: maxpixel.net

13. Códigos OBDII

Seguro que en el coche más de una vez te ha salido alguna luz de aviso o un icono indicando que algo va mal en el coche. Te habrás fijado que cuando lo llevas al mecánico, debajo del bloque del volante, conectan un dispositivo que puede leer los códigos de error y saber que es lo que está fallando con más exactitud.

Estos dispositivos no cuestan mucho y podemos comprar algunos modelos inalámbrico por 15€, de esta manera podremos ver de forma fácil en nuestro teléfono móvil cualquier avería que pudiera tener el vehículo y no se ha solucionado.

En el caso que no queramos comprar este tipo de dispositivo siempre podemos llevarlo al mecánico y que nos haga esta consulta gratuitamente o por un módico precio.

codigos obdII
Con este tipo de dispositivos podemos saber que errores tienen el coche y solucionarlos | Fuente: Flickr.com

15. La última prueba: Probar el coche

En el caso que todavía no hayamos probado el vehículo, ahora es el momento de hacerlo. Hemos inspeccionado cada palmo del vehículo y ha pasado todos los controles, así que ahora toca darse un vuelta con el, y a poder ser larga.

Ya sea solo o con el vendedor, tienes que fijarte en cómo se comporta el coche en situaciones normales de conducción, cómo actúa el motor, los frenos, el volante, algún ruido extraño, la suspensión, etc. todo se tiene que poner a prueba.

14. La documentación

Hemos realizado todas las comprobaciones posibles y parece que se acerca el momento de abrir la cartera. El coche cumple nuestras necesidades y ha pasado los controles sin problema aparente así que ahora toca superar el último escollo, la documentación.

La documentación tiene que estar al dia. Si el vendedor está al corriente del pago del impuesto de circulación, si ha pasado la ITV satisfactoriamente o si tiene alguna multa o embargo encima. Por suerte esto último se puede comprobar haciendo una consulta en la DGT (Dirección General de Tráfico).

Permiso de conduccion
Si el vendedor es serio, la documentación estará en orden | Fuente: pxhere.com

16. El precio

Aquí entramos en territorio complicado. Depende si es particular o un concesionario, el precio fluctúa bastante, si el vendedor tiene prisa por quitarse de encima el vehículo, etc. En cualquier caso hay que comparar con otros coches similares y hacer un sondeo previo antes de lanzarse a la piscina y pagar la cifra que exige.

Recordad que en el caso que haya algún defecto que hayamos descubierto durante el proceso se puede mencionar en este momento para reducir el precio del vehículo.

17. La compra

Ha llegado el momento de la verdad. La decisión está tomada y toca hacer el último paso, firmar el contrato de compraventa por ambas partes. En el caso que se entregue una señal, exige un comprobante de la misma. También hay que indicar claramente en el contrato la forma de pago del coche. Una buena redacción del contrato puede ahorrarnos malentendidos y dolores de cabeza a posterior.

Seguramente este proceso tarde un par de días en finalizarse por completo pero todo está en el camino correcto. Ahora toca disfrutar del vehículo y estar orgulloso de la buena decisión que has hecho.

En todo caso, si tuviéramos que contactar con el vendedor, un dato importante es recordar que aunque entre ventas entre particulares no es exigible, el vendedor debe responder por cualquier problema oculto del coche durante los seis meses posteriores a la venta del vehículo.

venta coche
Si hemos seguido los consejos podemos estar seguros que hemos hecho una buena compra | Fuente: pixabay.com

Conclusiones

Esperamos que con estos consejos os ayuden a encontrar el coche que realmente necesitáis, al mejor precio y con la certeza de que el vehículo esta en buen estado. Ahora ¡A disfrutar de coche! Hasta la próxima.