Si tuviéramos que hablar de algún ingrediente “que pega con todo” podríamos decir la pasta y el arroz. Hoy en concreto vamos hablar de tipos de arroz. Versátil, nutritivo, económico y nos llena el estómago fácilmente, este grano representa una parte muy importante en la alimentación diaria para muchas personas en todo el mundo.

Desde postres y guarniciones hasta platos principales, este humilde grano es un ingrediente universal. En algunas culturas, incluso juega un papel importante en ceremonias, celebraciones y ritos espirituales. Hay multitud de tipos de arroz, la mayoría de ellos pueden clasificarse entre grano largo, grano medio o grano corto. A continuación, vamos a hacer una breve explicación de lo que significa cada cosa.

arroz
Diferentes tipos de arroz | Autor: pixabay.com

Ideas principales

Grano largo: aproximadamente cuatro veces más largo que de ancho, las variedades de arroz de grano largo son las más utilizadas, ya que logran ser granos esponjosos que no se pegan.

Grano medio: el arroz de grano medio es aproximadamente el doble de largo que el ancho. Tiernos, húmedos y un poco blandos, los granos tienden a pegarse un poco entre ellos.

Grano corto: El arroz de grano corto es corto y grueso. Los granos se pegan y formando una bola cuando se cocinan.

1. Arroz Arborio

Grano corto de origen italiano, grande, ancho y marcado con un punto blanco en el centro. A menudo se utiliza para el risotto, ya que puede absorber líquidos y el sabor de un plato cocinado a fuego lento. ¿El resultado? Una textura cremosa incomparable gracias a un núcleo muy sabroso. Dado que mantiene su forma tan bien, también es adecuado para hacer arancini, o bolas de arroz frito. Del mismo modo, también queda muy bien al realizar un minestrone (Sopa de verdura de origen italiano).

2. Arroz basmati

Grano largo que se cultiva en la India y Pakistán. Esta variedad extremadamente aromática obtiene su característico sabor gracias a un proceso de envejecimiento en el cual pueden estar varios años. Acompañado con una salsa curry queda realmente delicioso al realzar el aroma natural del grano. También se puede añadir verduras y especias para que quede aún más bueno.

basmati
Autor: Brian Child

3. Arroz negro

También conocido como “arroz prohibido” o “arroz del emperador”, fue un alimento exclusivo con el que solo se alimentaba a los emperadores en China. Debe su color a su alto nivel de antocianina, el mismo antioxidante que se encuentra en la berenjena y los. Rico en nutrientes, este magnífico y sabroso arroz de grano medio se utiliza con frecuencia en la cocina asiática. Un ejemplo seria mezclarlo en un salteado de champiñones acentuándolo con un poco de cilantro.

4. Arroz jazmin

De origen tailandés, el arroz jazmín es un grano largo con un característico aroma floral. Es un grano con una textura suave al paladar y ligeramente pegajoso. Un plato delicioso con este arroz sería un arroz jazmín frito con pollo. También combina muy bien con curry picante o fruta deshidratada.

5. Arroz integral

El arroz integral viene en variedades de grano corto o largo al que sólo se le ha quitado la cáscara exterior o gluma, no comestible, pero conserva su capa de salvado, que está repleta de nutrientes. El arroz integral cocido cuesta un poco más de masticar y tiene un característico sabor a nuez. Puedes intercambiar este grano por cualquier otro plato para el que usarías arroz blanco. Es un grano el cual en su correcta medida nos aportará algo nuevo en nuestro paladar, por ejemplo, en un salteado chino o un plato de arroz y frijoles mexicanos.

arroz integral
Autor: pixabay.com

6. Arroz matta o rosematta

Cultivado en la India, el arroz matta o rosematta es un grano medio con un color rojizo o rosado. Su capa de salvado está llena de nutrientes naturales. Conocida por su robusto sabor a tierra, esta variedad requiere acompañamientos abundantes como cordero, ternera o carne de caza. Se adapta bien a guisos de cocción lenta y deliciosos curris.

7. Arroz vaporizado

El arroz vaporizado ha sido procesado en su cáscara remojándolo, cociéndolo al vapor y secándolo. Como resultado, todos los nutrientes de la cáscara quedan intactos. Se elimina gran parte del almidón durante el proceso, lo que hace que el arroz vaporizado parcialmente cocido sea menos pegajoso que el arroz blanco normal. Este tipo de arroz es particularmente adecuado para salsas espesas, ya que las absorbe muy bien.

8. Arroz glutinoso

Cultivado principalmente en Asia, el arroz pegajoso o glutinoso, a pesar de su nombre, no contiene gluten por lo que es aconsejable para celíacos. Su alto contenido de almidón da como resultado una textura mucho más pegajosa con respecto a otros arroces cuando se cocina. Blanco y opaco, se usa popularmente en platos tanto dulces como salados. Algunos platos típicos que se elaboran con este tipo de arroz son, el pastel de arroz típico de Japón llamado mochi o el gai yaang, un plato típico tailandés donde se acompaña pollo a la parrilla con arroz glutinoso.

9. Arroz tipico para sushi

El arroz para hacer sushi puede ser blanco o marrón. Es un grano corto de origen japonés. Su alto contenido de almidón crea la adherencia necesaria para hacer todo tipo de sushi. Aparte del sushi, también se puede usar este arroz como si fuera arroz blanco normal. En un plato con abundante caldo o salsa, junto con mariscos, o en un arroz con leche.

10. Arroz de Valencia

Denominado así por la provincia de España de donde proviene, el arroz de Valencia es un grano corto que se usa mayoritariamente para el plato estrella, la paella valenciana. Su alto contenido en almidón y su ternura en el interior hace que este plato español sea uno de los más conocidos alrededor del mundo. Al igual que el arroz Arborio, puede absorber una gran cantidad de líquido, lo que lo hace ideal para guisos y sopas.

paella
Autor: Jan Harenburg

11. Arroz blanco básico

El arroz blanco básico de grano largo se utiliza en multitud de platos. Se muele para eliminar su cáscara externa y se pule para eliminar cualquier resto de salvado que pueda quedar, lo que resulta en un arroz con menos nutrientes que el arroz integral o rojo. Cuando se cocina, el arroz blanco se mantiene esponjoso y se separa fácilmente. Al ser tan versátil, se puede disfrutar en ensaladas, con pollo, carne o verduras.

12. Arroz salvaje

¡El arroz salvaje es en realidad una hierba! Comúnmente crece en humedales y alrededor de lagos, ríos y bahías. Cuando se cuece, la piel se abre y el grano se enrolla para revelar un interior blanco, lo que resulta en una textura única. El arroz salvaje tiene un sabor tostado parecido al té negro.

Fuentes